www.diariocritico.com
Daños colaterales de la caída del crudo a mínimos históricos

Daños colaterales de la caída del crudo a mínimos históricos

miércoles 07 de enero de 2015, 10:27h
El precio del barril de petróleo Brent ha
llegado a caer en la apertura de la sesión en Europa por debajo de la
barrera de los 50 dólares por vez primera desde principios de mayo de
2009. En concreto, el petróleo de referencia en Europa ha llegado a
bajar tras el comienzo de la jornada hasta los 49,92 dólares por barril
desde los 51,15 dólares del comienzo del día. ¿Qué repercusión tiene esta caída en la economía?
El mayor beneficiario de la caída brutal del crudo es, sin duda, el consumidor, aunque en el ; precio no se vea reflejado hasta último momento y nunca en proporción de bajada, pero esto tiene
otros dos efectos perversos. De un lado el de anclar aun más las
expectativas económicas en un escenario de muy baja inflación por no
decir deflación, lo que enerva sobremanera a los gobiernos: del otro
reducir el margen de beneficios de las grandes petroleras.

De este modo, en lo que va de 2015, el precio del barril de crudo Brent acumula ya una caída del 13%.
; ;

Por su parte, el petróleo Texas, de referencia en EEUU, se situaba
en los 47,14 dólares, su precio más bajo desde abril de 2009.

; ;
El debilitamiento del precio del petróleo se ha acelerado después
de que el ministro de Petróleo de Emiratos Árabes Unidos, Suhail bin
Mohamed al Mazrouei, haya asegurado en una entrevista a 'The National'
que el exceso de suministro en el mercado del crudo podría durar meses o
incluso años.

; ;
"Estamos experimentando un obvio exceso de suministro en el
mercado que requiere de tiempo para absorberse", ha afirmado.
"Dependiendo del crecimiento real de la producción de los países fuera
de la OPEP, este problema podría llevar meses o años", ha añadido.

; ;
Por su parte, en el mercado de divisas, el euro seguía
debilitándose frente al dólar y llegaba a caer hasta los 1,1853 dólares,
en mínimos desde marzo de 2006, a la expectativa de la intervención del
Banco Central Europeo (BCE), que celebrará el próximo 22 de enero su
primera reunión de política monetaria del año.

Según los cálculos de Deutsche Bank recogidos por Business Insider,
algunos países como Venezuela necesitan que el precio del petróleo duplique su
valor actual para mantener sus cuentas nacionales en orden. Sin embargo,
las previsiones apuntan a todo lo contrario. Los analistas de Barclays
aseguran que durante 2014 y 2015 el barril continuará por debajo de los
100 dólares.


Si los precios del crudo continúan a la baja, estos países se verían
obligados a pedir dinero prestado para cumplir con sus promesas de
gasto. La opción pasaría por acudir a los mercados de bonos
internacionales en busca de financiación, algo realmente difícil en el
caso de países como Venezuela y Rusia, considerados por los inversores
como de alto riesgo.


Esto ha llevado a los analistas a
suponer que entre la lista de víctimas de los daños colaterales a la
caída del precio se debe incluir a las empresas de servicios petroleros
que operan a escala internacional. El análisis parte del supuesto que si
los precios se mantienen en sus niveles actuales las petroleras
comenzarán a estudiar un ahorro de costes antes que abandonar
explotaciones. Las empresas de servicios petroleros han vivido años
dorados con los altos precios del crudo y puede que esa etapa esté
tocando a su final, afirman los observadores.

¿Por qué no se refleja la bajada en el precio de la gasolina?

Según la Asociación Española de Operadores del Petróleo (AOP),
estos se desglosan en tres tipos. El primero de ellos es el Impuesto
Especial de Hidrocarburos
, que impone una cantidad por cada 1.000
litros; en el caso de las gasolina sin plomo (con un octanaje inferior a
98) es de 400,69 euros. El segundo es el IVA: un 21%. En tercer lugar
se encuentra el Impuesto de Venta a Minoristas, que depende de la
normativa que tenga cada Comunidad Autónoma. Además, la oferta y la
demanda de gasolina y gasóleo y el tipo de cambio euro/dólar son otros
factores que tienen relación directa con los precios que ves en el
surtidor.


En todo caso, parece que aquí hay algo más que intereses puramente
económicos. Por un lado está una especie de guerra velada de precios:
Arabia Saudí ha tirado el precio del barril que vende a EEUU, por lo que
ahí tienes una bajada. Por otra parte, se topa con las nuevas maneras
de extraer petróleo como el fracking, cuya viabilidad sería más que
dudosa si el precio del barril cae por debajo de los 75 dólares: por
ahora esta en torno a los 77.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios