www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de C. Tangana
Ampliar

Las 10 mejores canciones de C. Tangana

martes 16 de marzo de 2021, 11:27h

Antón Álvarez Alfaro, Crema, Pucho, Puchito, C. Tangana, el Madrileño, llámalo como quieras pero si tienes un mínimo de interés por la música, y hablas en español, en el último mes seguro que has tenido algún tipo de conversación sobre él y sobre su música, quizás haya sido para decir cuánto le odias y el timo que representa pero el artista antes conocido como C. Tangana ha conseguido que todo el mundo hable de él, algo por lo que lleva peleando desde que comenzó en esto. Y eso no fue ayer, ni con la edición de 'El Madrileño', sino hace más de una década, comenzando desde el 'underground' más absoluto hasta convertirse en la comidilla, para bien o para mal, del mundillo musical, Tangana se ha sabido construir un relato con el que ha elevado a la escena de la música urbana española al papel de estrellas populares y mediáticas reservado a Triunfitos y semejantes.

Agorazein - 100k pasos (2016)

Álvarez comenzó su carrera como Crema siendo todavía un adolescente, sus primeros referentes fueron los grandes MCs nacionales como Kase O, al poco formaría uno de los grupos de rap nacional imprescindibles de la segunda mitad del diglo XXI, Agorazein. El grupo se despidió en 2016 con ‘Siempre’, cuando Crema ya era C. Tangana y había construido al personaje de Ídolo, cuando ya lo había aprendido todo de Drake, cuando ya le había tirado los trastos públicamente a Carlotta Cossials de Hinds, ya había tenido el beef más sonado, desde los tiempos de Kase O y Metro, de la escena hip hop española con Nega de Chikos del Maíz, cuando, en definitiva, comenzaba su meteórica ascensión a la fama. De aquel disco la canción más recordada es este '100k pasos', producida por Royce Rolo, en la que Tangana ya empezaba a ver asomar su meta, convertirse en famoso, pero sin olvidar lo que había costado llegar hasta allí: “Aunque tenga que quemar a cada viejo ídolo al que antes veneré (veneré), aunque todo este camino fuera un espejismo a quien creé (yo creé). Mañana cuando salga el sol serán cien mil un pasos en mis pies (en mis pies)”. Una despedida épica que tuvo como colofón el concierto que dieron en las Vistillas en el San Isidro de 2016.



C. Tangana (con Rosalía) - Antes de morirme (2016)

Cuando en junio de 2016 C. Tangana publicó 'Antes de morirme' junto a Rosalía, la cantante catalana todavía no había sacado ni su primer disco, 'Los Ángeles', y solo era una gran promesa dentro del flamenco. Eso sí, ambos lo tenían claro, la gente joven había matado a la radio con YouTube y era en la red donde se podía alcanzar el éxito. Musicalmente también lo tenían claro, y aquí aparece otro elemento fundamental en esta historia, el productor Alizz que lo explicaba perfectamente: "Antes de hacerlos sabíamos que la gente quería eso, pero que aún no era consciente de ello. Nuestro rollo era coger lo latino, y usarlo a nuestra manera porque somos europeos, quizá un poco más fríos, y nos gusta hacerlo más elegante y sofisticado. Queríamos tener un discurso propio". El resultado fue este 'Antes de morirme' que les convirtió en número uno en Spotify y les dio varios millones de reproducciones en YouTube (en la actualidad el vídeo tiene casi 90 millones), las carreras de ambos subieron como la espuma y la firma de Álvarez acabaría en ocho de los once temas de ‘El mal querer’, eso sí, su separación como pareja también sería explotada hasta la saciedad por ambos… Con esta canción Tangana comenzaba a decir adiós al rap para dar la bienvenido a la estrella pop.



C. Tangana - Mala Mujer (2017)

Su mayor éxito internacional hasta la fecha ya le ve coquetear con la música latina sin rubor, percusiones, guiños al reggeatón y el autotune al máximo en una canción pensada para la pista de baile, pero en la que también se aprecian detales muy interesantes como ese piano salsero o los toques de cumbia. En la letra ya comienzan las primeras referencias a su ruptura con Rosalía, "me han dejado cicatrices por todo mi cuerpo tus uñas de gel". C. Tangana comienza a mirar a Latinoamérica como principal referencia, por encima de EEUU,



C. Tangana – Llorando en la limo (2018)

Tangana se ríe de los 'haters', tanto de los que le consideran una nulidad como de los de “molaba más cuando era Crema”, haciendo gala de fama y dinero, pero volviendo a sacar el lado romántico con esos "que le jodan al dinero, quiero estar contigo, estoy enamorao del queso, pero prefiero los besos, tus besos" (con lo que ya se le notaba que le gustaba Calamaro). Alizz vuelve a brillar en la producción y en la segunda parte, este enamorado de Drake, demuestra que también ha escuchado con interés a Kendrick Lamar.



C. Tangana (con Niño de Elche) - Un Veneno (2018)

Esta canción es claramente el inicio de la etapa de 'El Madrileño', no en vano Tangana la repescaría para incluirla en el disco, en una versión bastante fiel a la original, añadiéndole la voz de José Feliciano. Pero esta sigue siendo la versión definitiva, con Puchito susurrando “desafinao pa que le escuche toa España”, mientras Niño de Elche le acompaña a la guitarra. Es un bolero de toda la vida al que le da un toque español, pero que valdría perfectamente como nueva sintonía para ‘Narcos’. La cosa es que la pasión de Tangana por la música popular latinoamericana viene de lejos, como se puede entender de esta frase de sus primeros tiempos como rapero: "Me gustaría que la gente que no escucha rap entendiese que realmente soy un escritor de tangos, boleros y baladas".



C. Tangana - Nunca estoy (2020)

El primer adelanto de 'El Madrileño' apareció en abril de 2020. Es un gran tema pero uno de los que menos representan esa actualización de la música popular española tendiendo puentes a América Latina. Esta canción está cantada desde el punto de vista de una novia, cansada de alguien "enfermo de sí mismo". Musicalmente consigue mezclar a su adorado Drake (no en vano Nineteen85, responsable de la producción de varios éxitos del canadiense, comparte crédito junto a Alizz y el propio Tangana) con Rosario y el Alejandro Sanz de 'Corazón Partío'.



C. Tangana - Demasiadas Mujeres (2020)

El segundo adelanto del mejor disco de su carrera, hasta la fecha, llegó en octubre de 2020, y esta vez sí que era toda una declaración de intenciones del mismo, con sus 'samples' de 'El amor' de la banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Rosario de Cádiz y del 'Campanera' de Joselito, y un vídeo que nos lleva a la España vaciada, a un pueblo rural, a la copla... Es un comienzo fascinante, y es que en esta canción sí que hay una actualización casi perfecta de esas raíces populares, con un Alizz en estado de gracia y un Tangana a medio camino entre el canto y el rap.



C. Tangana (con Niño de Elche y La Hungara) - Tú Me Dejaste De Querer (2020)

Tangana estuvo bastante tiempo promocionando esta canción, diciendo que había escrito “el tema más importante de su carrera”. Desde luego es su estribillo más certero y su canción más tarareable, una en la que la rumba canalla de Los Chichos y Los Chunguitos se mezcla con la bachata dando como resultado un tema irresistible, como bien explican los casi 100 millones de reproducciones de su vídeo en YouTube, aunque en esto también pesan sus veladas referencias a Rosalía.



C. Tangana (con Toquinho) - Comerte entera (2021)

El último adelanto de 'El Madrileño' tiene como protagonista a la bossa y como invitado a Toquinho. En el estribillo vuelve a brillar la producción de Alizz, dándole la capa siglo XXI necesaria, con un toque de funk/hip hop brasileiro. Eso sí, una de las cosas a reivindicar de este disco y de la propuesta de Tangana es que si consigue que haya algún chaval que se ponga a escuchar a Toquinho, Elíades Ochoa o recupere el primer disco de Veneno, todo habrá valido la pena.



El Madrileño (con Elíades Ochoa) - Muriendo de envidia (2021)

Mi tema favorito entre los que no llegó a sacar de adelanto del disco, se nota que Tangana tiene bien estudiada la lección y juega con los puentes tendidos entre la rumba catalana y la música latina y caribeña, todo eso que terminó conociéndose como salsa. La canción comienza con Elíades Ochoa cantando los inmortales versos que Antonio González le dedicó a su esposa Lola Flores, para pasar a una parte muy Tangana, eso sí con percusiones latinas y flamencas, hasta llegar a un estribillo que es puro Cuba, luego vuelve Ochoa por el Pescaílla (esta vez con un ligero toque de Autotune) hasta que entran los vientos y aquello se convierte en una explosión salsera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios