www.diariocritico.com
Crítica de la serie 'Sharp Objects: Heridas Abiertas'
(Foto: HBO)

Crítica de la serie 'Sharp Objects: Heridas Abiertas'

lunes 03 de septiembre de 2018, 09:01h

En 2014, David Fincher ('El Club de la Lucha', 'Se7en') sorprendía al mundo con 'Perdida', un thriller psicológico protagonizado por Ben Affleck y una inmensa Rosamund Pike. Pero, si bien el éxito de la cinta se debió en gran medida a Fincher y Pike, la que también quedó en boca de todos fue Gillian Flynn, guionista de la cinta y autora de la novela en la que se basa. Dos años después, se anunció que Jean-Marc Vallée ('Dallas Buyers Club', 'C.R.A.Z.Y.') dirigiría la adaptación televisiva de la primera novela de Flynn y obra que ahora tenemos entre manos: 'Sharp Objects'. Concebida originalmente como una película, ha terminado siendo una miniserie de 8 episodios emitida en HBO y finalizada el pasado 26 de agosto.

'Sharp Objects' cuenta la historia de Camille Preaker (la incomprensiblemente aún no ganadora de un Oscar, Amy Adams), una reportera con problemas de alcoholismo que regresa a su pueblo natal para cubrir los violentos asesinatos de dos jóvenes adolescentes. Una vez más, Adams nos regala otro recital de interpretación a la altura de sus mejores trabajos (Animales Nocturnos, La Llegada) sosteniendo el peso de la narración durante la mayor parte de la serie. Tampoco se queda atrás Patricia Clarkson, interpretando a la que ya es una de las peores madres de la historia de la televisión. Las dinámicas tóxicas entre las que se mueven los personajes de Adams y Clarkson funcionan como un reloj gracias al descomunal trabajo de estas dos grandes actrices. La tercera en discordia será Amma, la medio hermana de Camille, interpretada por la joven promesa Eliza Scanlen. Las relaciones entre estos tres personajes durante la investigación de Camille supondrán la mayor carga dramática de la serie y nos dejarán los momentos más memorables.

Scanlen, Adams y Clarkson. La Santísima Trinidad de 'Sharp Objects'

Pero, ¿de qué va 'Sharp Objects'? De mucho más que un asesinato. Si bien Camille regresa a Wind Gap, Missouri, para cubrir una noticia, la intención de la serie es explorar los sentimientos de Camille al volver al pueblo que detesta pero la vio crecer, bajo el techo de casa de su madre a la que no es capaz de llamar hogar. A este coctel de emociones hay que sumarle la adicción al alcohol de Camille y su frágil salud mental con historial de autolesiones mediante objetos afilados (sharp objects en inglés). En este punto quiero parar para advertir que, aunque la serie trata el tema de un modo respetuoso y sin recrearse innecesariamente en escenas de autolesiones (hola, 13 Reasons Why), no recomiendo su visionado a un espectador que esté pasando por situaciones similares. 'Sharp Objects' nos lleva a lo más profundo del pozo que es la mente de Camille y el viaje, por supuesto, no será precisamente agradable.

Resumiendo, en 'Sharp Objects' tenemos como temas principales la investigación de un asesinato, el regreso a casa, los conflictos familiares y la inestabilidad de Camille. A mayores de todo esto, a la miniserie todavía le quedan minutos para explorar las relaciones entre los habitantes del pueblo de Wind Gap, que se presenta como un lugar rancio, anclado al pasado y donde salirse del rol de cada uno tiene consecuencias: las mujeres son virginales o unas “sueltas”, los hombres son recios, estoicos y, por supuesto no lloran. La toxicidad de las relaciones interpersonales en Wind Gap será una constante presente durante toda la miniserie y tocará la trama principal en varios momentos.

Muchos somos los que nos asomamos a 'Sharp Objects' por los nombres de Flynn, Adams o Clarkson, pero nos hemos quedado por todo lo demás: un hilo que se desenmaraña episodio a episodio, una dirección y montaje que nos revelan pieza a pieza el pasado de Camille, una atmósfera opresiva en interiores y exteriores, el aterrador vestuario de Patricia Clarkson, el no ser capaz de fiarte de ningún personaje, la psique de los personajes principales, y el hecho de que, por una vez, una trama semi-policiaca de asesinatos sea llevada casi enteramente por mujeres y los dos personajes masculinos sean poco más que comparsas, funcionando por momentos como la otra cara de la moneda de otra miniserie de HBO con temática similar: True Detective.

La miniserie está cerrada y terminada con 8 episodios de aproximadamente 50 minutos de duración y no se prevé su regreso de ningún modo (claro que eso decíamos de 'Big Little Lies', de la que actualmente están rodando una segunda temporada). En nuestro país se encuentra disponible en HBO España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.