www.diariocritico.com
La economía mundial da muestras de debilidad
Ampliar
(Foto: Pixabay)

La economía mundial da muestras de debilidad

jueves 12 de marzo de 2020, 14:02h

Cada vez son más las voces que advierten de una inminente desaceleración de la economía mundial. Con el recuerdo de la Gran Recesión todavía muy reciente en el imaginario colectivo, la pregunta del millón es si estamos preparados para afrontar de nuevo un escenario como este. A continuación, vamos a tratar de analizar los principales factores que están alimentando las tesis pesimistas sobre el curso inminente de la economía global.

Las elecciones estadounidenses siembran de incertidumbre los mercados

Fuente: Goodfreephotos

Si echamos un vistazo a Wall Street hoy, podemos ver como las cotizaciones comienzan a dar síntomas de fatiga. Da la impresión de que comienzan a reflejar las incertidumbres que se avecinan con las cada vez más próximas elecciones estadounidenses. Y es que las propuestas económicas que proponen tanto demócratas como republicanos podrían agravar la situación financiera estadounidense.

Si vuelve a ganar Trump, Estados Unidos seguirá enrocado en una política proteccionista. Si ganan los demócratas, se prevé un giro intervencionista excesivo en dirección opuesta. No resulta extraño a la luz de estas circunstancias que los mercados reaccionen con creciente nerviosismo.

La economía europea podría desinflarse tras el fin de las políticas monetarias expansivas

La eurozona lleva ya muchos años sostenida en gran medida por las políticas monetarias expansivas del Banco Central Europeo, que afectan artificialmente al desarrollo natural de las economías de la Unión Europea. El Fondo Monetario Internacional advertía hace poco de los riesgos negativos de una prolongación indefinida de estas políticas financieras.

La política de tipos bajos adoptada por las autoridades monetarias comunitarias tiene importantes repercusiones sobre actividades financieras tan importantes como la compraventa de bienes inmuebles, la creación de puestos de trabajo e incluso el apetito de riesgo entre los inversores. Esta situación podría resumirse de la siguiente manera: la economía europea ha estado tomando esteroides y su salud ya no los tolera demasiado bien.

La globalización de la crisis del coronavirus amenaza con desestabilizar los mercados

Fuente: Pixabay

A las coyunturas internacionales que acabamos de mencionar en los apartados anteriores, hay que sumar la reciente internacionalización de la epidemia del coronavirus. Recientemente se confirmaban decenas de casos en Italia, en Corea del Sur y en Irán. En total, casi 80 000 casos y más de 2600 muertes registradas en todo el mundo. La implantación de cuarentenas (de cada vez más dudosa eficacia) acarrea enormes costes económicos y genera graves problemas de bloqueo en las cadenas de producción y suministro.

Así, ya son muchos los negocios (desde pequeñas pymes hasta grandes multinacionales) que anticipan problemas de existencias para los próximos meses. Es decir, el efecto real de la pandemia todavía no se ha producido.

En resumen, parece que 2020 será uno de esos años repletos de desafíos para las economías de todo el mundo. La economía estadounidense se está enfriando ante las elecciones estadounidenses, los países de la zona euro comienzan a dar síntomas de fatiga por la sobreestimulación monetaria y la crisis de salud pública originada en China se está volviendo cada vez más global. De momento, se mantiene un tenso equilibrio, ¿pero logrará mantenerse por mucho más tiempo?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios