www.diariocritico.com

China importa 430 millones de litros y un 70% procede de la UE

Las bodegas españolas las más perjudicadas con la 'vendetta' china al vino Europeo

Las bodegas españolas las más perjudicadas con la 'vendetta' china al vino Europeo

jueves 06 de junio de 2013, 15:05h
¿Qué tienen que ver las placas solares con el vino? Lo mismo que el tocino y la velocidad, pero a China no le importa. Las autoridades de ese país asiático han decidido abrir una investigación a la importación de vino europeo, como contrapartida al aumento de los aranceles europeos a sus placas solares. El conflicto, que perjudica a España, Francia e Italia podría ser resuelto en la Organización Mundial del Comercio, mientras tanto se habla de una vendetta china exagerada e imprudente.
La reacción no se ha hecho esperar. El Gobierno de Pekín ha respondido rápido a las medidas provisionales adoptadas por la Comisión Europea contra los paneles solares chinos, que entran este miércoles en vigor.

El Ministerio de Comercio del país asiático anunció el inicio de una investigación por 'dumping' [vender por debajo del precio de coste] y subsidios ilegales contra las bodegas europeas, cuyas exportaciones a China sumaron más de 800 millones de euros en 2012.

"Se ha decidido abrir una investigación 'antidumping'", indicó el Ministerio en un comunicado, donde asegura haber recibido quejas de productores domésticos que acusan al sector del vino de la UE de llevar a cabo estas prácticas de 'venta bajo coste, y beneficiarse indebidamente de subsidios para entrar en el mercado chino.

"Hemos detectado en los últimos años un rápido incremento de las importaciones de vino procedente de la UE", indicó el Ministerio de Comercio, que garantizó que "la investigación se llevará a cabo estrictamente según la normativa".

La decisión de Pekín se produce apenas un día después de que la Unión Europea anunciara que impondrá desde este jueves un recargo arancelario del 11,8% a las importaciones de paneles solares procedentes de China como represalia por considerar que el país asiático vende estos productos por debajo del precio de coste (práctica conocida como 'dumping').

Además, si en el plazo de dos meses China no presenta medidas correctivas para acabar con estas prácticas desleales, el recargo aumentará automáticamente al 47,6% a partir del 6 de agosto.

Estas sanciones provisionales tendrán una duración de seis meses. Al final del periodo, serán los Estados miembros los que decidan si las convierten en permanentes por un periodo de 5 años.

Un mercado en alza

Los vinos europeos copan alrededor del 66% de las importaciones chinas. La imposición de sanciones en forma de aranceles podría dañar esta posición de privilegio. Y para las bodegas españolas, el impacto podría ser comparativamente mayor. "Nos puede hacer mucho daño porque nuestros vinos son muy competitivos en precio y, además, prácticamente nos sacaría del mercado de graneles", asegura Javier Serra, consejero comercial jefe de la Embajada de España en Pekín.

España es el segundo mayor exportador de vino hacia China, sólo superado por Francia, a pesar de que en el primer trimestre de 2012 las ventas de vino español al gigante asiático cayeron un 30% en volumen, según datos del Observatorio Español del Mercado del Vino (Oemv), aun así vendimos cerca de 90 millones de euros de vino en China en 2012.

Casi el 30% de esta cifra es vino barato sin embotellar que después se envasa en destino bajo el nombre de otra marca comercial. En el último lustro, las exportaciones españolas se habían disparado en el país asiático, llegando en algunos ejercicios a duplicarse. Aún así, la víctima más relevante sería Francia, cuyos caldos copan más de un 50% de las importaciones.

De este modo, China ocupa el octavo país del mundo dentro del ranking de los 50 primeros países destino de la exportación española de vinos. Por delante se colocan Alemania, que ocupa el primer lugar, con exportaciones valoradas en 96,57 millones de euros, seguida de Reino Unido (66,48 millones de euros), Francia (65,19 millones), Estados Unidos (58,12 millones), Suiza (28,09 millones), Italia (23,33 millones) y Países Bajos (19,28 millones).

¿Qué dice el sector?

En un comunicado que ha enviado la Federación Española del Vino (FEV) señala expresamente que "el  sector del vino español se siente una vez más secuestrado en un diferendo comercial que tiene su origen en el procedimiento antidumping que la UE ha abierto contra las placas solares chinas".

La FEV ha querido manifestar así  la gravedad de este anuncio que sin duda culminará en el inicio de una investigación que puede suponer la imposición de tasas antidumping y antisubvención a las importaciones de vinos procedentes de a Unión Europea. Lamenta que el sector del vino se vea amenazado por unas represalias comerciales que tienen origen ajeno al sector.

"La FEV, desde que conoció la posible apertura de este procedimiento, a finales de 2012, ha estado en contacto constante con los responsables del área de comercio en el Ministerio de Economía y Competitividad, la Comisión europea y en coordinación con el resto de asociaciones bodegueras europeas, y ha venido proporcionando a sus empresas la información para saber cómo actuar en caso - como parece que va a ocurrir - que finalmente
se abra la investigación", concluye el comunicado

Las grandes Bodegas en China

La bodega Torres tiene una trayectoria relativamente larga en China, en la que ha sabido adaptarse y sobreponerse a dificultades. En 1997 Torres estableció una joint venture, Torres Zhangjiakou Great Wall Torres Winery Co.,  con una de la empresas locales de vino más importantes, Great Wall. Los primeros años fueron sin embargo difíciles, con pérdidas, pero la empresa decidió y supo aguantar.

En los últimos años ha sabido adaptarse a las condiciones del mercado y el panorama ha mejorado de forma radical. Por un lado Torres se dirige de forma prioritaria a un segmente de consumo de alto nivel. Así, según la empresa, en China venden el doble de su marca de más valor y prestigio, Mas La Plana, de lo que venden en España. Por otro, la compañía ha diversificado sus actividades y se ha abierto a la distribución de vinos de todo el mundo, creando para ello la  marca Everwines.

Una de las bodegas que cuenta con más de 8 años de presencia en China es Protos, con denominación de origen Ribera del Duero.

Su directora de exportación, Luisa de Paz, considera que el consumidor chino, "aprecian la calidad y empiezan a diferenciar los tipos de vinos".
"Se van educando e interesando, ahora conocen más de cerca las bodegas, los vinos y la calidad. Creo que el vino español está siguiendo el camino de la gastronomía", valoró la ejecutiva de Protos.

Sin embargo, De Paz consideró que "hay una clara necesidad de reforzar la marca España", que, en su opinión, "sigue lejos de la francesa o la italiana".

Las primeras botellas de la bodega Vega Sicilia no salieron al mercado chino hasta finales de 2012, aunque en palabras de Pablo Álvarez, director general de la bodega, "se ha creado una gran expectación en Asia, también por quiénes somos", expresó "comenzaremos a embotellar (tempranillo de 2009 y 2010) en los próximos tres meses"

 El mercado asiático, que él trabaja personalmente desde 1988, "va creciendo poco a poco, aunque es una labor lenta", "pero hay que estar", sostuvo, y China, vaticinó, "será más lenta para los vinos españoles".

"Hoy por hoy (los caldos chinos) tienen mucho que avanzar. Pero avanzar se avanza rápido", comprando técnica y contratando a expertos, aseguró Álvarez, no ajeno por otra parte a la tradición china de consumir té y espirituosos de alta graduación durante las comidas.

"China es un país difícil para el extranjero. Conozco a gente de Francia que ha venido a China para tratar de establecerse y lo ha retrasado. No es fácil", expuso el empresario, si bien no cerró definitivamente la puerta: "No quita que en un futuro se pueda pensar".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios