www.diariocritico.com
'Twin Peaks' 3x13: la receta original de David Lynch
Ampliar

'Twin Peaks' 3x13: la receta original de David Lynch

David Lynch sigue jugando con las expectativas del retorno de 'Twin Peaks', mezclando sus ingredientes a su manera, haciendo guiños a la original pero consiguiendo algo totalmente distinto, a pesar de ser una receta 100% Lynch con sello de autoría garantizado.

((ATENCIÓN SPOILERS))

Cuando se comenzó a hablar del retorno de 'Twin Peaks' una de las primeras noticias que saltaron fue que Lynch abandonaba el proyecto porque la cadena no iba a invertir el suficiente dinero "para hacer el guión que sentía que tenía que hacer". Como es lógico al final las diferencias se terminaron y Lynch dispuso de total libertad creativa para hacer lo que le diera la gana. El resultado es la serie más original e imprevisible que se ha emitido nunca, una en la que Lynch está uniendo los diversos ingredientes de todo lo anterior relacionado con este mundo, como la serie original y la película 'Fuego, camina conmigo', y además hacer varias valoraciones sobre lo que es ver una ficción o ser un seguidor de 'Twin Peaks'. En este decimotercer capítulo ha metido una reveladora conversación entre Norma, la dueña del restaurante Doble R, y uno de los empresarios que ha convertido su restaurante en una franquicia de éxito, 'El doble R de Norma'. Cuesta no pensar en la conversación que mantienen como una copia textual de las posibles negociaciones entre Lynch y Showtime. El empresario le comenta que el hecho de que su producto no venda es que gasta demasiado y cobra poco, y le recomienda que utilice su nombre como gancho, cambiando el nombre del Doble R, por el de 'El doble R de Norma'. Luego le suelta "Norma eres una artista, pero el amor no siempre genera beneficios" para añadir "desde la junta directiva queremos que te plantees ciertas alternativas sin sacrificar la excelente calidad por la que eres reconocida". Guiño, guiño, codazo, codazo.

Parece que Lynch nos ha querido decir algo aquí, no en vano este episodio tiene muchos de los ingredientes más importantes de la original, hay café y una buena ración de tarta de cereza, volvemos a reencontrarnos con Big Ed y, por si fuera poco, James recrea la infame 'Just you and I' de la original en el escenario del Roadhouse Bar. Todo está ahí, pero el chef lo está combinando de manera diferente. Si algo diferencia este retorno del original es el humor. No es que sea una comedia, pero el humor es uno de los ingredientes más importantes de esta serie. Miren ese inicio en el que Dougie entra en su oficina haciendo la conga con los hermanos Mitchum que supuestamente iban a liquidarle. Está cerca del absurdo, pero funciona, y es que, después de todo, Lynch y Kyle Machlachlan han conseguido vendernos al bueno de Dougie. Es imposible no mirarle con una sonrisa como la de Naomi Watts cuando ve su nuevo flamante BMW descapotable. Toda su interacción con su compañero Anthony, que tiene que acabar con él después del fracaso de los Mitchum, es puro humor sobre la serie. Hay café y una sonrisa de oreja a oreja como la del bueno de Cooper. Hay una tarta de cereza que le vuelve a salvar la vida (y ya van dos) y hay una continua sensación de que alguien está jugando con nosotros.

El tenebroso hogar de los Palmer

Y es que Lynch está en modo juguetón, después de la aterradora mirada con la que dejamos a Sarah Palmer la semana pasada, en esta volvemos a ella, está sola bebiendo en su casa mientras contempla los mismos 30 segundos de un viejo combate de boxeo en bucle. Lynch mantiene la cámara fija incluso cuando el personaje abandona la habitación, con breves cambios a un primer plano de la tele. Poco pasa, más allá de la confirmación de que nada está bien en esa casa, pero en estos segundos se encuentra el sabor original de Twin Peaks, una sensación de peligro y amenaza constante debajo de la cotidianeidad más absoluta. Es como la nueva escena de Audrey con su marido, que vuelve en el segundo exacto en el que les dejamos la semana pasada, pero esta vez se da totalmente la vuelta a la situación, comprobamos que Audrey sufre algún tipo de problema mental, no se acuerda de cómo llegar al Roadhouse y no se siente ella misma, (¿quizás secuelas de su coma?) mientras que Charley pasa de suplicante a controlador de la situación. Su relación sigue siendo totalmente extraña pero puede que él sea el psiquiatra que la ha estado tratando desde los eventos originales.

Mientras el Cooper malvado descubre quien está detrás de su intento de asesinato, nada más y nada menos que Philip Jeffries, el jefe del departamento dedicado a los casos Rosa Azul interpretado por David Bowie en 'Fuego, camina conmigo'. Pero cómo logra esa información, además de su posible paradero, es otra prueba del Lynch más retorcido, haciendo una especie de parodia de las películas de acción, haciéndole salir de una situación imposible a través de un pulso. Machlachlan vuelve a demostrar sus dotes de interpretación para dar vida a ese reverso tenebroso de Dougie. Al final, mientras acaba con su ex compinche es observado por una panda de criminales que parece sacada del jardín de infancia y entre ellos se encuentra un más que interesado Richard Horne, su más que probable hijo.

Al final volvemos al Roadhouse Bar para ver a James recrear uno de los momentos más comentados de la original, su canción 'Just you and I' que interpretaba junto a Donna y Madie, y que ahora son reemplazadas por dos anónimas morenas. Entre el público, hay un personaje que ya había aparecido en el segundo capítulo y que parece afectada por la canción, puede que sea un guiño a su audiencia o puede que sea una forma de despedir a James. Un personaje al que solo habíamos visto de pasada y que parece que sigue anclado en el pasado, su sonrisa al terminar la actuación es un triunfo, James prefiere quedarse allí, Lynch no.

Pero esta vez no terminamos allí, sino que lo hacemos con Big Ed que vuelve a ver como sus posibilidades románticas con Norma se desvanecen. Con un plano fijo en el que toma sopa en su tienda llegamos a los títulos de crédito, parece que no va a pasar nada más, pero termina quemando una hoja de papel, puede ser importante o puede que no. Esto es Twin Peaks, con su creador original al frente David Lynch, y todo puede pasar... o todo lo contrario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • 'Twin Peaks' 3x13: la receta original de David Lynch

    Últimos comentarios de los lectores (2)

    45847 | Iker - 10/08/2017 @ 13:13:35 (GMT+1)
    Okei, el doctor Hayward hablando con Truman. Es increíble ke algo así pudiera suceder, en cuidados intensivos, con Audrey en coma.. Madre mía el mago Lynch la ke está liando.
    45828 | Iker - 08/08/2017 @ 16:05:57 (GMT+1)
    Me ha gustau el artículo. Pero, ¿d dónde sacas ke Richard sea probablemente hijo del doppelganger d Cooper?
  • Comenta esta noticia
    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.