www.diariocritico.com

Otras formas de cuidarse

El ser humano se ha empecinado en muchas ocasiones, desde que el mundo es mundo, en encontrar el secreto de la juventud y de la vida eterna. Dicen que el mismísimo Hitler buscó el Santo Grial en España, que la sección ocultista de las SS (Ahnerbe) llegó hasta allí para buscar el Cáliz de Cristo y el Arca de la Alianza que harían su Tercer Reich absolutamente invencible.

Si no ya conseguirlo, el ser humano se ha empecinado en desarrollar técnicas y métodos para escudriñar su futuro, en parte por el deseo de estar alerta y evitar ciertas situaciones. Al hilo de esta curiosidad han ido surgiendo videntes y tarotistas que interpretan los naipes de una extraña baraja cuyo resultado solo a ellos les es revelado, tarotistas que conjugan estas dotes, en muchas ocasiones, con las de la astrología.

Es mejor hacerse a la idea de que somos materia orgánica y, como tal, tarde o temprano moriremos y nuestro cuerpo será pasto de los gusanos. Pero, a diferencia de otros animales, poseemos raciocinio, capacidad de aprender, entender y razonar. Gracias a ello, tenemos conciencia de nosotros mismos como humanos, como personas que deben avanzar y progresar en sociedad buscando el bienestar de sus miembros, la felicidad.

Nadie va a vivir para siempre, así que es mejor centrarse en disfrutar de lo corta o larga que sea la vida.

La alimentación

La ciencia estudia las propiedades que los alimentos poseen y sus beneficios para el ser humano. Más bien hay que decir que los avalan, porque el ser humano ya comenzó a alimentarse de lo necesario hace miles de años sin necesidad de probetas ni microscopio.

Los avances científicos, no obstante, sí sirven para demostrar que todo no es igual de sano. Los especialistas en nutrición y dietética se han afanado en destacar la idoneidad de seguir dietas como la Mediterránea por encima de otras que incurren en, por ejemplo, el exceso de proteínas cárnicas y la falta de nutrientes presentes en frutas y verduras. Todavía hay mucho trabajo que hacer porque hay quienes asocian el sabor y la sensación de saciedad a con unos alimentos y no con otros, cuando todos son necesarios.

Nada implica renunciar al sabor ni a la comida sana, ni siquiera cuando se encarga comida a domicilio, algo que está a la orden del día. En la mayoría de los casos, el comensal puede elegir entre una carta amplia y, además, hacer las variaciones que estime convenientes para evitar los excesos. Basta comprobar las opciones tecleando “comida a domicilio Madrid”, por ejemplo. De vez en cuando es necesario darse un capricho, pero con mesura.

El ejercicio físico

Otro tanto sucede con el ejercicio físico. Se buscan las mismas excusas para la no realización de la práctica deportiva como para comer sano, siendo el gran clásico la supuesta falta de tiempo. Habría que empezar a entender que para lo que no se tiene tiempo es para las otras cosas, no para hacer deporte. Si tu horario está saturado, será mejor que quites otras cosas antes.

Hay cientos de disciplinas deportivas, cuya práctica es más cara o más barata, más intensa o menos, permite ejercitarse solo, en pareja o en equipo, en el agua, en un complejo deportivo cerrado, en casa o en la montaña… Es imposible que algo no te guste.

Actualmente hay mucho donde elegir en cuanto a salud y bienestar con solo hacer una búsqueda somera en Internet. Hay monitoras de fitness que arrasan proponiendo tablas de actividades físicas en los pasillos de sus casas, usando el palo del escobón como ayuda, o incluso a sus propios hijos. Los ejercicios saludables para ganar en salud y bienestar son sencillos y divertidos.

Alternativas terapéuticas

Una alimentación equilibrada y ejercicio físico diario contribuyen a nuestra salud y calidad de vida pero, lamentablemente, no pueden evitar que sobrevengan las temidas enfermedades. Los avances de la ciencia médica tampoco pueden impedir el aumento de patologías como el cáncer, que incluso podría aumentar un 70% en 20 años según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitido en 2014.

En muchas ocasiones nos sorprenden historias como la de una anciana de 90 años que, tras conocer su enfermedad mortal, decidió emprender un viaje con su familia para exprimir al máximo lo que le restaba de vida en lugar de recibir tratamiento. A veces acarrearía menos sufrimiento estar preparados, asumir lo que nos depara el futuro y jugar con las cartas que se tienen en lugar de intentar cambiar el destino. Lo importante es tener calidad de vida hasta el mismo momento que haya que dejar el mundo, pero los tratamientos actuales, basados en la química, pueden ser altamente perjudiciales.

Pese a ello, existen todavía tabúes en cuanto a las alternativas. En los llamados países desarrollados los ciudadanos hemos sido dirigidos a pensar que solo con los fármacos se consiguen resultados. Nada que ver con la filosofía de la medicina china, por ejemplo, basada en prácticas tradicionales, en la filosofía y en las creencias y no en la todopoderosa ciencia, cuyos postulados se han demostrado equivocados en tantas ocasiones.

En pocos países se han aceptado los usos terapéuticos del cannabis, por ejemplo, del que se dice tiene efectos paliativos en los enfermos de cáncer y sida, estimula el apetito y ayuda a que las personas con anorexia aumenten de peso, combate enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad…

Haciendo uso de su libertad, muchas personas toman la decisión personal de probar sus efectos, algo que sería necesario respetar. Lejano parece el día en que se vendan en farmacias medicamentos a base de cannabis, por lo que muchos acuden al Grow Shopa proveerse de semillas de marihuana, habiéndolas incluso autoflorecientes o feminizadas. Habría que controlar su abuso para que no se convirtiera en un arma de doble filo pero, ¿quién priva a un paciente de dejar de sufrir dolor si le funciona su consumo?

Así pues, no hay secretos ni Santo Grial que buscar para poseer la vida eterna, pero sí hay claves para vivir bien el tiempo que se esté por el mundo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.