www.diariocritico.com
Estoy en el ASNEF, ¿tendré problemas para pedir un préstamo?
(Foto: EFE)

Estoy en el ASNEF, ¿tendré problemas para pedir un préstamo?

jueves 12 de marzo de 2020, 12:42h

Los problemas por impagos a compañías se han visto incrementados en los últimos años. Los bancos ya están viendo un incremento de morosidad que les resulta peligroso, pero los consumidores también están viendo sus nombres registrados en índices de morosos por situaciones bastante injustas. El foco de estas situaciones, además, se concentra sobre todo en los desacuerdos con compañías de telefonía.

Desacuerdos sobre cláusulas de contrato, modificaciones y otras cuestiones que pueden hacer a cualquier ver cómo su nombre acaba quedando registrado en el conocido índice de ASNEF. Un registro de morosidad en el que aparecen listadas todas esas personas que tienen deudas con compañías de cualquier tipo y que hace que solicitar un producto financiero pueda complicarse. Suena a exageración, pero hay entidades que pueden rechazar solicitudes de crédito al ver que el solicitante figura como moroso.

Y eso es algo que puede complicar bastante las cosas a la hora de pedir determinados préstamos o créditos, sobre todo por las vías tradicionales. Afortunadamente, internet se ha encargado de poner remedio en este campo para evitar problemas, sobre todo para aquellos que han quedado registrados injustamente en este índice. Si es cierto que las entidades bancarias son algo más flexibles últimamente respecto a esto, también lo es que la red de redes lleva tiempo ofreciendo alternativas adecuadas para estos casos.

De hecho, raro es ya no saber de los conocidos como créditos con ASNEF. Son productos financieros disponibles en el entorno digital, perfectamente solicitables y con unas condiciones y propuestas tremendamente similares a las de los préstamos más populares y tradicionales.

¿Qué características tienen los préstamos con ASNEF?

Lo cierto es que las características de este tipo de crédito no se diferencian demasiado de las que podemos encontrar en otras propuestas de las financieras de internet. Para empezar, comparten el medio digital como la principal forma de establecer contacto con el consumidor, facilitando que este solicite el dinero sin demasiadas complicaciones. De hecho, el procedimiento de solicitud es realmente sencillo.

Para pedir este tipo de crédito, solo hay que acudir a la financiera correspondiente o, en su defecto, comenzar por buscar créditos con asnef en 24prestamo.es. Portales como este se dedican a comparar las propuestas disponibles en el mercado, listando sus principales características para que los usuarios puedan valorar cuál es la opción más adecuada en función de su situación.

Conocer sus características clave es esencial. Aunque en el fondo plantean la misma fórmula que cualquier préstamo online, es bueno saber cuáles son las condiciones que los diferencian del resto. En primer lugar, abren a las personas que están en ASNEF la posibilidad de pedir una inyección económica, de hecho, lo hacen a través de un formulario bastante sencillo en líneas generales, con un procedimiento que apenas se aleja de lo que puedes ver al pedir un préstamo por internet.

La principal diferencia que presentan frente al resto es que siempre exigen el aporte de documentación por parte del cliente. No se trata de nada identificativo, sino más bien justificativo. Lo que piden es un documento que garantice que el solicitante dispone de liquidez y que podrá hacer frente a los diferentes pagos de las cuotas correspondientes. Generalmente, solo hace falta presentar una nómina para cubrir este aspecto.

Atención a la letra pequeña

Aunque sean una propuesta muy interesante dado su carácter alternativo, sobre todo por cómo tratan de facilitar el acceso a los créditos a las personas registradas en el ASNEF, no hablamos ni de lejos de unas propuestas financieras perfectas. Es más, al igual que sucede con los préstamos en general, hay que andarse con mucho ojo a la hora de ver cuáles son los requisitos y posibilidades reales que ofrecen estos productos.

Para empezar, porque pueden esconder unos intereses muy elevados, hasta el punto de obligar a pagar hasta el doble de lo que se debería pagar realmente por el importe solicitado. Para terminar, porque se pueden presentar unos plazos muy ajustados e incluso recargos por prórrogas, además de por amortizaciones anticipadas. Todo eso son pequeños granitos de arena que van sumando y sumando hasta dar forma a una peligrosa montaña.

Granitos que debes buscar cuando repases las caracerísticas del préstamo, si es que lo vas a pedir, para comparar con otras propuestas y ver si realmente te vale la pena la que tienes frente a ti. Pasarlos por alto es un error de base que puede traer consigo bastantes problemas a corto, medio y largo plazo.

Y sí, los créditos con ASNEF pueden ser una buena solución para solicitar dinero si se figura como moroso. En el fondo, plantean lo mismo que los préstamos normales, con la diferencia de ser válidos para las personas que, por un motivo o por otro, han acabado quedando señaladas como no pagadoras. Su fórmula es la de siempre, con ese extra.


Fuente: El Confidencial | 24Préstamo

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios