www.diariocritico.com

Casos y cosas: sensaciones

Izquierda y derecha: compartir y acaparar

viernes 17 de febrero de 2017, 15:38h

Ingenuo de mí. Creía que toda persona sensata, y decente, con y sin fronteras, tenía un porcentaje de izquierdas –compartir-, y otro de derechas –acaparar-. Compartir y acaparar parecen dos conceptos antagónicos…pero mucho se necesiten entre sí. Es inteligente y es lícito aspirar a compartir porque lo que hoy es blanco mañana pude ser negro, y al revés, también. Es conveniente, es una obligación moral colaborar por y para el bien común.

Es lícito aspirar a acaparar porque en la vida hay que tener ánimos, incentivos y motivaciones para superar penurias, perezas o pequeñeces…propias o inapropiadas.
La izquierda y la derecha son binomios inseparables porque se precisan y complementan. Son como pares e impares en la suma total de la lógica; son como los brazos, las piernas, los oídos y los ojos; son como hombres y mujeres; como el optimismo y el pesimismo; como el sol y la sombra; como la alegría y la tristeza; como beber y comer; como el valor y el miedo; como el éxito y el fracaso; como la salud y la enfermedad; como crecer los niños y decrecer los ancianos. Son como el sabor dulce y el sabor salado… por ejemplo, el sabor sabroso, natural o añadido, de las almendras. Son como la vida y la muerte.

La izquierda y la derecha razonadas y razonables son sensaciones y realidades indivisibles.

Cuando pienso, o expongo, izquierdas, derechas, o elites, en esencia, me refiero a las económicas…porque los dirigentes, genéricos, o casi… todo lo pesan y miden en billetes de euros o dólares…y lo que abunda entre los dirigidos es la calderilla. Dirigentes que se han desentendido de cumplir derechos humanos y constitucionales como la vivienda, el trabajo, etc. etc. Y han hecho divisiones y confrontaciones falsas de los ciudadanos con aprecios o desprecios en asuntos íntimos como el divorcio, el machismo, el feminismo, el aborto, la fe, la patria o la tripa… la cosa y el caso es distraer-despistar al personal para que no piense en el porqué de sus incertidumbres. . En unos y otros temas ni son todos los que están, ni están todos los que son…porque en lo íntimo, hay gente para todo. Basta de hipocresías y equívocos. Elites de pantomima: ¡no sigan engañando y engañándose más! Otro ejemplo… ni toda la derecha es patriota, ni toda la izquierda aborta.

Elites y dirigentes que poco o nada piensan y hacen por la felicidad, la ejemplaridad y la belleza a seguir y conseguir. Sí… muchas utopías son impulsos vitales para reflexionar, avanzar, perfeccionar y lograr. ¿Se puede ser feliz, de verdad, en un sistema donde la desigualdad llega a la criminalidad, la desesperación extrema, o el genocidio? ¿Se es ejemplar, de verdad, cuando dirigentes privilegiados se alejan, o practican la indiferencia ante los dirigidos más vulnerables, concienciados o desfavorecidos? ¿Se pueden mantener o construir bellezas, de verdad, en medio de tanta frialdad, falsedad y fealdad?

Claro, tener un porcentaje de derechas en las actuales dictaduras ultra capitalistas de ordeno y mando… ya sea en lo público, privado, o mixto…es tener y proponer sentidos y sentimientos bloqueados, acobardados, acotados, adocenados, o tarados. Tener un porcentaje de derechas en esas condiciones es un delito supremo. Y tener un porcentaje de izquierdas, hoy por hoy, no sirve para casi nada porque la izquierda está totalmente desarticulada, desmantelada, o ausente… para decidir en los más amenazadores y potentes medios de especulación y comunicación.

Se encargaron de manipular la derecha razonable y la izquierda razonada, dirigentes “bipartidistas” como González y Aznar en España, o sus correligionarios, amos, o ¿correveidiles?, en el Mundo. Es decir, tengo la sensación…que esa izquierda y esa derecha son fraudes históricos y pletóricos. Conmigo que no cuenten, –solo en una ocasión deposité mi voto útil-inútil a lo que ha desembocado en fatuo y cómplice bipartidismo-, para compartir o acaparar sus doctrinas, dogmas y demagogias. Han dejado una economía y una solidaridad mucho más banal que cabal, mucho más desigual que equitativa, con mucho más continente que contenido…han dejado sensaciones sin senderos ni porvenires lúdicos y lúcidos.

Hay que volver a empezar. González, Aznar, y sus equivalentes,nos han dado bienestares, bocadillos y expectativas de humos ¿tóxicos?

¿Qué intenciones, ignorancias, rapiñas, obligaciones, carencias, etc., tuvo y tiene el bipartidismo establecido para estar tan decepcionados y mosqueados como estamos? Seguir confiándoles nuestra bondad es renunciar a la dignidad. ¡Hay que exigirles que den explicaciones, y pidan perdón, por sus equivocadísimas ambiciones, concesiones, convicciones, decisiones, evoluciones y conclusiones!

No queda más y mejor remedio… la izquierda del presente y del futuro ha de pasar de la teoría a la práctica, ha de pasar de la reivindicación a la participación…tiene que comprometerse en la producción-distribución-remuneración con integración y rectitud. La derecha tiene que poner límites a sus acaparamientos y excesos…tiene que compartir por respeto a sí misma y a lo demás. Más ejemplos, hay automóviles con caballos como para circular a 250 kilómetros por hora, pero, por seguridad propia y sobre todo ajena… hay un límite que asumimos con naturalidad. Además el dinero es veleta en el vapor ultra capitalista…y lo que hoy te sobra mañana te puede faltar. En efecto, hay que intentar y conseguir un sistema más serio, seguro, responsable y sostenido.

Tengo la corazonada, que esta crónica podría hacer dudar a algunos votantes de derechas y de izquierdas, de eso se trata, de clarificar fáciles yfrívolas posturas y composturas. Y que el bipartidismo establecido quede fuera de juego, o quede para fieles, fanáticos, o legos…tardos en reaccionar. No, con este panorama mucho más competitivo y banal que competente y cabal, no hay futuro con cierta felicidad, ejemplaridad y belleza. Son urgentes las sensaciones que inspiran… sinceras, sanas y elegantes creencias, vivencias y evidencias.

O cambiamos de dirección… o no salimos de lo malo y de lo peor

P.D. En estos días de mitad de febrero de 2.017 se han celebrado, en Valencia, un congreso del PP, el resumen ha sido una página en blanco…tan sucia como roída.
También se ha celebrado un congreso de Unidos Podemos en la plaza de toros de Vista Alegre de Madrid. El resumen es una página en blanco con prólogo y pronóstico tan bien intencionado y necesario como frágil e insuficiente. ¡Hay que apretarse los machos!

Y vemos juntos a González y Aznar, expresidentes, “socialista y conservador”, respectivamente, del Gobierno Español, en un acto para apoyar al líder de la oposición –encarcelado- de Venezuela: Leopoldo López. Es curiosa la capacidad de algunos dirigentes en intentar solucionar problemas externos sin resolver los internos. Capacidad curiosa y ¿furiosa?



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios