www.diariocritico.com
Amancio Ortega se convierte en el casero de Primark, Mango y H&M tras comprar el edificio Gran Vía 32

Amancio Ortega se convierte en el casero de Primark, Mango y H&M tras comprar el edificio Gran Vía 32

lunes 26 de enero de 2015, 12:08h
Lo decíamos la semana pasada en nuestras 'caras económicas', Amacio Ortega está invirtiendo de manera selectiva y selecta en ladrillo. Si bien la semana pasada anunciaba la compra de dos edificios emblemáticos en Londres y en Nueva York, este lunes se ha convertido en dueño de una de las manzanas más caras de la Gran Vía madrileña. Casualmente en esa acera se encuentran tres comercios de la competencia, convirtiéndose así en su 'casero'.
El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha comprado el edificio ubicado en Gran Vía 32, en Madrid, que actualmente se está rehabilitando para albergar la tienda más grande de Primark en España y que cuenta además con otros inquilinos como H&M, Mango y Lefties, perteneciente al gigante gallego.  

Dicho inmueble, que dispone de una superficie construida total de 36.376 metros cuadrados, está dividido en nueve plantas y dispone tanto de oficinas, entre las que se encuentran los estudios de la Cadena Ser, como de locales comerciales.   

Ortega, que ha realizado la operación a través de su sociedad de inversión Pontegadea y cuyo importe no ha transcendido, ha comprado el inmueble al consorcio formado por PSP, APG, Phoenix Group y Sun Capital, liderado por Drago Capital, según ha informado este lunes dicha firma de gestión inmobiliaria.
  
Pese a no haberse revelado la cuantía de la transacción, fuentes del sector inmobiliario consultadas han señalado que la firma Drago Capital, de la que fue socio hasta hace dos años Oleguer Pujol, uno de los hijos de Jordi Pujol, habría marcado el precio de salida de venta del inmueble en unos 400 millones de euros.
  
En concreto, Drago Capital ha cerrado la venta del edificio propiedad de la sociedad Longshore, participada en un 50% por PSP Investments, el fondo de pensiones público de las fuerzas armadas de Canadá y una de las mayores gestoras de pensiones de este país y minoritariamente por el actual equipo directivo de Drago Capital, empresa que gestiona los activos.
  
El 50% restante es propiedad del fondo de inversión inmobiliaria Drago Real Estate Partners, en el que participan compañías como la holandesa APG, el mayor fondo de pensiones europeo, el grupo asegurador británico Phoenix Group o la compañía inversora británica Sun Capital Partners Ltd.
  
El proyecto acometido por Drago Capital ha devuelto el esplendor al edificio diseñado en 1924 por el arquitecto Teodoro de Anasagasti, ya que la recuperación del uso comercial permitirá revitalizar el área como una de las principales arterias comerciales de Madrid, ayudará a recuperar las calles adyacentes e impulsará la economía de la zona.
  
Longshore y Drago Capital han estado asesorados en la venta por Cushman & Wakefield y  el despacho Gómez-Acebo & Pombo, mientras que el Grupo Pontegadea ha recibido el asesoramiento de Aguirre & Newman y Broseta abogados.
  
De esta forma, Amancio Ortega sigue reforzando sus inversiones en 'ladrillo' en España tras comprar relevantes inmuebles en Madrid, Barcelona y Valencia.

El fundador de Inditex se mantiene como la primera fortuna de España con un capital de 46.000 millones euros, seguido de los máximos accionistas de Ferrovial, Rafael del Pino y hermanos, que ascienden a la segunda plaza en detrimento del presidente de Mercadona, Juan Roig, que desciende a la tercera posición y completa el podio de los tres españoles más ricos, según la lista nacional realizada por primera vez por la revista 'Forbes'.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.