www.diariocritico.com

Preocupa el efecto del descontrol autonómico en los mercados

El 'tira y afloja' de Rajoy con Bruselas vuelve a tensionar la economía como en 2011

El 'tira y afloja' de Rajoy con Bruselas vuelve a tensionar la economía como en 2011

> El juego de Rajoy y De Guindos para ganar tiempo con el déficit no gusta en los mercados

miércoles 07 de marzo de 2012, 09:57h
El órdago del presidente del Gobierno a costa del déficit está causando más efectos colaterales de lo esperado. Como señalaba el presidente de la Comisión europea Olli Rehn,  en una entrevista al diario francés "Le Figaro" "el respeto de los compromisos dados a nivel europeo también es importante para los inversores". Y está en lo cierto: no sólo Grecia es el culpable de los malos resultados en bolsa y la subida de las primas de riesgo, la correción al alza primero de nuestros déficit y la decisión de rebajar el compromiso de reducción han despertado de nuevo el afán especulador de los inversores sobre España.

- El Ibex sigue de resaca tras el enésimo desplome por el temor a la quiebra de Grecia
- Ya no son 30.000 millones: menos ingresos y más paro exigirán un ajuste de 37.900 millones
Marzo de 2012 parece recordar por desgracia al marzo de 2011, cuando la prima de riesgo se disparaba un día sí y otro también (ya la tenemos por encima de los 300 puntos básicos), la bolsa no daba pie con bola, el precio del petróleo -que sigue disparado- encarecía nuestros costes, y los distintos miembros del Gobierno se contradecían con la consiguiente pérdida de credibilidad en el exterior.

 De hecho, el ministro de Hacienda Cristóbal Montoro se apresuraba a afirmar este miércoles que el Gobierno trata de evitar cualquier influencia en los mercados de la colocación del objetivo de déficit en el 5,8 % explicando que esta cifra no incumple ningún compromiso. "En lo que pueda haber influido se está corrigiendo, es decir explicando", ha respondido el ministro interpelado por una posible influencia en la caída de las bolsas y la subida de la prima de riesgo por haber pasado de tener como objetivo de déficit en 2012 un 5,8 % del PIB, en vez de un 4,4.

El ministro ha afirmado que el Gobierno "no está cómodo" y rechaza "determinados planteamientos y titulares" que "no ayudan", al interpretar que con este paso España ha rebajado las expectativas respecto a la reducción del déficit. Así, ha remarcado que el objetivo de déficit "sigue en la senda del pacto de estabilidad" y dentro de los Tratados de la Unión Europea, dado que se prevé una corrección de 3,5 puntos para este año del déficit estructural, por encima del 1,5 recomendado en 2009 para compensar el incumplimiento de un año antes.

A su juicio "lo importante es la corrección del déficit estructural", más allá de "una cifra diferente" de déficit nominal "en un momento de recesión", ya que la cifra ha pasado del 4,4 % para 2012 -que se preveía con un potencial crecimiento del 2,3 %- al 5,8 %, con una economía en el menos 1,7 %. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que le gustaría poder aumentar este año el gasto del Estado en un 20 % "para hacer muchas más cosas", aunque ha recordado que no se puede hacer porque la economía caerá y es necesario financiarse en unos mercados que reclaman el ajuste del déficit. "Prefería aumentar los presupuestos de gastos en un 20 % para hacer muchas más cosas. No hay Gobierno que no tenga ese objetivo, pero lo que usted pide no es realista porque no va a haber crecimiento", ha dicho Rajoy en la sesión de control del Congreso en respuesta al portavoz de IU, Cayo Lara.

El derrape

Mientras tanto, parece que el ministro de Economía Luis de Guindos y Rajoy andan en el juego de los globos sonda sobre el montante de los recortes. El último dato insinuado por De Guindos de un ajuste adicional de 8.000 millones para hacer frente a la cuadratura del déficit evidencia que la intención del Gobierno es la de acercarse más a reducirlo hasta el 4,4% fjado por el equipo de Zapatero que al 5,8% que plantearon en un primer momento. La suma total de los recortes ronda los 40.000 millones, lo que supondría reducir en cuatro puntos el desfase entre ingresos y gastos.

Y es que las negociaciones 'oficiosas' entre el Ejecutivo de Rajoy y Bruselas se están centrando en explicar el entramado de gastos e ingresos de las distintas administraciones públicas para intentar rascar unas décimas de incumplimiento en el objetivo del déficit, más que en dejarlo en una reducción de 1,4 puntos, algo que Rajoy ya sabía imposible cuando lanzó su órdago.

Así, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, señala que va a pedir al Gobierno español "explicaciones" sobre el "derrape" del déficit el pasado año, y también que presente un presupuesto para 2012 "convincente"."Primero vamos a pedir explicaciones al Gobierno español sobre lo que causó el derrape de 2011", indicó en referencia al déficit del 8,51 % del Producto Interior Bruto (PIB), en lugar del 6 % que había previsto el anterior Ejecutivo.

El comisario europeo subrayó que "España debe igualmente presentar un proyecto de presupuestos convincente para 2012", después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, indicara el pasado viernes que dadas las circunstancias actuales su objetivo de déficit este ejercicio es del 5,8 % del PIB, y no el 4,4 % que se había anunciado anteriormente a las instituciones europeas.

Tras considerar "inaceptable" el nivel de paro que hay en España, reconoció que la reforma laboral que se ha adoptado "es algo bueno" y "acabará por dar frutos. Pero el respeto de las reglas presupuestarias es igualmente importante. Forma parte de los elementos de confianza para los mercados que ayudan a restablecer el crecimiento". "Hay que dejar de pensar que el pacto presupuestario europeo es estúpido, no se opone al crecimiento y al empleo", concluyó.

Rehn, que el martes estuvo en un coloquio sobre la crisis en París, no quiso pronunciarse hoy sobre los nuevos objetivos de déficit que se ha marcado el Gobierno español para este año, porque dijo esperar información completa y planes detallados de 2012 y 2013 que garanticen bajar al 3 % del PIB el próximo ejercicio. "España -indicó en declaraciones a la prensa- es uno de los países que para 2013 tienen que corregir el déficit excesivo y volver por debajo del 3 %. Es esencial que España defina el objetivo a medio plazo. Y es esencial que España lo más pronto posible este año presente su programa para 2012, que garantice que se cumplirá ese objetivo el año próximo".


Bruselas pide más

Otra de las pruebas de esta negociación -España es la cuarta economía del euro y Bruselas no puede permitir que su incumplimiento sirva de ejemplo a italia o Portugal, por poner ejemplos- es que se han pedido más reformas para asegurar el ajuste económico. El Gobierno español presentará antes del verano una nueva serie de reformas estructurales, entre las que se encuentra la nueva ley de emprendedores, con el objetivo de generar empleo y crecimiento. "Antes el verano pretendemos presentar alguna reformas: una ley de emprendedores para que haya menos cargas y menos trabas. Queremos hablar (...) de la unidad de mercado, queremos hablar de la política fiscal de los emprendedores", dijo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una sesión plenaria en el Senado. "También es muy importante hablar del sector energético porque es un factor decisivo para la competitividad de nuestro país", señaló Rajoy, quien lamentó que España sea el tercer país europeo con el precio más caro de la enería.

Adicionalmente, el jefe del Ejecutivo español dejó claro que el Gobierno se propone reducir él número de entes y empresas públicas con la finalidad de incrementar su eficacia.

Lea también:

- El Ibex sigue de resaca tras el enésimo desplome por el temor a la quiebra de Grecia
- Ya no son 30.000 millones: menos ingresos y más paro exigirán un ajuste de 37.900 millones
- Rehn pide a España que presente unos presupuestos para 2012 "convincentes"
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios