www.diariocritico.com

Qué se lleva y qué hay que desterrar en la moda masculina

Qué se lleva y qué hay que desterrar en la moda masculina
jueves 26 de agosto de 2021, 11:14h

La clave son las prendas clásicas atemporales

Que estemos en verano implica que el vestuario es más informal, pero se puede huir de la sobriedad sin llegar por ello a perder la clase. El mejor fondo de armario es el que está formado por prendas de cortes clásicos atemporales. Con eso iremos a cualquier parte. Y si además queremos dejarnos llevar por las tendencias más alocadas del momento, por supuesto que también tiene el verano momentos para ello.

Comprar camisas sport y prendas que además de elegancia conlleven comodidad es la clave. En esta época ganan terreno tejidos como el lino, que ya sea para una camisa o un pantalón, logra un efecto fresco y con clase. El lino es el rey por su calidad, porque suaviza en la piel los efectos del verano, tiene clase y además es más sostenible que otros tejidos. Y sobre todo que es asequible para todos los bolsillos.

Para quienes buscan camisas sport online hay multitud de opciones pero hay que fijarse bien en que realmente nos estén presentando una buena relación calidad-precio como la que ofrecen marcas como Silbon.

Aunque es cierto que este año ciertas tonalidades pastel y algunos toques flúor han hecho acto de presencia también en la moda masculina, en general cuando se trata de camisas lo que no puede faltar es una prenda sencilla, de colores neutros, holgada y que nos valga lo mismo para un plan de día que para uno de noche. El sector más joven, mucho más disruptivo en la moda que generaciones anteriores, sí que ha recibido mejor la tendencia de los colores atrevidos. Pero en general lo que no falla es tener unas prendas básicas y de calidad en el armario y saber combinarlas.

Tener ese fondo de armario no significa que haya que vestir cada día con una camisa blanca y unos pantalones. Se puede sacar mucho partido a sólo una decena de prendas si se combinan bien. Para los momentos más formales están los pantalones de traje o los chinos y para los más informales las bermudas. A partir de ahí los zapatos marcarán mucho la diferencia, porque no es lo mismo lucir unas zapatillas que unos náuticos. En verano las alpargatas son muy útiles. Y la parte de arriba es la que nos deja mayor margen de maniobra. Si aquí jugamos con la diversidad de colores y modelos parecerá que tenemos un armario mucho más extenso.

Diseños rescatados

Si bien el año pasado vimos un regreso con fuerza de las camisas hawaianas, este año no es que hayan sido desterradas (de hecho han estado presentes en algunas nuevas colecciones) pero sí que tienen una presencia más relajada, dejando paso a las camisetas con imágenes con esos motivos exóticos que simulan a las camisas hawaianas.

Es tiempo de playa y piscina

En cuanto a bañadores, hay que desterrar el largo surfero y los que son demasiado cortos para quedarnos con el largo estándar. Sí que hay que huir de los clásicos motivos marineros y quedarnos con esos estampados con diseños geométricos que tan fuerte han llegado esta temporada. Algunos diseños son realmente atractivos.

Y si de calzado se trata, aquí reinan las alpargatas. Es un calzado bastante polivalente, que se adapta a todos los momentos. Se recomienda sustituir las clásicas chanclas por unas bonitas alpargatas o por unas cómodas sandalias de tiras que sean de calidad.

En definitiva, lo que está claro es que es muy importante tener un fondo de armario con esos clásicos atemporales que siempre se van a llevar. Esa es la mejor inversión.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios