www.diariocritico.com
Isabel Preysler y su secreto más guardado de la dieta macrobiótica

Isabel Preysler y su secreto más guardado de la dieta macrobiótica

viernes 22 de noviembre de 2013, 18:41h
Para Isabel Preysler los años no pasan, su fisonomía e imagen parece esculpida en mármol con 62 años cumplidos y cinco hijos, su figura se mantiene inalterada a pesar de que para muchos es un producto de laboratorio de estética.
Pero lo que la mayoría no sabe es que Isabel cuida su salud con unos hábitos vitales y alimenticios muy regulares y estrictos que sin duda le ayudan a mantenerse joven. En efecto, una de sus hijas, Tamara, declaró que su madre se encuentra tan bien gracias, sobre todo a la dieta macrobiótica que sigue desde hace tiempo en una clínica privada.

Dicha dieta debe adaptarse a las condiciones personales como un guante y observar unos principios alimenticios basados en la pirámide de la alimentación macrobiótica. Por tanto, realmente es una dieta vegetariana que incluye solo alimentos naturales de consumo diario que han de ser muy masticados.

Entre estos alimentos biológicos encontramos los cereales, arroz, cebada, la soja, las algas marinas, los aceites vegetales, las verduras y hortalizas de temporada. Todos ellos cocinados hervidos, guisados o en sopa. La dieta impone evitar en lo posible las proteínas animales, el pescado, los huevos y lácteos.

Esta dieta bien conocida por  multitud de nutricionistas o centros de estética como los dietistas de germaine goya, la denominan como en un estilo de vida oriental, muy diferente al cotidiano. Puesto que no se trata de adelgazar, ni es una dieta al uso, además de ser muy cara, por la procedencia de los alimentos.

Según Michio Kushi, considerado autor de la macrobiótica moderna existen estudios contrastados que ponen de manifiesto que el seguidor de dicha dieta no suele precisar servicios médicos oncológicos o cardiovasculares. Dado que las personas que llevan al cabo de su vida una dieta macrobiótica, son personas más sanas y en el plano filosófico social son mejores personas. Sin embargo, estrictamente observada produce severas carencias como anemia o escorbuto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios