www.diariocritico.com
>> EDITORIAL: El error del Brexit y el error que supondría convocar otros referéndums
Ampliar
(Foto: EP)

El error del Brexit y el error que supondría convocar otros referéndums en España

viernes 24 de junio de 2016, 08:05h

No ha hecho falta conocer este horrible desenlace para toda Europa para llegar a la conclusión de que sería un grave error histórico convocar un referéndum en España para votar sobre la independencia de Cataluña como parte de España, como siempre lo ha sido, por cierto.

Los británicos se han equivocado en todo, pero el principal culpable ha sido David Cameron, un primer ministro mediocre que ha querido pasar a la Historia del Reino Unido a base de hitos como permitir el referéndum de independencia de Escocia y ahora éste, el referéndum por el Brexit, que le ha salido, esta vez, rana.

Es fácil en democracia sucumbir a la tentación de confundir el principio democrático de que la gente decida cada punto del guión de su vida con el decidir a sus gobernantes, que ya llevan entre sus programas las grandes líneas políticas a seguir. Quizás se pueda comprender, por su pasado, la consulta que se celebró en Escocia, una nación históricamente vinculada pero no perteneciente al reino, a la corona británica.

Sin embargo fue, es y será siempre un error el Brexit. Este referéndum peca de oportunista, ya que tras décadas de debate sobre la continuidad o no en la Unión Europea, se ha celebrado en plena crisis económica global, aunque esta crisis pase por una fase de mejoría respecto a hace 5-8 años.

No es lo mismo pedir el voto sobre si hay que beber más cuando se tiene sed que cuando uno ya ha bebido una botella completa de agua. Y por tanto, no es lo mismo la serenidad que da el paso del tiempo y buscar un momento más idóneo, que el oportunismo de este referéndum que perseguía mejorar la imagen pública de Cameron.

Pero él y la oposición hicieron frente común por la permanencia. Incluso la tristemente fallecida política laborista Jo Cox, gran defensora de la permanencia, pareció ser un argumento más sobre que lo adecuado y lo sereno era votar 'no' al Brexit. No ha sido así, y la sorpresa ha sido descomunal, contradiciendo a las encuestas de la última semana e incluso a las casas de apuestas, que difícilmente se equivocan en estos casos. Recodemos quién está celebrando esta victoria dle 'sí': Marine Le Pen, el líder de la ultraderecha holandesa... Gestos políticos internacionales que dicen mucho de este resultado antieuropeo.


En clave española

Pero en clave española, este Brexit inevitablemente nos lleva a pensar en Cataluña, y por qué no en Euskadi. El error histórico que ha supuesto convocar esta consulta en Reino Unido se repetiría amargamente si los catalanes son llamados a las urnas en este contexto histórico. El principal argumento para pedir que Cataluña deje de ser España es que "España nos sangra", dicen los políticos nacionalistas catalanes. Un falso argumento sobre que Cataluña estaría mejor, económicamente hablando, sin España, cuando difícilmente tendría cabida y encaje legal en la UE, donde sí quieren estar la mayoría de los catalanes, más allá de la CUP.

Seguramente no sería similar un resultado en Cataluña hace 40 años que hace 30 que hace 20... y en plena crisis económica, con más de un 20% de paro real en nuestro país, no es para nada un instante adecuado para elegir una fecha para el referéndum catalán. Se entiende y se comprende a los partidos nacionalistas, cuya razón de ser no puede ser otra que ésta. Pero es discutible, como en Cameron, que Unidos Podemos, la coalición de Podemos con IU y otros partidos, apoyen y confundan el indiscutible 'derecho a decidir' con un referéndum interesado, politizado y que instrumentalizan ciertos políticos independentistas para justificar su propia existencia.

Sería un error histórico gravísimo que Podemos impulsara finalmente un referéndum similar en el ámbito catalán. Seguramente sería un debate sano dentro de unas décadas, quién sabe, pero no en este preciso instante, cuando es más fácil movilizar a los partidarios del 'sí' por evidentes motivos de lógica humana. Ya lo hemos visto en el Reino Unido, cuando pocos creían que podría suceder tal cosa. Ahora, queda conocer las consecuencias gravísimas para la economía británica y el bolsillo de sus ciudadanos. El típico arrepentimiento que luego se entona como lamento, a agua pasada. Un grave error. Ojalá no lo repitamos aquí.


- Los británicos dejan la Unión Europea: el Brexit triunfa por sorpresa

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.