www.diariocritico.com
Falsos mitos sobre alimentación sana: descubre por qué te estás equivocando

Falsos mitos sobre alimentación sana: descubre por qué te estás equivocando

miércoles 23 de marzo de 2016, 13:47h

Está claro que vivimos en una socieda de sobreinformación en la que se quiere hablar de todo, y a veces sin fundamento. Por ejemplo, circula una multitud de falsos mitos sobre lo que debería ser la alimentación sana, pero seguramente te estás equivocando en seguir muchos de los consejos en esta línea.

Repasemos los puntos más polémicos y errores más comunes:


1. Las grasas son malas y es mejor no consumirlas

Es un grave error. Depende de qué grasas y en qué medidas. La grasa es necesaria para reponer la grasa corporal. Sí es cierto que existen grasas muy perjudiciales para nuestro organismo que hay que moderar en el consumo diario. Por ejemplo, casi todas las grasas vegetales son incluso beneficiosas para nuestra salud, así como la de algunos animales como la del pescado. Incluso las grasas con peor fama, como las animales, no son perjudiciales si no se consumen de manera elevada.

2. No hay que tomar carbohidratos

Típico escuchar que tomar calorías sin gastarlas es sumamente perjudicial, sobre todo para nuestra figura. Pero someterse a dietas baja en carbohidratos puede ser un peligro para nuestra estabilidad física. Hay que diferenciar entre los carbohidratos simples y los complejos. Los azúcares simples son perjudiciales en exceso y es mejor reducirlo lo más posible, mientras que los complejos son necesarios para nuestro organismo y son los panes integrales, las pastas integrales, la quinoa, las legumbres, las frutas y las verduras. Los carbohidratos simples, como el arroz blanco y todos los derivados de harina de trigo blancos, no son perjudiciales pero es cierto que tienen menos nutrientes y te hacen sentir pronto más hambre por lo rápido que se queman, lo que invita a comer más.

3. Comer entre horas es lo peor para mantener la forma

Otro mito con muchas inexactitudes. Comer entre horas, si es comida saludable, como fruta, frutos secos, cereales, yogur... es un buen apoyo para tener fuerzas y precisamente, evitar una comida fuerte con exagerada ingesta de alimentos. Mantiene estables los niveles de azúcar en sangre y por tanto aporta estabilidad a tu organismo, sin tantos altibajos.

4. Hay que sustituir todos los alimentos blancos por integrales

En líneas generales es algo cierto, ya que los productos vegetales que conservan parte de su envoltura tienen más nutrientes, evitan el refinamiento del alimento y tienen más fibras naturales. Pero hay que tener cuidado con lo que se llama 'integral', ya que a veces en realidad son colorantes de tono marrón para conseguir esa calificación.

5. Comer por la tarde y la noche sólo sirve para engordar

Se suele difundir la idea de que todo lo que se come por la tarde y la noche se queda en nuestro cuerpo como calorías no utilizadas y que por tanto se acumularán en nuestro organismo como nutrientes sobrantes, lo que al final derivaría en el aumento de peso corporal. Esto no es necesariamente así, ya que nuestro organismo sigue necesitando 'gasolina' para pasar todas estas horas. Sí es cierto que es recomendable una ingesta de comidas y alimentos más ligeros que cuando hace falta emprender acciones diarias durante el día.

6. Hay que tomar mucho zumo

No son malos para la salud, pero aparte de aportar líquido y azúcar, muchos de ellos no tienen los elementos esenciales de la fruta, al perder la pulpa y la cáscara, incluyendo fibra natural, vitaminas y minerales. Es preferible cambiar los zumos industriales por zumos caseros o al menos zumos comerciales de manufactura más natural y que incluya la pulpa original. Suelen costar más, pero a la larga compensan.

7. Es mejor comer sólo en las comidas principales del día

Es un viejo mito que si sólo se desayuna, se come y se cena, se están cumpliendo todos los requisitos ideales para no engordar y llevar una alimentación sana. En realidad, depende de cada persona y su metabolismo, si es rápido o lento. Pero es perfectamente adecuado también comer hasta 5 veces al día si eso supone ingerir menos calorías en cada toma e incluir en esas comidas de entre horas alimentos naturales como la fruta, como se decía en el punto 3.

Otras noticias

¿Es la homeopatía un invento?

1 de cada 3 españoles tiene intolerancia a la lactosa

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.