www.diariocritico.com

'A la madura Dios no la ayuda'

'A la madura Dios no la ayuda'
Ampliar

Con este divertido título y que deja poco lugar a las dudas, presentó anoche la periodista (ex ABC) Marta Barroso Perales su libro editado por la Esfera de los libros. El lugar, el auditorio del leonino despacho de abogados, Cuatrecasas. Estaba hasta la bandera y cuando entrabas lo que más abundaban eran las cabezas rubias todas teñidas de la misma manera a excepción de la de Pastora Vega y la de Mónica Silva (es la mujer de Pepe Barroso, hermano de la autora). Entre esas cabezas rubias estaba la de Esperanza Aguirre: no se recuerda un acto donde esta mujer no estuviera sentada en primera fila. Ayer estaba en segunda, ahí, relegada. Una metáfora de lo que es hoy en día su situación política. Pero sonriendo. Esperanza ha metido la pata y lo sabe y ahora, como es más lista que el hambre, está teniendo (a propósito) un perfil bajo. De ahí que se sentara en segunda fila. Tampoco le quedaban más opciones ya que todo la primera fila estaba ocupada por la extensa familia de la autora que, como piña, acudió a arroparla.

Presentaban el libro, además de Fernando Torrente como anfitrión de Cuatrecasas, Ymelda Navajo, la directora editorial de La Esfera de los libros, Bieto Rubido, director del ABC y Bertín Osborne, director de sí mismo. Ymelda, esa gran desconocida para el gran público, es de las tías más listas e inteligentes que tiene el panorama cultural español y, como chica lista que es, siempre declina posar en los photocall. Hace bien. Su labor está detrás de la mesa y, aunque habla más bien poco, cuando lo hace, suele acertar. También en los libros que publica.

Bieito apadrinó a Marta como director del periódico donde ha trabajado durante décadas. No sabemos qué ha pasado pero sabemos que Marta ha publicado un libro desternillante que venderá bastantes ediciones.

Bertín no defraudó e hizo reír a los presentes. Y, de paso, recordó a la gente que viera su próximo programa de En tu casa o en la mía.

Tras las presentaciones de rigor habló Marta, la flamante autora que hizo reír y emocionar (sobre todo a su hija que no paró de moquear en toda la presentación) La madre de la autora, discreta como su yerno (mi Él en su libro y en las columnas de gente y aparte) miraba a su hija con esa mirada que tenemos perpetuas las madres y que es de satisfacción y orgullo y qué guapa es mi niña. Aunque la niña es ya madura su madre la seguirá viendo como su niña. Ley de vida.

Después de la presentación no hubo cóctel. No por falta de presupuesto que parece que en esto ya hemos superado los años difíciles de la crisis donde se quitaron masivamente los canapés eliminando de la faz de la tierra a la especie de las canaperas. No hubo cóctel porque es política de Cuatrecasas no dar cócteles (el que lo decide debe de ser un histérico de las migas que se caen al suelo, fijo)

Aún así, sin cóctel, la presentación estuvo fenomenal. A pesar de la lluvia y el viento, del día desapacible y de que era lunes, Marta Barroso llenó. ¡Enhorabuena, Marta, que vendas muchos libros y que escribas muchos más! ¡Se te quiere!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.