www.diariocritico.com

Se haría cargo del ladrillo aportado por Caja Madrid y Bancaja

El Gobierno ensaya el 'banco malo' con la nacionalización de Bankia

El Gobierno ensaya el 'banco malo' con la nacionalización de Bankia

jueves 10 de mayo de 2012, 14:06h
La nacionalización de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), la matriz de Bankia, ya está en marcha, pero quedan muchas lagunas por resolver. Por ejemplo, la autorización de las autoridades españolas y europeas y el proceso de valoración que determine qué parte se queda el Estado y qué parte conservan las siete cajas de ahorros fundadoras del grupo, lideradas por Caja Madrid y Bancaja. Pero lo que está claro es que el Gobierno 'nacionaliza' en Bankia la matriz que alberga los activos tóxicos, el ladrillo y sus créditos, y que coincide en la práctica con las tesis del banco malo, como medio para limpiar el sector bancario.

- ¿Hay que rescatar con dinero público la banca española?
- El BCE, insaciable: el Gobierno tendrá que presentar 'ya' un plan para reestructurar la banca
Bankia y su matriz BFA ya utilizaron 4.500 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en 2010, para acometer la integración de Caja Madrid y seis cajas más, incluida Bancaja. El origen del banco se remonta al Sistema Integral de Protección (SIP) que formaron en el verano de 2010 siete cajas de ahorros: Caja Madrid, Bancaja, Caja de Canarias, Caixa Laietana, Caja de La Rioja, Caja Ávila y Caja Segovia. El SIP consistió en integrar bajo un mismo grupo bancario sus negocios pero manteniendo aparte sus marcas locales. Con esta denominada 'fusión fría' formaron el tercer grupo entonces por activos de España, 339.021 millones en 2009, pero el primero por volumen de negocio, 376.619 millones. Es decir, la entidad con mayor concentración de riesgo en este país.

Para cumplir con las exigencias de capital exigidas por el Gobierno, el SIP de cajas de ahorros se transformó en banco con la constitución del Banco Financiero y de Ahorros (BFA). BFA es la matriz de Bankia y es donde están agrupados los activos problemáticos de las antiguas cajas de ahorros. El primero se quedó con los activos inmobiliarios y algunas participaciones industriales, mientras que el segundo, que es el que cotiza en Bolsa, se quedó con el negocio financiero.

Y precisamente el origen de lo que se rescata está en los activos tóxicos, procedentes del sector inmobiliario. No es de extrañar que el Ejecutivo de Rajoy ensaye con Bankia el modelo a seguir en futuras actuaciones. Se trata de crear sociedades (banco malo) en las que aparcar, sanear y luego vender, previo proceso de fijación de precios, los activos tóxicos, que es el paso que se va a acometer ahora al valorar el estado del patrimonio y fondos propios con que cuenta el banco para afontar más préstamos. No en vano este viernes se desvelará cómo va a acometer el Gobierno la nueva reestructuración del sector bancario, además de que está siendo presionado cada vez más por Bruselas e incluso el BCE, para que realice un proceso global de saneamiento del sector, y no un 'caso por caso'.


Qué pide Goirigolzarri

El nuevo equipo gestor de Bankia ha solicitado que se conviertan en acciones los 4.465 millones en participaciones preferentes convertibles que son propiedad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo que se diseñó para rescatar las entidades financieras con problemas y que está controlado por el Banco de España y el Ministerio de Economía.

Para saber cuántas acciones de la matriz de Bankia corresponden al FROB será necesario fijar una relación de conversión, según se indica en la escritura por la que se emitieron las participaciones preferentes. Para ello, se establece que el FROB y el propio Banco Financiero y de Ahorros nombrarán a unos expertos independientes que emprenderán un proceso mediante el cual se fijará el "valor económico" de BFA sin la aportación estatal, según la escritura inscrita en el Registro Mercantil de Valencia en diciembre de 2010.

Lo que BFA ha solicitado es que se conviertan en acciones los 4.465 millones en participaciones preferentes convertibles que son propiedad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el fondo que se diseñó para rescatar las entidades financieras con problemas y que está controlado por el Banco de España y el Ministerio de Economía.

Para saber cuántas acciones de la matriz de Bankia corresponden al FROB será necesario fijar una relación de conversión, según se indica en la escritura por la que se emitieron las participaciones preferentes. Para ello, se establece que el FROB y el propio Banco Financiero y de Ahorros nombrarán a unos expertos independientes que emprenderán un proceso mediante el cual se fijará el "valor económico" de BFA sin la aportación estatal, según la escritura inscrita en el Registro Mercantil de Valencia en diciembre de 2010.


El peso del ladrillo
 
El Gobierno se e hará cargo de una entidad en la que se centran las dudas del mercado sobre la banca como consecuencia de su alta exposición al sector inmobiliario, que según los últimos datos publicados por el banco supera los 31.800 millones en activos problemáticos. Por ejemplo, el Santander cuenta con 31.994 millones, y 22.800 millones tiene el Banco Popular.

La entidad anunciaba en febrero que necesita unos 5.070 millones de euros para cumplir con los nuevos requisitos de capital del Gobierno. Su plan, aprobado por el Banco de España, descartaba ayudas de cualquier tipo. Para ello había realizado también operaciones como la venta de su participación en Mapfre América a Mapfre por 244 millones y el canje de 1.274 millones de euros de preferentes de sus clientes por acciones, medida con la que amplía su capital.

Las cuentas de la entidad, con problema de auditoría, incluían 10.564 millones de créditos 'dudosos', un 36,5% más que en 2010, y 1.748 millones en activos fallidos, un 22% menos que en el ejercicio precedente. Y su tenencia de suelo es aún más problemática: sumó 11.524 millones en préstamos a este concepto, provisionando para hacer frente a impagos unos 3.931 millones de euros. Bankia sumó otros 85.113 millones de euros en créditos para la adquisición de vivienda, un 12% del saldo hipotecario de todo el sistema financiero español.

La entidad, que transformó Bancaja Habitat en un grupo inmobiliario para intentar vender sus viviendas embargadas, acumuló el pasado año 8.097 millones de euros en inmuebles adjudicados por el impago de deudas.


Renuncia de Rato en Mapfre

Mientras, el expresidente de Bankia, Rodrigo Rato, ha formalizado su renuncia como consejero de Mapfre, según informó la aseguradora a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El consejo de administración de Mapfre aceptó ayer la renuncia de Rato, después de que éste dimitiera de sus cargos como presidente ejecutivo de Bankia y de su matriz, Banco Financiero y de Ahorros (BFA) y fuera sustituido en el cargo por José Ignacio Goirigolzarri. Rato, que fue desalojado del cargo por el Gobierno antes de conocerse la nacionalización de BFA y, por tanto de su cotizada Bankia en un 45%, aún es consejero de IAG (antigua Iberia).


Lea también:

- ¿Hay que rescatar con dinero público la banca española?
- El BCE, insaciable: el Gobierno tendrá que presentar 'ya' un plan para reestructurar la banca
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios