www.diariocritico.com
Enfermedad de Lyme: cuidado con las picaduras de garrapatas y otros insectos

Borreliosis o enfermedad de Lyme: la gran imitadora

Un día de campo, una tarde de ocio, una simple caminata por el bosque puede tener consecuencias desagradables por una simple picadura de un insecto.

Pero si además, ese insecto es una garrapata u otro artrópodo portador de la bacteria Borrelia burgdorferi, las probabilidades de contagio de una enfermedad poco conocida y altamente perjudicial para el ser humano, son mucho mayores

La enfermedad de Lyme, también llamada borreliosis por la bacteria que la provoca, es una patología provocada por la picadura de una variedad de garrapata conocida como “garrapata del venado”. La enfermedad de Lyme tiene síntomas muy diferentes según la fase en la que se encuentre.

Su diagnóstico es complicado y requiere análisis muy específico, dado que el paciente presenta afecciones y síntomas muy parecidos a los de otras enfermedades crónicas, de allí el apodo de “la gran imitadora”.

Sólo un centro médico especializados en el diagnóstico y el tratamiento de esa enfermedad, como biosalud, mantiene un alto estándar de calidad en laboratorio bioquímico y las terapias clínicas que el paciente requiere.

La garrapata no es el único insecto que la puede transmitir

La enfermedad de Lyme es provocada por la bacteria Borrelia, por lo que para que sea transmitida por la garrapata es indispensable que el insecto esté infectado.

La garrapata adquiere la bacteria al picar a animales como venados o ciervos y posteriormente puede transmitirla al hombre, aunque no toda persona que sufre la picadura de garrapata se contagia, se han documentado casos también de otros insectos, como mosquitos, que la han transmitido al ser humano.

El Dr. Mariano Bueno Cortés explica que un síntoma característico de esta enfermedad es la erupción en forma de punto rojo y círculo alrededor en el punto de ingreso del microorganismo.

Ese indicio típico se presenta en apenas un 20 % de los casos, pudiendo aparecer entre los tres y 30 primeros días desde la picadura y apareciendo en esta primera fase, los síntomas característicos de la gripe, como fatiga, fiebre, dolores musculares y migrañas.

El diagnóstico precoz, un aliado de vital importancia

Como en casi todas las patologías, una detección temprana de la enfermedad puede incrementar considerablemente las posibilidades de éxito del tratamiento.

En esta en particular, dejar pasar el tiempo puede ser muy perjudicial para el paciente, ya que es una patología con numerosas coinfecciones asociadas y graves afecciones al organismo que se manifiestan en un gran número de síntomas, difíciles de diagnosticar para los médicos que no estén especializados.

Según el doctor mariano bueno cortes opiniones de personas que sospechaban haber sido picadas por garrapatas, indicaron que el análisis temprano fue lo que les permitió descartar la infección.

Las tres fases de la enfermedad

Esta patología presenta tres diferentes etapas en la sintomatología, con características muy diferentes.

Principales síntomas en fase inicial

Como en casi todos los casos de picadura de insectos, el paciente presenta una tumefacción rojiza de pequeñas dimensiones en el lugar donde se extrajo la garrapata, que se va reduciendo y desaparece en pocos días.

Este enrojecimiento es habitual después de una picadura de garrapata y no es indicativo de haber contraído Lyme.

No obstante, es muy importante mantener atención en el caso pues estos indicios y síntomas pueden darse en días siguientes y hasta en el mes posterior a que el paciente sufra la picadura:

  • Erupción en la piel: Entre tres días y un mes después de una picadura de insecto portador de Borrelia, podría aparecer una zona roja más amplia, que a veces forma un patrón de círculo alrededor del punto, como una diana. Generalmente no produce dolor ni escozor y puede presentarse en más de un lugar del cuerpo. Esta erupción es una de las características típicas de la enfermedad de Lyme.
  • Sintomatología similar a los de la gripe: En esta primera fase, también se dan los habituales indicios de fatiga, fiebre, escalofríos, dolores en todo el cuerpo y jaquecas.

Síntomas que se detectan en la segunda fase

Si no se aplican las terapias correctas para la borreliosis, en subsiguientes semanas o hasta meses, podría sobrevenir una serie de manifestaciones, como:

  • Eritema migratorio: Los enrojecimientos cutáneos pueden aparecer en otras áreas del cuerpo.
  • Náuseas y vómitos: Estos son poco frecuentes, pero se han registrado casos.
  • Dolores en articulaciones: Es bastante probable que el paciente experimente hinchazón y dolores articulares intensos en ambas rodillas.

Sintomatología de la tercera fase

Pasado un largo tiempo desde el contagio inicial y ya considerada una patología crónica, la enfermedad de Lyme puede acarrear severas consecuencias:

  • Fatiga intensa.
  • Problemas cardíacos: Latidos irregulares del corazón, aunque es poco frecuente que persistan por más tiempo que unos días o semanas.
  • Inflamación oftálmica: Síntoma menos frecuente, pero suele darse en algunos pacientes, al igual que la inflamación hepática.
  • Problemas neurológicos: Meses o hasta años después del contagio por Borrelia, las consecuencias serían más graves. Inflamación de las meninges, que son las membranas que recubren la masa encefálica, parálisis facial periférica, aunque pueden ser solo episodios temporales, debilidad y entumecimiento en brazos y piernas y movimientos musculares irregulares.

Como ves, es una patología a tener muy en cuenta. A la hora de ponerse en manos de profesionales, ya hemos visto que las biosalud zaragoza opiniones no son casualidad y clínica como esta te ayudarán de forma profesional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.