www.diariocritico.com
Documental ‘Angélica (la tragedia)’
Ampliar
Documental ‘Angélica (la tragedia)’

'Angélica (una tragedia)', largo documental de Manuel Fernández-Valdés, atinado retrato de Angélica Liddell

lunes 27 de marzo de 2017, 17:22h

La íntima y agitada relación que la actriz, directora de escena y dramaturga Angélica Liddell establece en cada uno de sus montajes entre la creación y la vida, ha sido recogida en un interesantísimo largo documental -83 minutos-, por el cineasta gallego Manuel Fernández-Valdés (Pontevedra, 1979),que se ha estrenado este pasado fin de semana en Naves del Matadero, en donde, al mismo tiempo, también ha podido verse Neverland, una videoinstalación del mismo director, una adaptación de la obra Todo el cielo sobre la tierra. El síndrome de Wendy de Angélica Liddell.

En palabras de Fernández-Valdés, “Angélica (una tragedia) no es una película de cómo un artista ensaya su obra, sino de cómo ensaya su vida. Sola ante un espejo”. Partiendo de un bellísimo plano largo -estéticamente el documental es impecable-, para dar tiempo al espectador a tomar un primer contacto con la actriz y dramaturga, varios minutos después, la voz en off del propio Manuel subraya la singular personalidad de Angélica: “…Una noche de verano de 2008 Angélica Liddell estrenó una pieza en Madrid. Salió a escena desnuda y dijo cosas tremendas sobre sus padres, leyó cartas de un amor fracasado… A continuación mostró una cuchilla de afeitar y se hizo cortes en los brazos y en las piernas. Después, cubrió su cuerpo con una sábana blanca y con la sangre que impregnaba la tela se puso a escribir. Acabó con aquellas palabras de Kierkegaard sobre Abraham: “Todos perduraremos en el recuerdo pero cada uno será grande con relación a aquello con lo que batalló. Y aquel que batalló con el mundo, fue grande porque venció al mundo. Y aquel que batalló consigo mismo fue grande porque se venció a sí mismo. Pero el que batalló con Dios fue el más grande de todos…”.

Angélica (una tragedia) es el tercer largometraje de Manuel Fernández-Valdés tras Manuel y Elisa (2008) y Fraga y Fidel sin embargo (2012). Fue estrenado en 2016 en el BAFICI. Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente.

Referente teatral

Liddell es una de las voces más poderosas del teatro español de los últimos años que, desde 2014, ha decidido no volver a representar sus obras en España ante las inmensas dificultades que encuentra permanentemente para poder subirlas a un escenario. Sin embargo, tiene una presencia constante en los más prestigiosos escenarios europeos. En 2010, por ejemplo, el Festival de Aviñón la invitó a representar dos espectáculos en una sola edición -La casa de la fuerza y El año de Ricardo-, un privilegio reservado solo a los grandes del teatro. El éxito fue apoteósico. “Nunca habíamos oído su nombre. Pero, desde la primera imagen, supimos que nos había convocado una verdadera artista”, dijo entonces Télérama, semanario cultural francés de referencia.

Impúdica, sorprendente, incalificable, poderosa, poética, audaz, sincera, oscura, pesimista, provocadora, excéntrica, brutal y nunca aburrida, son solo algunos de los adjetivos que se han dedicado a Angélica Liddell en medios de comunicación, después de haber asistido a algunas de sus obras en donde ha podido vérsele practicando la masturbación, la automutilación y el insulto al público.

‘Angélica (una tragedia)’

Dirección, cámara, montaje y voz en off: Manuel Fernández-Valdés

Sonido directo: Moncho Fernández y Fernando Carmena Barrachina

Montaje de sonido: Álex F. Capilla

Mezclas de sonido: Sergio Testón

Director de cine digital: Juanjo Carretero

Colorista: Ximo Michavila

Subtítulos: Pequerrecho Subtitulación

Producción ejecutiva: Ester Rodríguez Sánchez

Producción: Ordenpropia

Naves Matadero, Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios