www.diariocritico.com

Cómo invertir en bolsa de valores

viernes 13 de mayo de 2022, 13:12h

¿Es sensato invertir en bolsa cuando hay crisis? La respuesta es sí, pero confiando el dinero a los especialistas. La volatilidad de los activos cotizados siempre ha estado presente en los parqués. Las acciones suben y bajan de valor porque unos las compran (los inversores) y otros las venden (los accionistas). Acciones y capital van cambiando de manos y su evolución se rige por la ley de la oferta y la demanda.

Cómo invertir en bolsa de valores sin correr riesgos exige seguir algunas pautas de comportamiento. Decisiones como invertir en bolsa de valores no pueden tomarse a la ligera, de manera precipitada. Requieren asesorarse bien, sin depender de las coyunturas temporales y pasajeras.

El dinero se mueve por una especie de “vasos comunicantes”, en los que unos se desprenden de capital para obtener participaciones en las empresas que cotizan (inversiones) y otros se desprenden de dichas participaciones, a cambio del dinero de los nuevos inversionistas (capitalizaciones).

Ni se gana, ni se pierde

Estas acciones, compradas a quienes están dispuestos a venderlas para obtener liquidez, suben de precio, o bajan, en función de cuántos accionistas quieren vender sus participaciones, y por cuánto, y cuántos inversionistas quieren adquirirlas y lo que están dispuestos a pagar por ellas. Es la ley de la oferta y la demanda en estado puro, que hace que las acciones y participaciones bajen o suban de precio.

Es aquí donde surge la primera “regla de oro” a tener en cuenta: el accionista no gana dinero si no vende sus acciones. Pero tampoco lo pierde al conservarlas.

Es cierto que las acciones pueden perder valor. Pero el valor perdido no afecta a las que no se ponen a la venta. Ya vendrán tiempos mejores, en los que el accionista podrá vender sus participaciones a un precio superior al que pagó al adquirirlas: ahí está el beneficio.

Sensatez ‘versus’ pánico inversor

¿Es sensato, entonces, invertir en bolsa en tiempos de crisis? A algunas personas les asaltan las dudas. Tienen miedo a perder dinero por las incertidumbres actuales y la “alta volatilidad” de los mercados. Las bolsas de valores son muy sensibles a la inestabilidad internacional actual, provocada por la guerra de Ucrania. Pero esta inestabilidad se explica hoy, y sólo hoy, por este conflicto armado. Sin ninguna guerra en Ucrania, ha habido otros numerosos episodios que han puesto nervioso al capital, como la pandemia del Covid, sin ir más lejos. El dinero siempre es cobarde.

En conclusión, el primer valor del inversionista no es la cantidad de capital que está dispuesto a emplear para ser accionista de una empresa. El primer valor de inversionista, y también de los accionistas, es un valor que no se puede vender ni comprar. Es la sensatez y la tranquilidad, o “sangre fría” que hay que tener, sin dejarse arrastrar por aquellos a quienes se dejan llevar del “pánico” inversor.

Qué es la bolsa de valores

La definición técnica de “bolsa de valores” es: “mercado físico o virtual donde se ponen en contacto demandantes y oferentes de capital, que realizan transacciones a través de intermediarios autorizados”.

Es decir; se trata de un “punto de encuentro” entre los inversores, que quieren adquirir una parte del capital social de una o varias sociedades presentes en ese mercado (“cotizadas”), a través de la compra de acciones de cada sociedad (participaciones en su capital social), y los titulares de dichas acciones, con las que participan en ese capital social de una o varias sociedades cotizadas,

y que quieren desprenderse de ellas, o disminuir su participación, para obtener liquidez, o sea, para convertir sus inversiones en dinero contante y sonante.

El origen de las bolsas

Los orígenes de las bolsas se remontan a las antiguas Grecia y Roma, si bien las bolsas tal y como las conocemos ahora surgieron en la Edad Media. Su nombre, bolsa, proviene del Mesón Van der Bürse, el lugar donde se reunían los comerciantes en Brujas, Bélgica. La primera bolsa, tal y como la percibimos ahora, fue la de Amberes, creada en 1460.

En España, la primera bolsa fue la de Madrid, creada en 1831, entendida ésta como lugar de reunión para comerciantes, donde se realizaban operaciones de contratación de activos mobiliarios. Es una organización privada que facilita las negociaciones de compra y venta de valores de las empresas presentes en ella.

Los valores cotizados

Los valores que cotizan en bolsa pueden ser acciones o participaciones en el capital de sociedades o compañías anónimas; los bonos públicos y privados, certificados, los títulos de participación y una amplia variedad de productos de inversión.

Las acciones fluctúan dependiendo de la oferta y demanda. Cuando se prevé que una empresa gane dinero, habrá más demanda de sus valores, y estos subirán de precio. Si se teme una reducción de beneficios, o pérdidas, las acciones se venderán y su cotización caerá.

Existe la creencia de que la bolsa se anticipa a los ciclos económicos. Si cae, es porque se intuye que vienen malos tiempos. Si sube, es porque las perspectivas de crecimiento económico son optimistas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios