www.diariocritico.com
Las 10 mejores películas de Martin Scorsese
Ampliar

Las 10 mejores películas de Martin Scorsese

Martin Scorsese cumple 75 años este viernes, una cifra redonda que sirve de perfecta excusa para repasar las diez películas más importantes de su extraordinaria carrera. 50 años de cine que le sitúan como el director de cine vivo más importante de la actualidad. Debido al tremendo nivel, y cantidad de su obra, he decidido hablar solo de las películas de ficción del director, pero no se puede olvidar el maravilloso trabajo de Scorsese como documentalista con ejemplos maravillosos como 'El último vals' o 'Un viaje personal con Martin Scorsese a través del cine americano'.
Malas Calles

La carrera de Scorsese había comenzado en 1967 con el interesante proyecto 'Who's That Knocking at My Door' que había rodado junto a compañeros de la facultad como el actor Harvey Keitel o la montadora Thelma Schoonmaker. A principios de los 70 entró en contacto con la nueva generación de directores que estaba tomando por asalto Hollywood, capitaneados por Francis Ford Coppola, y con George Lucas, Steven Spielberg o Brian De Palma entre sus miembros. Fue así como tuvo contacto con el productor de películas B Roger Corman que le financió su siguiente película, 'El tren de Bertha'. Pero espoleado por su amigo y mentor John Cassavettes decidió rodar algo personal y no el proyecto de otros. Así llegó 'Malas Calles', una película en la que volvía sobre los personajes de 'Who's That Knocking at My Door', nuevamente con Keitel de protagonista, y que trataba sobre historias y personajes que había conocido creciendo en Queens como italoamericano. Solo con ver la escena de los títulos de crédito uno se da cuenta que el cine ha encontrado una nueva voz. A pesar de lo vista que pueda parecer ahora, esos primeros momentos con el 'Be My Baby' de las Ronettes sonando a todo volumen mientras se ven imágenes de Keitel en Super 8, con un montaje increíble, eran todo un soplo de aire fresco. Aquí están ya muchas de sus señas de indentidad, es la película en la que encuentra su estilo, como ese otro momento, el de la entrada del personaje de Harvey Keitel en el club de striptease, mientras suena el 'Tell Me' de los Stones y la cámara se coloca a la espalda del protagonista para permitirsnos ver a todos los que se reúnen en ese espacio, de los clientes a las strippers, o la presentación en cámara lenta de Robert De Niro con el 'Jumpin Jack Flash' que ya nos hace ver que estamos ante alguien fuera de lo normal. Todo era nuevo en Hollywood, el montaje, las actuaciones, la estructura, los guiños al cine europeo, la iluminación, la energía... Scorsese había llegado para quedarse.



Taxi Driver

El mundo del cine ha estado lleno de relaciones míticas entre directores y actores; Ford y John Wayne, Hitchcock y Cary Grant, Capra y James Stewart, Kurosawa y Toshiro Mifune, Wilder y Jack Lemmon; pero ninguna es tan icónica como la que formaron Scorsese y Robert De Niro. 'Taxi Driver' es la película que encumbró a ambos. Una de las mayores obras maestras del cine, en la que dirección, actuación y guión rozan la perfección. El responsable de lo último fue un Paul Schrader que puso mucho de sí mismo en el personaje principal, Travis Brickle, ese antihéroe al borde de la depresión y la locura, una bomba de relojería a punto de explotar en un Nueva York decadente y cercano al infierno. Eso sí, la frase más conocida de la película, ese "You talkin' to me?" que Brickle se dice a sí mismo en el espejo no fue escrita por Schrader sino improvisada por un De Niro en estado de gracia. Pocas películas reflejan mejor el 'zeitgeist' de una época y un país como 'Taxi Driver' y los traumatizados EEUU de mediados de los 70, con la resaca de Vietnam y el Watergate todavía coleando.



Toro Salvaje

La historia sobre cómo se llegó a rodar 'Toro salvaje' es de sobra conocida, Robert De Niro se obsesiona con las memorias de Jake LaMotta y trata de convencer a Scorsese para que la dirija. Al principio no lo ve nada claro, no le gusta el boxeo, ni ve mucha historia, pero tras sufrir una sobredosis a finales de los 70 y ver peligrar su carrera en el cine comienza a mirar al proyecto con otros ojos, empieza a verse retratado en la historia y comienza a ver los paralelismos entre entrar al ring y hacer una película. El ring le atrae como "una alegoría para cualquier cosa que hagas en la vida". Es por ello que las escenas en el cuadrilátero son puro expresionismo, Scorsese se toma todas las licencias posibles no para retratarnos la realidad, sino para retratar la psicología del personaje, como en la ínfame recreación de la matanza del día de San Valentín, donde LaMotta es representado casi como Cristo en el calvario. Pero sin olvidar los muchos claroscuros de su vida, con un reparto excepcional, al que se suma el tercer integrante de un triángulo soberbio, Joe Pesci. Scorsese entrega su película más brutal y arrebatada. Puro cine que puede que sea la obra cinematográfica más importante de los años 80.



El rey de la comedia

'El rey de la comedia' supuso un cambio radical con respecto a 'Toro salvaje'. Una comedia negra, rodada con más planos fijos y menos primeros planos dramáticos, en la que De Niro cambia de registro completamente para dar vida a Rupert Pupkin, un lunático con aspiraciones de ser cómico y una obsesión, los famosos. Para dar vida a Jerry Langford, un famoso cómico con el que está particularmente obsesionado, Scorsese contrató a Jerry Lewis. La película se inclina más por la negrura que por las risas, haciendo de su visión algo incómodo pero, a la vez, muy efectivo.



Jo, qué noche

Una mirada mucho más dura sobre su época que su tono de comedia (y su horrible traducción al castellano) hace pensar. Scorsese se mete en esos tiempos de yuppies y oficinas en la América de Reagan y filma como un hombre corriente atrapado en un trabajo ordinario desciende por una pesadilla kafkiana en el bohemio, en aquellos tiempos, barrio del Soho. Scorsese se reencuantra con el director independiente que siempre ha llevado encima y se saca de la manga una de las películas más interesantes, e infravaloradas, de su extenso catálogo.



Uno de los nuestros

La reunión más esperada, Scorsese, De Niro y Pesci se vuelven a juntar para entregar la mejor película de mafiosos más allá de la trilogía de 'El Padrino'. Y es que 'Uno de los nuestros' actúa como de reverso tenebroso de la obra maestra de Coppola. Scorsese siempre había pensado que la película de su amigo daba una imagen demasiado favorable de los mafiosos y no estaba de acuerdo con ella para nada. ël conocía algunos y, desde luego, no se parecían en nada a Vito Corleone, fue así como surgieron Jimmy Conway o Tommy de Vito. El primero no se fía ni de su sombra y sería capaz de matar a su madre por una parte del botín. De Niro se reencontraba con Scorsese y volvía a ofrecernos una interpretación genial. El segundo era el mejor amigo de Conway, si con Jimmy había que andarse con ojo, Tommy es directamente un psicópata. Joe Pesci le roba todas las escenas a Ray Liotta y entrega un personaje de leyenda. Por su parte, Scorsese da una clase magistral sobre dirección con esta película. Se podría ver 'Uno de los nuestros' como una guía sobre su estilo, con guiños a 'Malas calles' y al resto de sus grandes películas. Junto a 'Taxi Driver' y 'Toro Salvaje' conforma el trío de obras maestras absolutas de la carrera de Scorsese.



La Edad de la Inocencia

'La Edad de la Inocencia' fue un giro significativo en la carrera de Scorsese. En una carrera dedicada a malas calles y toros salvajes, a violencia y mugre, esta mirada al Nueva York de la alta sociedad del siglo XIX era totalmente novedosa. Una historia de amor con nexos en común con algunas de las grandes obras literarias del XIX como 'Madame Bovary' o 'Anna Karenina' en la que Scorsese vuelve a demostrar su versatilidad. El trío protagonista, Daniel Day Lewis, Michelle Pfeiffer y Wynona Ryder, está perfecto, volviendo a demostrar las aptitudes de Scorsese como director de actores.



Casino

Scorsese, De Niro y Pesci vuelven a mirar a la Mafia, esta vez al funcionamiento de la ciudad del pecado, Las Vegas. A la mezcla se suma una espléndida Sharon Stone y el director italoamericano entrega la que podría ser considerada la hermana pequeña de 'Uno de los nuestros'.



Infiltrados

No se puede hablar del cine de Scorsese y no hablar de su fructífera relación con Leonardo Di Caprio, con el que ha rodado cinco películas. Es evidente que su nivel no llega al alcanzado con De Niro, pero siguen siendo películas de mucho interés, quizás la mejor del lote sea este 'Infiltados' en la que Scorsese vuelve a las malas calles y a los mafiosos, cambiando eso sí a los italoamericanos por irlandeses y a Nueva York y Las Vegas por Boston. Con este 'remake' de la película hongkonesa 'Infernal Affairs' Scorsese vuelve a sacar lo mejor de sí mismo y del coral reparto para entregar otro clásico del género.



La invención de Hugo

Scorsese se viste el traje de mago/ilusionista del cine y logra aliarse con la tecnología, haciendo de 'La invención de Hugo' una de las pocas películas que han sacado rendimiento del 3D desde 'Avatar' de James Cameron. Logrando, además, una preciosa correlación entre lo que se cuenta y cómo se cuenta. El mago Scorsese homenajea a Meliès y el 3D hace lo propio con los orígenes del cine. >>> Lea la crítica entera

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Las 10 mejores películas de Martin Scorsese

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    46629 | Joseito - 18/11/2017 @ 00:41:15 (GMT+1)
    Uno de mis favoritos. Casino, me encantó. Toro salvaje, genial. Buenísimo trabajo, Sr. Ariza.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.