www.diariocritico.com

Susana Rodríguez imparable

viernes 17 de septiembre de 2021, 12:40h

Si hay un claro ejemplo de superación y dedicación esa es Susana Rodríguez.

La deportista paraolímpica logró el oro en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en la modalidad de triatlón. En atletismo no corrió la misma suerte y quedó 5ª, obteniendo el diploma. Esto no es todo, ya que se ha convertido en candidata del consejo de deportistas del Comité Paralímpico Internacional.

Con gran orgullo por el trabajo realizado, puede sentirse orgullosa de ser tricampeona: campeona del mundo, campeona de Europa y paralímpica en Tokio 2020. La historia de esta gallega es digna de loar. Nacida en Vigo en 1984, vino al mundo con una deficiencia visual que solamente le permite ver entre un 5% y un 8% debido a su albinismo.

Desde muy pequeña estuvo vinculada al mundo de los deportes, concretamente al atletismo, con el equipo de la ONCE. A partir de 2008 cambió a la modalidad de triatlón después de no conseguir clasificación para el mundial de atletismo en Pekín. En 2009 se diplomó en Fisioterapia y en 2015 en Medicina. En los Juegos de Río de Janeiro logró hacerse con el 5º puesto y un diploma. El camino ha sido largo, pero ha merecido la pena.

Con una constancia y esfuerzo dignos de admiración, esta olímpica ha conseguido ser un ejemplo para muchas personas con discapacidad, ya que les ha dado visibilidad y las ganas de conseguir todo aquello que se propongan. En las mejores casas de apuestas podrás encontrar modalidades deportivas como el triatlón o atletismo para hacer tus apuestas. Este año ha resultado especialmente prolífero en el deporte paralímpico español. En total han logrado 36 medallas, 5 más que en los Juegos de Río de Janeiro.

De las 36 medallas obtenidas, 9 son de oro, 15 de plata y 12 de bronce. Junto a Susana Rodrígues otra de las deportistas que ha brillado ha sido Teresa Perales en la piscina. Por su labor, la paralímpica recibirá el Premio Princesa de Asturias de los Deportes.

En este largo camino lleno de sacrificios y esfuerzo no ha estado sola. A su lado siempre permanecen sus guías: Sara Loehr y Celso Comesaña. Se trata de dos apoyos fundamentales para la atleta paralímpica en su práctica deportiva, ya que son los que la guían en sus competiciones y entrenos.

Debido a su gran labor profesional y deportiva, en 2014 fue nombrada Gallega del año. Por otra parte, este año la revista Time le ha dedicado una portada por su dedicación e implicación profesional como sanitaria en la pandemia por el COVID-19. El “NO” nunca ha sido una opción para esta deportista que con una capacidad tan limitada no ha puesto barreras a sus limitaciones. Su optimismo contagioso se traduce en todos los ámbitos de su vida y su intención es continuar en las pistas de todo el mundo durante mucho tiempo. Valiente Susana, imparable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios