www.diariocritico.com

Claves de la propuesta de Jordi Sevilla: diferencias y similitudes con el PP… ¿a quién beneficiaría?

miércoles 15 de junio de 2016, 19:07h
Las encuestas predicen un escenario nuevamente abocado a los pactos poselectorales tras las elecciones del 26-J. Pero, ¿quién debería gobernar ante un nuevo escenario de división parlamentaria como ocurrió el 20-D? Al debate sobre si deben prevalecer los votos o la suma de escaños se ha sumado una nueva propuesta 'abstencionista' por parte de Jordi Sevilla, pero ¿a quién beneficia?
Claves de la propuesta de Jordi Sevilla: diferencias y similitudes con el PP… ¿a quién beneficiaría?
Ampliar
(Foto: EP)
Actualmente, el candidato a la investidura –generalmente el cabeza de lista de la formación más votada, salvo en la legislatura exprés que ha concluido- se somete a una primera votación en el Congreso de los Diputados y si obtiene mayoría absoluta es investido en la primera vuelta. Este escenario es poco probable atendiendo a las distintas encuestas y sondeos electorales de cara al 26-J.

En segunda votación, el aspirante a la Moncloa sólo necesita más votos a favor que en contra para ser investido y aquí aparece la novedad. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no logró la presidencia del Gobierno porque sólo recabó el apoyo de Ciudadanos y Coalición Canaria ya que el resto de grupos parlamentarios votó en contra. Si hubiera conseguido que Podemos hubiera votado a favor -Iglesias y Sánchez se culparon mutuamente del fracaso en las negociaciones- o que el PP se abstuviera la historia habría sido otra.

Aquí entran las distintas propuestas. El PP siempre ha venido defendiendo que los partidos se comprometieran a dejar gobernar a la lista más votada en caso de que ningún partido obtuviera la mayoría absoluta. Evidentemente, esta medida beneficiaría a su candidato, Mariano Rajoy, por la gran división de la izquierda. Sin embargo, la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha salido al paso de la polémica generada por la propuesta de Jordi Sevilla defendiendo la idea como “atinada” y “sensata” para dar estabilidad y evitar unas terceras elecciones (al contrario que otros populares como Núñez Feijóo o Andrea Levy).

Propuesta de Jordi Sevilla


En concreto, el ex ministro de Administraciones Públicas y asesor económico del PSOE, Jordi Sevilla, ha manifestado lo siguiente en su cuenta de Twitter: “Para evita [sic] terceras elecciones, si no hay mayorías, debería dejarse gobernar al candidato q [sic] consiga mayor apoyo parlamentario”.

Esta idea de dejar gobernar al partido que obtenga mayor respaldo parlamentario supondría que en la segunda votación se introdujera de facto un matiz ‘abstencionista’. Es decir, que los partidos que no apoyaran directamente al candidato a la presidencia del Gobierno se abstuvieran, siempre que no hubiese ningún otro candidato con mayor respaldo parlamentario en número de escaños.

Esta fórmula beneficiaría al PSOE si reeditase su pacto con Ciudadanos repitiéndose lo ocurrido tras el 20-D, atendiendo a las palabras de Sáenz de Santamaría a favor de la fórmula Sevilla.

Sin embargo, también podría suceder que, como pronostica el CIS, ni siquiera sumando los escaños de ambas formaciones Sánchez lograse una suma mayor al PP. En este caso, de fracasar nuevamente las negociaciones PSOE-Podemos, Rajoy se quedaría otros cuatro años en la Moncloa con la abstención del PSOE. Hipótesis a futuro que ya rechazó públicamente el propio Sánchez. "No me lo planteo, lo descarto", aseguró el líder socialista hace menos de un mes sobre la posibilidad de dejar gobernar al PP con su abstención.

Este nuevo discurso de Jordi Sevilla, sobre el que aún no se ha pronunciado el candidato socialista, despierta las teorías de la guerra interna en el partido. ¿Ha ayudado Sevilla al sector que busca quedarse en la oposición tras el 26-J?

En todo caso, esta fórmula parece pensada para el bipartidismo PP-PSOE. La propuesta de Jordi Sevilla de dejar gobernar a la lista con mayor apoyo en número de escaños en el Congreso beneficiaría a alguno de los dos grandes partidos si aciertan los sondeos, ya que incluso si se confimara el 'sorpasso' de Unidos Podemos al PSOE, que pronostica el CIS y otros encuestas electorales, sólo habría un gobierno distinto al del PP si el PSOE así lo quiere ya que Pablo Iglesias necesitaría, siendo una hipotética segunda fuerza en el Congreso, que los socialistas le apoyaran o se abstuvieran en la votación de investidura, habiendo votado ya en contra de Mariano Rajoy como un hipotético primer candidato a la investidura por haber resultado, previsiblemente, cabeza de lista de la formación más votada.

- A Sánchez le crecen los enanos: su asesor económico, Jordi Sevilla, pide que gobierne el partido que obtenga más escaños

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios