www.diariocritico.com
Un gato en la cama
Ampliar
Un gato en la cama (Foto: Unsplash)

Comprueban científicamente que tener perro o gato puede provocar problemas del sueño

Por Eva Cifuentes (Diariocrítico.com)
x
ecifuentesdiariocriticocom/10/10/24
martes 21 de marzo de 2023, 14:57h

Los dueños de mascotas como perros o gatos saben que la vida te cambia para siempre. En general es a mejor, pues son compañeros fieles y un miembro más de la familia.

Aunque como todo cambio, tiene sus pros y sus contras. Una investigación reciente ha concluido que la tenencia de perros o gatos puede alterar las noches, algo que muchos ya sabían, pero ahora se ha demostrado científicamente.

Así lo recogen las conclusiones de la investigación publicada en la revista científica 'Human-Animal Interactions'.

La directora del proyecto ha sido la doctora Lauren Wisnieski, que se ha valido de los datos obtenidos en varios años de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (NHANES) de Estados Unidos.

Alteraciones del sueño diferentes si se tiene perro o gato

En el citado estudio se ha comprobado que los dueños de perros tienen más probabilidades de desarrollar trastorno del sueño y tener más problemas para dormir.

En cambio, según la investigación los dueños de los gatos son más propensos a sufrir contracciones en las piernas.

Aunque no se pudo establecer la naturaleza causal de la tenencia de mascotas en la calidad del sueño y los trastornos del sueño, los resultados de este estudio son consistentes con estudios anteriores que también encontraron que tener una mascota tiene un impacto negativo en la calidad del sueño.

En las conclusiones del estudio indican que los dueños de perros presentaron más problemas como la apnea del sueño, sensación de falta de descanso, sueño, no dormir lo suficiente, necesitar pastillas para dormir y sacudidas en las piernas.

En cuanto a los que poseen gatos, los problemas más frecuentes fueron los ronquidos, no poder conciliar bien el sueño y sacudidas en las piernas.

Aunque en ambos casos comparten problemas, las estadísticas analizadas reflejaron que los dueños de los perros son más propensos a los trastornos del sueño y los de los gatos a las piernas inquietas, aunque ambos tienen, en general, peor calidad de sueño que los que no tienen ninguna mascota.

Un estudio peculiar pero que, como sus autores indican en la publicación, apenas hay estudios que hayan analizado la asociación entre tener una mascota y los trastornos del sueño.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios