www.diariocritico.com
Ty Segall, la nueva esperanza del rock and roll

Ty Segall, la nueva esperanza del rock and roll

>> Crítica de 'Manipulator'

lunes 08 de septiembre de 2014, 19:49h
Cada cierto tiempo algún agorero decreta la muerte del rock, claro que, cada vez que pasa eso, suele surgir alguien que desmiente al agorero y hace que toda una nueva generación acabe empuñando una guitarra eléctrica como si fuese el más preciado de los objetos. Puede que haya llegado el momento de Ty Segall, un californiano que con su nuevo disco, 'Manipulator' (¡su octavo disco en seis años y eso sin contar sus discos en colaboración con otros artistas o como componente de otras bandas!) ha sacado un disco que le puede convertir de artista 'underground' minoritario a nuevo Jack White.
El problema hasta ahora con Segall es que a veces era difícil diferenciar cantidad de calidad. Parecía como si el 'chico maravilla' del garaje californiano sufriese de hiperactividad y se despreocupase algo del resultado final. No es que no hubiese calidad en sus anteriores trabajos, desde aquí escogimos su 'Twins' como uno de los 20 mejores discos de 2012, pero el resultado final era, a veces, poco coherente.

Que Segall estaba madurando lo pudimos comprobar el año pasado con el acústico 'Sleeper', un disco en el que mostraba su cara más reflexiva, tocando temas relacionados con la muerte y que musicalmente veían aparecer nuevas influencias como Lennon o Barrett, más allá de su amor por el garaje más sucio, los Black Sabbath o Nirvana. Ahora, tras pasar un año centrándose en su nuevo disco y tomándose tres meses para grabarlo, poco tiempo si eres U2 pero una verdadera barbaridad para un tipo que llegó a sacar cuatro discos en 2012, Segall ha entregado su mejor disco hasta la fecha.



'Manipulator' y gira española

Con 'Manipulator' Segall ha entregado el disco que le pude elevar de favorito de las radios universitarias y las publicaciones indie a un artista con potencial para todos los públicos, convirtiéndose en una especie de nuevo Jack White o Black Keys. Canciones no le van a faltar para ello, entre las 17 de nuevo disco, Segall hace un repaso a sus variadas influencias pero logrando cohesionarlas con un sonido propio. Evidentemente es un revivalista pero uno que tiene una voz propia, algo parecido al original mejunje de Tarantino con su cine.

Así la canción que le da título contiene un órgano muy Brian Wilson pero es también el disco en el que más se nota la influencia de T. Rex y el glam. No en vano, el propio Segall ha dicho que se trata de su disco más Tony Visconti, refiriéndose al afamado productor de los mejores discos de los de Bolan y de David Bowie. Esa afirmación también se puede entender al ver que 'Manipulator' es el disco en el que más se cuida la producción en toda la carrera de Segall, conjugándose los arreglos de cuerdas con ataques sónicos más puros. Claro que el instrumento que sigue ocupando el mayor protagonismo es la guitarra, ya sea en forma acústica en las estupendas 'The Clock' y 'Green Belly' como en su vertiente más salvaje en los solos de 'Feel' o 'The hand' e incluso desdobladas 'a la Thin Lizzy', otros habituales de Visconti.



En definitiva, 'Manipulator' puede convertir a Ty Segall en un nuevo salvador del rock and roll, aunque el género, a pesar de todos los agoreros, no necesite ser salvado. Algo de ello podremos comprobar con la visita de Segall a nuestro país este otoño, con fechas en Barcelona y Madrid, los días 23 y 24 de octubre respectivamente en la la sala Apolo de la ciudad condal y la But madrileña.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios