www.diariocritico.com

Descubre aquí si tu empresa está obligada a hacer una auditoría, ¡no te la juegues!

A través de una auditoría, un experto contable revisa la contabilidad de una sociedad, con el objetivo de poder acreditar ante terceros la fiabilidad y veracidad de su contenido.

El tipo de auditoría más frecuente es el que se hace, de forma obligatoria, sobre las cuentas anuales de la sociedad, y termina, después de la revisión por parte de la firma de auditoría, con un informe que se pronuncia sobre esas cuentas, recogiendo la imagen fiel de la sociedad.

De forma contraria a lo que se puede pensar, el fin de una auditoría no es detectar fraudes, aunque puedan evidenciarse durante el transcurso de la misma. Lo que se busca con ella es que los agentes sociales obtengan información sobre la corrección de la información contable que está publicando la entidad revisada.

¿Quién puede realizar la auditoría?

Un informe de auditoría debe ser firmado siempre por un experto independiente, que se encuentre inscrito en el Registro Oficial de Auditores de Cuentas (ROAC) del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC).

Para ser auditor se requiere poseer una titulación universitaria, y superar unas duras pruebas teórica y prácticas sobre contabilidad, economía y algunas ramas de derecho para entrar en el ROAC. Es necesario certificar además que se posee una experiencia profesional del al menos tres años en una firma o despacho de auditoría.

El auditor no trabaja en solitario, sino que cuenta con un equipo de profesionales cualificados que realiza el trabajo de campo, siguiendo siempre la normativa que fija la Ley de Auditoría. En AOB Auditores puedes encontrar a unos auditores profesionales avalados por su profesionalidad y que cuentan con una amplia experiencia en el mundo de la auditoría.

¿Cuándo hay que hacer una auditoría?

Tal como indicábamos antes, el tipo más habitual de auditoría es la auditoría obligatoria de las cuentas anuales de una sociedad. Esto significa que las sociedades mercantiles tienen la obligación legal de realizar una auditoría cuando superan, por dos años consecutivos, dos de los tres parámetros siguientes:

  • Una cifra de activo de más de 2,85 millones de euros
  • Una cifra de negocios superior a 5,7 millones de euros
  • Un número de empleados de más de 50

Es obligatoria también la auditoría de cuentas anuales consolidadas cuando se superan los parámetros indicados para las individuales, multiplicados por cuatro en este caso. Puedes ampliar esta información si así lo deseas consultando con AOB, que cuenta con un excelente equipo de auditores Madrid y en cualquier parte de España.

También se puede hacer una auditoría de cuentas anuales voluntaria. De hecho son muchas las empresas que la hacen, en un ejercicio de transparencia ante terceros, como pueden ser socios, inversores, proveedores, etc.

¿Qué más trabajos hacen los auditores?

Los auditores realizan también otros trabajos que no son propios de la auditoría, pero en los que necesitan recurrir a procedimientos de auditoría y que se encuentran regulados por la normativa sobre esta materia. Tal es el caso de los informes de subvenciones, las periciales judiciales o los procedimientos acordados, entre otros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.