www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de los Ramones
Ampliar

Las 10 mejores canciones de los Ramones

jueves 15 de abril de 2021, 11:18h

Los Ramones fueron el mayor soplo de aire fresco del rock & roll en los años 70, en un momento en el que el género se anquilosaba peligrosamente entre los excesos del rock progresivo y unas estrellas que se habían convertido en millonarios y habían levantado un muro entre ellos y su audiencia. Estos cuatro pandilleros de Queens volvieron a traer las mejores esencias del rock primigenio, juntando su cabreo adolescente con guitarras espídicas y melodías prestadas de los grupos de chicas de comienzos de los 60 y el surf. Hoy recordamos a su cantante, Joey Ramone, que murió hace 20 años, sin más preámbulos, hey, ho, let’s go, estas son nuestras 10 canciones favoritas de los papás del punk.

Sheena Is A Punk Rocker

Con eso de ser los padres del punk muchas veces nos olvidamos que los Ramones eran unos maravillosos artesanos de canciones y que sus melodías están a la altura de las magnas producciones de su querido Phil Spector. 'Sheena Is A Punk Rocker' demuestra toda la facilidad melódica de Joey y su afinidad por la música surf. Una verdadera golosina pop a la que la guitarra de Johnny da el filo y en la que el cantante de los Ramones declara que el personaje de Sheena, Reina de la Selva, en una punk rocker. Punk, cómics y cultura pop.



Blitzkrieg Bop

La canción más famosa de su carrera y una de las más importantes de la historia del rock, siendo la inyección de energía que necesitaba el género para no pudrirse definitivamente. Un canto primal que invita a la acción, una guitarra desaforada, coros surf y una melodía perfecta redondean una canción que puso una guitarra en el hombro a toda una nueva generación bajo un eslogan que acababa con la mitología de los dioses del rock: “Hazlo tú mismo”.



Rockaway Beach

Aparte de saber contar perfectamente hasta cuatro, el bajista Dee Dee Ramone era capaz de componer algunas de las mejores canciones de la banda. Siendo el único de los cuatro tipos de la chaqueta de cuero que sacaba tiempo para ir a la playa, es normal que fuera un enamorado de los primeros Beach Boys, a los que homenajea en esta estupenda canción en la que habla de sus visitas a la playa de la ciudad de Nueva York, Rockaway. Un lugar que se transformó en Samil en la versión que hicieron los Siniestro Total en 1985.



Do You Remember Rock 'n' Roll Radio?

Hay a muchos seguidores de la banda a los que no les gusta mucho su colaboración con Phil Spector, 'End Of The Century', pero yo creo que es uno de sus grandes discos. Es evidente que la guitarra sola de Johnny se basta y se sobra para crear su propio Muro de Sonido pero a nadie le amarga un dulce y este 'Do You Remember Rock 'n' Roll Radio?' se beneficia de una producción excelente, añadiendo piano, sección de vientos y hasta sintetizador a esta oda a sus héroes como John Lennon (no en vano estamos hablando de una banda que se cambió el apellido de todos sus componentes a Ramone por el apodo que utilizaba Paul McCartney cuando viajaba de incógnito), Jerry Lee Lewis o T Rex. ¡Rock 'n rock 'n roll radio, let's go!



Rock'n'roll High School

Otra de sus mejores canciones, en esta ocasión con diferentes versiones, la última de ellas acabaría apareciendo en 'End Of The Century'. Puede que en sus canciones más primales, como en esta, el toque Spector sí que hiciera perder algo de fuerza a la banda, sobre todo a un Johnny que tuvo que repetir innumerables veces el acorde inicial hasta que el maniático productor quedó satisfecho.



Judy Is a Punk

Volvemos al seminal debut de los Ramones, uno de los discos más importantes de todos los tiempos, que se grabó en solo siete días y por unos rácanos 6.400 dólares. Otra de las mejores canciones de aquel disco fue este 'Judy is a Punk', compuesta por Joey, en la que aparecen dos de los personajes fundamentales de su discografía, Jackie y Judy, que volverían a aparecer en la también notable 'The Return Of Jackie and Judy', de la que posteriormente Tom Waits (un gran fan de la banda) haría una notable versión.



I Wanna Be Sedated

'Road To Ruin' vio la primera sustitución en la banda, ya que el batería original, Tommy, dio paso a Marky, eso sí, el sonido siguió siendo el distintivo de la casa, con pelotazos como este 'I Wanna Be Sedated', otra de sus canciones más conocidas, compuesta también por un Joey muy aburrido mientras veía 'Los Cañones de Navarone' con Dee Dee en su primera visita a Londres…



I Wanna Be Your Boyfriend

Tommy Ramone solo estuvo presente en los tres primeros, y fundamentales, discos de la banda pero su huella es la más profunda. No solo compuso la mayor parte de 'Blitzkrieg Bop', junto a una pequeña ayuda de Dee Dee, sino que les regaló esta maravilla pop, en la que a sus habituales simples declaraciones de quiero/no quiero le añade la más sorpresiva declaración de todas, "quiero ser tu novio", siendo una de las pocas canciones de amor de una banda más relacionada con esnifar pegamento o abrir cráneos con un bate de béisbol, que con sencillas historias de amor. Eso sí, su melodía era tan pegadiza que hasta los Talking Heads de David Byrne, teloneros en aquella época de los de Queens, la metieron en su repertorio,



Danny Says

Una de las canciones más inusuales dentro del repertorio de la banda, una balada en la que Joey echa de menos a su novia de la época, Linda Daniele, y que cuenta el día a día de la banda, siendo el Danny del título, Danny Fields, su mánager, y en la que utiliza, nada más y nada menos, que ocho acordes distintos, todo un récord para una banda que hizo (grandísima) carrera con canciones sobre tres acordes. La colorida crónica rosa de la banda también nos dice que, a pesar de maravillosas canciones como esta, Daniele terminaría dejando a Joey para irse con Johnny, un incidente que el cantante inmortalizaría en 'The KKK Took My Baby Away'…



Beat on the Brat

Una de las canciones más afiladas de su debut, Joey había crecido viendo a los niños bien de la clase alta de Manhattan comportándose como verdaderos capullos malcriados, así que el estribillo de esta canción, “Golpéale en la cabeza con un bate de béisbol”, llevaba mucho tiempo rondándole la cabeza, para la melodía solo tuvo que mezclar su amor por el 'bubblegum' y los grupos de chicas, tipo las Shangri-La's y las Ronettes, con el garaje de los grupos de Detroit como los Stooges y MC5, para conseguir un tema que se quedaba pegado al cerebro con la misma velocidad con la que era cantado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios