www.diariocritico.com
Magnate mexicano de la tecnología afirma que el futuro está en las tarjetas de plástico

Magnate mexicano de la tecnología afirma que el futuro está en las tarjetas de plástico

martes 27 de agosto de 2013, 15:31h

El empresario de la tecnología Gerardo Alton-Ortega dice que el futuro de la distribución física de información se encuentra en las tarjetas, concretamente en las llamadas Digi-cards. El multimillonario mexicano, fundador de las tarjetas de descarga Digi-cards, el productor líder de tarjetas de descarga multimedia, insiste en que no existe nada más eficiente que las tarjetas de PVC que él produce.

Todo empezó como una forma de distribuir las copias del disco de su esposa de forma eficiente y ahora se ha convertido en una industria con cientos de usos diferentes. Hace unos seis o siete años Alondra, una artista latina con múltiples discos de platino y que ha sido varias veces nominada a los Grammy, intentaba vender sus discos en sus conciertos, pero la logística era muy complicada, por lo que su productor y marido se puso delante de la pizarra y diseñó una tarjeta en la que se podía descargar un contenido en concreto. "Podría haber optado por otros muchos medios, como uno meramente Digital, pero de esta forma tu álbum se convierte en algo que es como las porciones de una pizza, o también podría haber distribuido el contenido mediante un CD, pero sus CDs eran vendidos por falsificadores fuera de sus conciertos y la logística de vender miles de CDs en un solo lugar era simplemente imposible". Después de desarrollar una patente y hacer algunas pruebas, las primeras Digi-cards se convirtieron en un verdadero éxito. "A los medios les encantaba", dice Alondra. "No les importábamos ni yo ni mi disco, lo único que querían era saber más sobre esas Digi-cards". Son dispositivos parecidos a tarjetas de crédito que contienen códigos para acceder a servidores seguros y descargar de forma manual o automática todo el contenido en dispositivos móviles u ordenadores.

Años después, Digi-cards produce actualmente millones de tarjetas con cientos de usos diferentes: desde la ubicación de productos hasta añadir valor a un objeto, pasando por la distribución de contenidos relacionados con el marketing y de contenidos multimedia. Con base en la compañía Vital Digital Global de EEUU, la empresa matriz de Digi-cards, se ha expandido por 4 continentes y este negocio está floreciendo. El producto es barato, innovador y parece que todo el mundo lo quiere. Actualmente las Digi-cards albergan ebooks, discos, películas, catálogos, revistas y cientos de archivos electrónicos multimedia. Hay incluso contenidos HD y 3D para los clientes más exigentes o para los usuarios que necesitan de estos medios.

Gerardo Alton-Ortega dice que las Digi-cards han salvado a millones de árboles con el paso de los años, reemplazando al papel, además las tasas de retención para campañas de promoción son las más altas en comparación con cualquier otro producto promocional o de marketing que exista actualmente en el mundo, y la información y los datos que los clientes consiguen tienen un valor de billones de dólares solo a la hora de ahorrar el dinero que se gastarían las empresas en distribuirlos mediante otras opciones menos productivas.

Las Digi-cards son un nuevo producto, cuya eficiencia se demuestra todos los días y es un objeto muy simple; nadie tira a la basura una Tarjeta de Crédito, la guardan y la usan en el momento adecuado. Gerardo Alton-Ortega pone sus esperanzas en los niños: "A ellos les encantan, intentan coleccionarlas y son los que las utilizan de forma más eficiente. Mi madre tarda un tiempo en entender cómo se utiliza, mientras que los niños la usan automáticamente y de forma inmediata. Son geniales a la hora de utilizar nuestras tarjetas, yo me llevé una gran sorpresa con ello". "El futuro puede traer muchas cosas nuevas y productos numerosos y puede que yo ya no siga aquí, pero te apuesto lo que quieras a que las Digi-cards han venido para quedarse aquí durante mucho, mucho tiempo", concluye.

Vital Digital Global Corp es una empresa privada, pero planea salir al público en los próximos años para poner el nombre de su marca como equivalente de la mejor compañía de distribución multimedia por medio de dispositivos físicos que exista en el mercado. Gerardo Alton-Ortega y su esposa Alondra viven entre Miami y el Principado de Andorra, donde la infraestructura de este diminuto país es excelente para controlar a distancia su empresa mundial.

Para saber más sobre las Digi-cards, visita la página web www.digi-cards.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios