www.diariocritico.com
Humor y teatro, y del bueno, en 'Continuidad de los parques'

Humor y teatro, y del bueno, en 'Continuidad de los parques'

lunes 28 de abril de 2014, 08:04h
Todos hemos  imaginado  alguna vez qué habrá detrás de la figura  amable, inquietante, repulsiva, suave, tétrica  o seductora de  personas anónimas  que  se   sientan a nuestro lado en el  metro, que cruzan la calle  junto a nosotros o  que  coinciden  cualquier día  en  el aeropuerto, la estación de tren, el supermercado   cogiendo un producto  en el mismo lineal   y  echándolo   a la cesta de la compra...  O, ¿por qué no?, sentadas a nuestro lado  en  el teatro, o  un parque.  Jaime Pujol, el autor de  "Continuidad de los parques", ha  sido valiente  y ha dado  el salto  necesario para poner  personajes, palabras, situaciones  y, sobre todo, humor, mucho humor, inteligencia, observación e imaginación   en la obra  "Continuidad de los parques" que estos días  termina  de representarse en las Naves del Español de Madrid.

Acierto  en el texto de Pujol, que Sergio Peris-Mencheta ha dirigido  con  la sencillez  y eficacia  necesarias  para que el resultado  sea redondo ya que  todos los actores  que  dan vida a los más de  20 personajes en la obra  bordan sus  papeles, y en especial Fele MartínezLuis Zahera (¡cómo olvidar a   Chema en  "Tesis" y a Releches en "Celda 211", respectivamente!), junto a  la otra pareja de actores, Roberto Álvarez y Gorka Otxoa,  que  tampoco les van a la zaga en versatilidad, comicidad y realismo.

La  sencilla  escenografía -un simple   banco, cuatro setos y una farola  en mitad del escenario- está  perfectamente  arropada   en un espacio que da cabida a los olores del parque  en las distintas estaciones, al que contribuyen decisivamente  tanto los  audiovisuales y  espacio sonoro    levantados por Joe Alonso, como la música  vocal  creada  e interpretada  por Marta Solaz.

La obra  de Pujol  ha pasado ya por Toledo y  sabemos que también  acudirá, al menos, en los próximos meses  a Gijón  y a Baracaldo, pero si  se asoma algunos días por su ciudad, no deje de acercarse al teatro porque tiene garantizadas  casi dos horas de  extraordinario teatro  en donde  humor e inteligencia  (¿acaso no hablamos de lo mismo  con estos  dos  términos?) se abren paso  en una cotidianeidad  en la que todos y cada uno de los espectadores  que han acudido  a  alguna representación de "Continuidad de los parques", sin duda  nos   hemos  visto reflejados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios