www.diariocritico.com
El impuesto de sucesiones: la guerra de las grandes fortunas y la demagogia en campaña
Ampliar
(Foto: Pixabay)

El impuesto de sucesiones: la guerra de las grandes fortunas y la demagogia en campaña

jueves 25 de abril de 2019, 11:39h

El impuesto de sucesiones y donaciones (ISD) ha entrado fuerte en campaña después de que en los debates electorales de esta semana se expusiera como argumento de los dos partidos de centro-derecha, PP y Ciudadanos. En realidad, el impuesto de sucesiones, que siempre ha tenido una mala imagen pública como una medida confiscatoria, es un instrumento de la sociedad para asegurar la distribución de la riqueza y que las grandes fortunas, aglutinadas en los patrimonios de unas pocas familias, contribuyan al erario público con un esfuerzo económico lo más mínimo posible.

Lo que busca este impuesto, como tantos otros de nuestra legislación, es buscar un mayor equilibrio económico y mayor justicia social. El ISD peseigue minimizar la desigualdad social y su transmisión generacional.

Sin embargo, el ISD ha afectado tradicionalmente a muchas familias de clase media e incluso media-baja que han heredado casas o dinero de sus familiares y les supone una carga imposible de afrontar en muchos casos.

El Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones en España es un tributo que grava la transmisión de bienes y/o derechos entre personas físicas, regulado por la Ley 29 de 1987 y se encuentra cedido a las Comunidades Autónomas, por lo que cada región del país lo aplica de manera distinta.

Lo pagan los que heredan tras el fallecimiento de un tercero, o los vivos en caso de las donaciones. También los beneficiarios de los seguros de vida. En el caso del impuesto de sucesiones, el plazo para verificar el pago es de 6 meses desde el fallecimiento. Si es una donación, el impuesto se debe afrontar desde el momento en que se acepta.

Dónde se paga más y dónde menos

El tipo máximo del impuesto sería del 34%, pero para las herencias más notables, y teniendo en cuenta que en algunas regiones no se aplica. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid está bonificado en el 99%, pagándose sólo un 1% como impuesto al heredar siempre que sea un familiar directo: primer grado de consanguinidad, cónyuge o pareja de hecho. En Andalucía se ha imitado esta propuesta.

Sin embargo, la consultora dPG Legal explica que en caso de tener que tributar en una comunidad autónoma que no cuente con bonificación o exención alguna y se aplique la regulación estatal el importe a abonar sería de 121.449,47 €. Como vemos, es una diferencia significativa (120.234,98 €) y puede dar lugar a que muchos herederos se vean en la obligación de no aceptar la herencia por no poder hacer frente al pago del impuesto. A modo de resumen y teniendo en cuenta solo los descendientes directos podríamos decir que las comunidades que menos pagan y se trata de importes simbólicos son: Madrid, Murcia, La Rioja, Extremadura, Galicia, Canarias, Asturias, Baleares y Castilla La Mancha, además de los territorios forales.

El Impuesto de sucesiones, en la campaña electoral

En las propuestas que llevan PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos y Vox en sus respectivos programas respecto a Economía y Política Fiscal, se habla de suprimir el Impuesto de Sucesiones, como es el caso del PP. Ciudadanos pide que se bonifique al 100% cuando se trata de herencias entre parientes directos y Vox pide eliminarlo.

Unidas Podemos plantea aplicarlo de manera más justa, más progresiva, de forma que las personas herederas con menor patrimonio preexistente y mayor grado de consanguineidad tengan cuotas reducidas. Al mismo tiempo, propone armonizar el impuesto a escala estatal a partir de un mínimo de tributación para evitar la competencia fiscal entre territorios.

El PSOE no se pronuncia en su programa sobre este impuesto, por lo que es muy probable que no haya intención de modificar la regulación existente.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.