www.diariocritico.com

Los hermanos Casado cumplen el sueño que les inculcó su abuelo siendo niños: disfrutar del campo con su propio viñedo

> "Tenemos la oportunidad de tratar a las uvas como si de un balneario se tratara"

martes 04 de febrero de 2014, 08:05h
Bodegas Hercal es el proyecto emprendedor de los hermanos Casado  que surgió tras una cena familiar en el 2004 y que aspira ya a hacerse un hueco en los mercados internacionales.  Ángel y Alfredo siempre se consideraron unos urbanitas -nacieron en Barcelona y han vivido siempre en León-, sin embargo, ironías del destino, han acabado por emprender a partir del legado que les dejó su abuelo cuando eran niños: la pasión por el viñedo.

La niñez de Ángel (1969) y Alfredo (1973) estuvo marcada por los paseos con su abuelo a través de los viñedos de Roa, en la Ribera del Duero. Nunca imaginaron que tiempo después estos momentos sentarían las bases de su propio proyecto emprendedor. 

"Éramos urbanitas, para nosotros el campo era una cosa lejana, no nos interesaba. Mi abuelo tampoco era agricultor (era pescadero), pero aquellas viñas habían forjado su personalidad y era lo que él nos quería transmitir. En verano sarmentábamos, quitábamos hierba, quitábamos uvas para que las viñas dieran el fruto justo e ideal, como su abuelo le había enseñado, y ahora era él quien nos enseñaba a nosotros", nos cuentan.  De hecho, no tienen ningún familiar agricultor sino que ha sido su esfuerzo por formarse a través de cursos los que les ha permitido sacar su iniciativa adelante.


'Un balneario para sus hijas, las uvas'

La viticultura de Bodegas Hercal es una mezcla de las enseñanzas que recibieron de su abuelo con las técnicas más modernas. Alfredo nos explica que ellos ponen el doble de plantas que los demás para recoger 1kg de uva por cepa en lugar de 2kg como la gran mayoría, para obtener mejores características en los frutos.

Plantaron una cubierta vegetal entre los líneos  con plantas aromáticas y otras hierbas para crear una micro-fauna que les ayudara a conseguir uvas más pequeñas, pero de una grandísima calidad. Además, aplicaron conocimientos de biodinámica y técnicas ecológicas, creando sus propios fungicidas y abonos. Uno de sus tratamientos está compuesto por aloe vera traída de Tenerife, pero también echan mano de manzanilla, mielenrama, salvia, etc.  

Ángel y Alfredo piensan en las cepas como si fueran parte de sí mismos. "Después de pasar tantas horas en las viñas nos dimos cuenta de que como para un padre no hay novio bueno para su hija, a nosotros nos pasaba lo mismo. Sabíamos y sentíamos que podíamos transformarlas en algo de lo que sentirnos orgullosos".  Tanto es así, que tratan a las uvas "como si de un balneario se tratara", nos relata Alfredo al describir sus depósitos de 10.000 kg y su proceso de elaboración.

Trabajan con uva entera y crean una semimaceración carbónica; los remontados se hacen todos de forma manual, y la crianza se hace en barrica ayudada de un bastoneo que hace que el vino sea mucho más cremoso. Un resultado que no es fruto de dos días.


Un proyecto familiar con miras globales

En el año 2004 los dos hermanos comenzaron a hablar en una cena familiar de la posibilidad de elaborar vinos y, con el apoyo de toda la familia, alquilaron un depósito en una bodega y se pusieron manos a la obra. Mucho aprendieron pasando por todo tipo de problemas empresariales hasta que llegó el momento clave en su desarrollo.

"Uno de los mayores retos que hemos vivido es la creación de nuestra propia Bodega. Hacer vino es sencillo, alquilas un espacio en una bodega y te pones a hacer vinos, comienzas a colocarlo en el mercado. Pero llega un día que eres lo suficientemente grande para independizarte pero aún eres pequeño para tener una bodega propia.  Dar este paso es complejo, ya que hay que arriesgar todo lo que tienes para llevarlo adelante, los bancos no tiene amigos, y una vez que das el paso ya no hay marcha atrás", recuerdan.

Ellos se lanzaron a dar el paso en el 2010 hipotecando sus casas y ahora se muestran orgullosos de las 3 añadas que llevan ya a sus espaldas en su propia bodega. Un lugar de buenas vibraciones que ha implicado a todas las generaciones de la familia: desde el sobrino más pequeño a los abuelos, todos colaboran dentro de sus posibilidades.

"Cuando llega la vendimia, al ser una bodega pequeña, controlamos uva a uva, primero en el campo seleccionando racimos que se transportan en cajas de 10 kg para que no se aplaste la uva. En bodega pasa a la mesa de selección donde está toda la familia, hablando y riendo mientras se cuentan nuestras experiencias, se selecciona uva a uva".

Ahora, toca mirar hacia delante porque ya empiezan a ver la luz al final del túnel  y aspiran alto, su próximo reto: cruzar las fronteras. El objetivo para 2014 es llevar la marca de Bodegas Hercal a China y consolidar su posicionamiento en Europa.



Más información sobre Bodegas Hercal:

https://www.facebook.com/bodegas.hercal
http://www.linkedin.com/profile/view?id=222507348
www.somanilla.es
[email protected]
[email protected]
 

Todo sobre:
Club 'Ruta al 2020'
Todo sobre Emprendedores 2020
Canal Emprendedores TV>>

Te recordamos que... 
- Estamos en Twitter @emprender2020
- Y en Facebook: Emprendedores2020
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios