www.diariocritico.com

VI Congreso Iberoamericano de Nuevo Periodismo

Los peligros de los cambios constitucionales

Los peligros de los cambios constitucionales

viernes 25 de noviembre de 2011, 14:40h
Expertos en América Latina discutieron sobre la naturaleza de las reformas constitucionales, el desarrollo histórico en la región desde los años 80 y las normas de oro para llevar a buen puerto una reforma.

El experto en reformas constitucionales, Gabriel Negretto, destacó la naturaleza compleja y "bifronte" de las constituciones en iberoamérica, donde "la influencia de los intereses de corto plazo se encuentra enfrentado".

Asimismo, Negretto destacó la extensión de los cambios en Latinoamérica donde vieron la luz de media en cada país 11 Constituciones desde la independencia, 6 en el siglo XX y prácticamente una Constitución desde 1978 al 2008, así como 140 reformas en toda la región en este último periodo.

El experto destacó además que hasta el año 1993 había una mayor restricción, en algunos casos absoluta, para la reelección. Fue a partir de la Constitución de Fujimori cuando empiezan a observarse reglas de reelección más permisiva, facilitando la perpetuación de individuos en el poder.

Ante reglas como una reelección más permisiva, "las Constituciones no pueden permanecer inmutables y es lógico que se hayan reformado o cambiado" pero recordó que "la inestabilidad alimenta la inestabilidad, y los cambios frecuentes hacen que sean más frecuentes".

 

Las normas de oro

El magistrado Juan Luis Rascón afirmó que, hablando de la Constitución "no vale cualquier reforma ni hacerlo de cualquier manera". Así, para que se pueda llevar a cabo con garantía tiene que haber estabilidad social, política, jurídica y económica.

Rascón valoró que "se ha de buscar el máximo consenso político y social para garantizar que va a llevarse a efecto, no vale el cortoplacismo".

Destacó la importancia de que exista "un mandato electoral justo y nosotros los españoles no podemos alardear de ello". También que exista "un Estado de derecho fuerte, en el que se imponga la ley que emane del Parlamento".

El reconocimiento de los derechos fundamentales es "el esqueleto ético", para ello hay que "contar con un poder judicial fuerte, respetuoso con la ley pero que defienda y proteja cada caso".

También destacó que debe haber transparencia institucional, "saber hasta donde van las instituciones" o la "necesidad de partidos democráticos realmente democráticos", algo que en España no termina de suceder, "esos partidos internamente no son democráticos".

Por último valoró una participación ciudadana efectiva, "no vale una democracia pasiva, la democracia es el día a día".

 

Dos grupos en la región

El expresidente boliviano Jaime Paz Zamora destacó que en los años 80, por primera vez desde la Constitución de Cádiz, "coincidimos todos siendo democráticos, algo que daba optimismo, coincidió con el fin de la guerra fría, el triunfo del neoliberalismo".

Una década muy importante para América Latina aunque "desde el punto de vista neoliberal los 80 fue una década perdida".

Reconoció que "con el neoliberalismo quedaron unas normas básicas" aunque en América Latina ante este fenómeno se dieron dos reacciones: "surgieron los países evolucionarios y los revolucionarios ante la coyuntura".

Si por un lado los evolucionarios tenían la posibilidad de encarar esto y acomodarse a la situación de una democracia que funciona globalizadamente, los revolucionarios consideraron que era el momento de replantear todo "porque el shock neoliberal fue brutal, fue un gran precipitador que hizo saltar en América Latina una cantidad de problemas que las democracias trataban de llevar adelante".

Con un proyecto medioplacista, Jaime Paz afirmó que este conglomerado de países tiene a Fidel Castro como ideólogo, quien "a través de la democracia logró tener la presencia en América Latina que las guerrillas y la lucha armada nunca le dieron", con "un gran distribuidor de pelota que se llama chávez, un mediocampista con dinero que puede alimentar un programa como el de Bolivia".

Sí destacó de estos líderes que "están planteando la lucha contra la discriminación de frente" un problema que sufre toda la región, y consideró que en su proyecto la reelección es fundamental, "si no se reelige el caudillo, no funciona, y hay una gran mayoría que quiere reelección porque son lideratos que han resultado creíbles en la lucha contra la discriminación".


Reformas interesadas

La reforma de la Constitución para el analista del Real Instituto Elcano Carlos Malamud debe responder a dos cuestiones previas, "el de la oportunidad y la necesidad".

Malamud destacó que el comienzo de la década de los 90 marca un parteaguas, "por un lado la reforma constitucional argentina, donde Menem introduce la figura de la reelección, versus la reforma colombiana del 81 que no introduce la reelección, sino que la introducirá Uribe años después".

En su opinión "las reformas constitucionales tienen que ver con la voluntad de poder de los dirigentes y de la debilidad institucional". El problema que plantean estas reformas es que "todas se hacen con el mismo patrón, todas implican modificar las normas a mitad de partido y beneficiar a quien gobierna".

Prueba de ello es que "salvo el caso de República Dominicana, los demás presidentes que cambiaron la Constitución en su beneficio ganaron en las siguientes elecciones".

Otra cuestión que no recogen las constituciones "es la presencia de familiares directos en la vida política, y las constituciones deberían prohibir que los familiares se aprovechen de su paso por la casa de gobierno presentándose a la elección siguiente".

 

- Todas las noticias sobre el Congreso Iberoamericano de Periodismo

 

- Más información en la web oficial del Congreso:

http://www.congresonuevoperiodismo.com/

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios