www.diariocritico.com

Educación física escolar: los beneficios del deporte en las escuelas

La educación física debería tener un papel protagonista en la enseñanza
Ampliar
La educación física debería tener un papel protagonista en la enseñanza (Foto: Leolytics)
lunes 20 de septiembre de 2021, 10:47h

Tradicionalmente, la educación física escolar ha sido una de las asignaturas a la que menos importancia se le ha dado a nivel académico.

En los últimos años parece que esto está cambiando y va ganando peso entre las prioridades de los centros educativos. El deporte es sano para los niños, tiene una gran cantidad de beneficios tanto para el cuerpo como para la mente y les ayuda a relacionarse con otros compañeros y a descubrir los beneficios del trabajo en equipo.

Hoy os hablaremos de todo esto, desde el concepto básico de educación física, pasando por sus beneficios mentales y físicos para el desarrollo global de niños y, hasta llegar a los diferentes tipos de actividades físicas que se pueden realizar y cuál es la más recomendable. Os animamos a seguir leyendo este post.

¿Qué es la Educación Física?

La educación física se define como la disciplina en la que se realizan ciertos movimientos corporales para mejorar y mantener nuestra salud física y mental.

La educación física se puede ver desde los siguientes prismas:

  • Terapéutico: en caso de que haya sufrido alguna lesión previa.
  • Recreativo: si realizas la actividad física por diversión.
  • Competitivo: si tu objetivo es prepararte para alguna competición.
  • Educativo: el que se trabaja en los colegios y sobre el que ahondaremos a continuación.

Educación física en los colegios

La historia de la educación física en los colegios es relativamente nueva. Comenzó a dar sus primeros pasos en el S.XiX, pero su fue hasta avanzado en S.XX cuando comenzó a ser considerada una asignatura más.

Al principio, a pesar de formar parte de las asignaturas obligatorias, era considerada una de las “marías” y ni la sociedad, ni muchos padres o incluso algunos profesores, le daban el valor que se le da en este momento.

La educación física escolar ha evolucionado hasta ser hoy en día una asignatura obligatoria tanto en la educación primaria como secundaria, no solo por sus beneficios para la salud, sino también por su capacidad para el desarrollo integral de niños y jóvenes.

Tipos de actividades de educación física

Las actividades de educación física se pueden clasificar de muchas formas, pero si nos fijamos en la aportación a nuestro organismo, podemos clasificarlas en: aeróbicas, anaeróbicas, actividades de fortalecimiento de estructura ósea y estiramientos.

Entre todas ellas, quizás las más indicadas para desarrollar en las escuelas son las actividades aérobicas, por ser las más completas, ya que al practicarlas estaremos teniendo los beneficios físicos que cubren otras actividades físicas. Por ejemplo, cuando corremos además de mejorar a nivel cardiovascular y respiratorio, estaremos fortaleciendo huesos y músculos.

Para que los alumnos puedan realizar estas actividades de forma dinámica y también se pueda mantener un cierto orden siempre es recomendable contar con material y equipamiento básico para educación física como balones de diferentes tipos, aparatos de hinchar, bolsas de almacenaje o artículos de marcaje o delimitación.

A continuación, desarrollamos brevemente estos tipos de actividades físicas con algunos ejemplos de ejercicios o deportes practicables en centros educativos.

Actividades aeróbicas

La actividad física aeróbica es aquella en la que se realizan ejercicios de media o baja intensidad durante un tiempo prolongado. Durante este tiempo el cuerpo humano necesita consumir hidratos y grasas para obtener energía y para ello se necesita oxígeno. Mediante estos ejercicios mejoramos la resistencia, fortalecemos músculos y huesos y quemamos grasas, lo que lo hace un tipo de actividad muy completa para niños y jóvenes en colegios e institutos.

Ejemplos de ejercicios anaeróbicos: fútbol, baloncesto, balonmano, atletismo, natación o cualquier juego que implique un movimiento del cuerpo de intensidad media o baja.

Actividades anaeróbicas

La actividad física anaeróbica es aquella en la que se realizan ejercicios de alta intensidad durante un periodo corto de tiempo. Aquí no se necesita oxígeno ya que la energía proviene directamente de los músculos.

Ejemplos de ejercicios anaeróbicos: flexiones, sentadillas, abdominales, burpees o sprints entre otros.

Actividades para el fortalecimiento de huesos

Las actividades para el fortalecimiento de huesos son aquellas en las que pies, piernas o brazos sostienen el peso del cuerpo, mientras los músculos ejercen presión sobre los huesos. Esta presión hace que estos se fortalezcan.

Ejemplos de ejercicios para el fortalecimiento de huesos: fútbol, baloncesto, balonmano, saltar la cuerda o realizar flexiones entre otros.

Estiramientos

Mediante los estiramientos antes y después del ejercicio físico conseguimos mejorar tanto la flexibilidad como la capacidad de movimiento de las articulaciones.

Ejemplos de estiramientos: estiramientos laterales, intentar tocarse los dedos de los pies o hacer ejercicios de yoga.

Beneficios de impartir educación física en la escuela

Las razones por las que la asignatura de educación física debería tener un papel protagonista o al menos tener una consideración importante dentro de las escuelas, por los innumerables beneficios que esta aporta al ecosistema escolar, ya que es una influencia muy positiva en la consecución de los objetivos educativos de los centros.

Algunos de los beneficios a nivel de desarrollo del individuo son:

  • Reduce el sedentarismo de los alumnos, especialmente en aquellos más inactivos.
  • Incrementa la creatividad y el trabajo en equipo.
  • Mejora la relación entre los alumnos.
  • Desarrolla valores positivos como el respeto, el compañerismo y la responsabilidad.

Por otro lado, están los beneficios físicos:

  • Fortalecimiento de músculos y huesos en niños y jóvenes.
  • Disminuir la posibilidad de sufrir obesidad u otros factores de riesgo como diabetes o enfermedades cardiovasculares.
  • Reducción del riesgo de ansiedad, estrés o depresión, favoreciendo la mejora de la salud mental.

Algunas veces, no damos a la educación física el valor que se merece, esperamos que este artículo os haya gustado y que sirva de apoyo al valor de la educación física.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios