www.diariocritico.com

Efecto contagio en el sector financiero

BBVA, Santander y Caixabank pagan parte de los platos rotos, pero no recurrirán al rescate europeo

BBVA, Santander y Caixabank pagan parte de los platos rotos, pero no recurrirán al rescate europeo

> Su punto fuerte es que cuentan con significativos negocios en países emergentes

Por P.M.B.
jueves 14 de junio de 2012, 07:52h
Hace unos años, cuando estalló la crisis, se aseguró por activa y por pasiva que nuestro sector financiero estaba a salvo de la misma porque estaba saneado y fuerte para resistirla. Pronto, las palabras se quedaron algo anuladas por necesidad: los activos tóxicos y el efecto contagio les terminó castigando. Ahora, con la petición de rescate bancario a Europa, todos se llevan el 'sambenito' de banca rescatada, pero... ¿es justo ese atributo?

- Rato renuncia a su millonaria indemnización
No, no lo es, a la vista de los nuevos hechos. Partiendo de que esta semana se consumaba el castigo de los mercados a nuestra banca cuando la agencia de calificación Fitch bajaba el rating de Santander y de BBVA a 'BBB+' (calidad aceptable), la realidad no puede ser más negativa para todos. Pero hoy por hoy, 3 de los 4 grandes bancos no solicitarán ayuda del rescate.

En concreto, Banco Santander, BBVA y Caixabank, las 3 entidades más fuertes actualmente, aunque no lo han confirmado de manera oficial, no van a solicitar ni un euro del fondo crediticio puesto a disposición de la banca española a manos europeas. Como saben, el sábado 9 de junio el Gobierno Rajoy consiguió esa línea de crédito por unos 100.000 millones de euros de máximo, y puede que se empleen unos 60.000 de los mismos.

En concreto, se especula con que Bankia, la entidad que desató toda la crisis por su fuerte endeudamiento y la incapacidad de salir del colapso financiero, podría solicitar 19.000 millones, mientras que Novacaixagalicia pediría 10.000, los mismos que CatalunyaCaixa, según fuentes consultadas por el diario 'ABC'.

A esos 40.000 millones de euros habría que sumar en torno a otros 20.000 millones que pedirían entidades menos grandes, como Caja España, Caja Duero, Unicaja, Banco Sabadell, Banco de Valencia y otras tantas. Más allá de la exactitud de las cifras, lo que ocurre es que no se prevé que en ningún caso las entidades fuertes antes mencionadas pidan ayuda. Algunos lo ponen en duda, pero los Botín, González y Fainé han insistido en los últimos tiempos en que sus cuentas están saneadas y que resistirán con creces el temporal.

Incluso cuando esta semana Fitch rebajaba la calificación de estas entidades, añadía el comentario de que "Santander y BBVA están mucho mejor que diversos bancos medianos y cajas de ahorros, especialmente aquellos con una elevada exposición al sector inmobiliario y con menor bases de capital", además de reconocer que ambos bancos cuentan con significativos negocios en países emergentes.

Tampoco está en la lista de bancos que piden ayuda entidades que suelen aparecer menos en la prensa como Banco Popular, que se uniría a la terna de Banco Santander, BBVA y Caixabank. De todas formas, el sector afronta un nuevo terremoto: España podría necesitar la liquidación de uno de sus bancos rescatados, dijo el miércoles el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, añadiendo que la liquidación de un banco es preferible si los costes de rescatarlo son demasiado altos para los contribuyentes.


- Rato renuncia a su millonaria indemnización
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios