www.diariocritico.com

La AIRef estima que 2022 se cerró con un crecimiento del PIB del 5,3%

La AIRef estima que 2022 se cerró con un crecimiento del PIB del 5,3%
Ampliar
lunes 16 de enero de 2023, 16:25h

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) publicó este lunes la actualización de las previsiones de crecimiento del PIB para 2022 y 2023 y la ficha de seguimiento mensual del objetivo de estabilidad presupuestaria.

La AIReF ha revisado 9 décimas al alza el crecimiento de 2022, hasta el 5,3%, y en una décima para 2023, hasta el 1,6%. En materia de déficit, la AIReF ha empeorado su previsión para las Administraciones Públicas hasta el 4,5% del PIB en 2022, 2 décimas por encima de la cifra publicada en la anterior ficha por la implementación de los paquetes de medidas aprobados y los últimos datos de ejecución presupuestaria.

El nuevo escenario macroeconómico de la AIReF ha incorporado la última información disponible y, en particular, los indicadores de coyuntura económica más recientes, las estimaciones revisadas de la Contabilidad Nacional Trimestral (CNTR) del tercer trimestre y los cambios observados en los supuestos técnicos.

La principal fuente de revisión en 2022 proviene de la incorporación de los nuevos datos de la CNTR. Añadiendo también una mayor previsión de crecimiento para el cuarto trimestre, en línea con los resultados del modelo MIPred. En conjunto, se espera que el PIB real crezca un 5,3% en 2022.

El mejor final de 2022 frente a lo anticipado y la mejora de los supuestos sobre los precios de las materias primas energéticas en 2023, justifican una revisión al alza del crecimiento esperado en 2023.

En el ámbito de los precios, la moderación reciente de los incrementos de los precios industriales y energéticos, ha redundado en un descenso más rápido de lo esperado de la inflación energética de finales de 2022. Sin embargo, la mejor evolución de los precios energéticos ha venido acompañada de elementos que parecen apuntar hacia una mayor persistencia del crecimiento de otros componentes del IPC. Conjuntamente todos los factores considerados redundan en una revisión al alza en la tasa de variación del IPC prevista para el año 2023.

Este ejercicio supone una actualización de las estimaciones macroeconómicas en las que AIReF sustenta sus previsiones fiscales, con el propósito de tener en consideración la información más reciente. De cara al informe de la Actualización del Programa de Estabilidad, en primavera, se llevará a cabo un análisis más profundo de los factores que determinan el crecimiento a corto y medio plazo.

Seguimiento del objetivo de estabilidad

En la ficha de seguimiento del objetivo de estabilidad, la AIReF ha empeorado 2 décimas su previsión de déficit de las Administraciones Públicas para 2022, hasta el 4,5% del PIB. La ficha incorpora la actualización del cuadro macroeconómico del Informe sobre los Proyectos y Líneas Fundamentales de los Presupuestos de las Administraciones Públicas del 25 de octubre, así como la nueva información recibida de ejecución presupuestaria, incluido los datos sobre la recaudación tributaria y cotizaciones.

El ritmo de reducción del déficit de los últimos meses se mantiene, estimándose un 3,4% en octubre. Hasta final de año, se espera un empeoramiento hasta el 4,5% del PIB a final del ejercicio por las medidas de gasto aprobadas. La AIReF prevé un incremento del peso de los ingresos durante el año, hasta alcanzar el 43,9% del PIB. Este peso sería menor de no tener en cuenta el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Por su parte, los empleos acabarán el año en un peso del 48,3% del PIB por la implementación de las medidas y del PRTR.

Por administraciones, los cambios se concentran en la Administración Central por la inclusión de las últimas medidas y en las CCAA por la mayor previsión de gasto derivada de los últimos datos de ejecución presupuestaria. En concreto, la AIReF empeora una décima de PIB la previsión de déficit de la Administración Central, hasta el 3,1%, 4 décimas menos que la previsión para 2022 del Plan Presupuestario 2023. Este emperoramiento obedece a que el coste de las medidas en gastos supera la mejora de las previsiones de recaudación.

La recaudación

Hasta noviembre, los ingresos tributarios crecieron un 15,9% impulsados principalmente por el IRPF, IVA e Impuesto sobre Sociedades, a pesar de la reducción de ingresos producida por las medidas adoptadas para mitigar la escalada de precios de la electricidad (-7.466 millones hasta noviembre). Por otro lado, las cotizaciones sociales siguen mostrando una positiva evolución que ha llevado a una mejora de las previsiones para 2022.

En concreto, la AIReF estima que el peso del IRPF alcanzará el 8,3% del PIB al cierre el año, medio punto por encima de 2021. Hasta noviembre, el incremento ha sido del 16% por el crecimiento del empleo, los salarios y las pensiones. Este crecimiento, ralentizado desde agosto, se recupera ligeramente en noviembre influido por el incremento salarial de los empleados públicos. Al cierre se espera que los ingresos estén un 16% por encima de 2021.

Por su parte, el Impuesto de Sociedades alcanzará un 2,5% del PIB en 2022, 3 décimas más que en 2021. Los pagos fraccionados crecen el 18,7% a falta del tercer pago fraccionado en diciembre y el crecimiento en lo que va de año se sitúa en el 26,8%, a pesar de que se han realizado devoluciones excepcionales por una sentencia y por activos fiscales diferidos, que aún se extenderán hasta el cierre del ejercicio. El incremento al final del año se estima en el 22,4%.

El IVA supondrá el 6,3% del PIB al final de 2022, 3 décimas más que en 2021. Hasta noviembre los ingresos crecen un 16,2% pese a la rebaja del tipo sobre la electricidad, que ha supuesto -1.723 millones en lo que va de año. Cabe destacar el incremento de las devoluciones, que alcanzan casi el 34%, por encima de los ingresos brutos, que crecen un 21,1%. Se espera que al final de 2022 la tasa de crecimiento interanual se sitúe en el 14,4%.

Para el conjunto de los Impuestos Especiales reducirán una décima su peso sobre el PIB respecto a 2021, situándose en el 1,5%. En lo que va de año, la recaudación ha crecido un 2,4%, impulsada fundamentalmente por el crecimiento del Impuesto de Hidrocarburos, el más afectado por la pandemia; y minorada por la reducción del tipo del Impuesto Especial de la Electricidad que, hasta noviembre, se estima en -1.909 millones. El crecimiento estimado a final de 2022 es del 2,3%.

En términos de contabilidad nacional, el total de los ingresos tributarios durante 2022 ha sido de un 13% más que en 2021. La incorporación de la última información disponible añadirá una décima a la última estimación. En términos de caja de 12 meses acumulados hasta noviembre, los ingresos crecen un 16%. Al cierre del ejercicio se estima un crecimiento del 14,8%, más moderado por incluir un mes más de recuperación en 2021, aún muy afectado por las restricciones en la actividad en sus primeros meses. Todas las figuras realizarían una aportación positiva al crecimiento, destacando el IRPF, el IVA y el Impuesto sobre Sociedades.

Por su parte, las cotizaciones sociales terminarán el año con un peso sobre PIB del 12,8%, según las estimaciones de la AIReF, una décima por debajo de la previsión de noviembre, debido al efecto denominador del PIB. La AIReF aumenta el ritmo de crecimiento esperado de las cotizaciones 6 décimas, hasta el 4,6%, por el dinamismo mostrado por las cotizaciones en la última información recibida.

A su vez, la AIReF estimó que el déficit de los Fondos de la Seguridad Social alcanzará el 0,5% del PIB en 2022, similar a la previsión del Plan Presupuestario de octubre de 2022. La estimación mejora por la mayor previsión de cotizaciones, aunque el cierre se mantiene en el -0,5%. Las CCAA cerrarán 2022 con un déficit del 1,1% del PIB, manteniendo el déficit acumulado a octubre. La AIReF empeora una décima su déficit al aumentar el nivel esperado de empleos de acuerdo con la última información de ejecución presupuestaria.

Finalmente, la AIReF mantiene la previsión de cierre de las entidades locales en 2022 en un superávit en torno al 0,2% de PIB, si bien con una ligera caída respecto a la última estimación, superando la tasa de referencia (0%) y la previsión del Gobierno (0,1%). Las previsiones actuales corroboran la estimación de octubre, con un ligero empeoramiento, al incorporar los datos de ejecución del tercer trimestre de 2022.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios