www.diariocritico.com

¿Cómo decorar tu lugar de trabajo? 9 ideas de decoración para oficinas

jueves 02 de julio de 2020, 16:22h
La oficina es el lugar donde más tiempo pasamos a lo largo del día, y precisamente por esa razón no deberíamos descuidarla.

Tu lugar de trabajo no tiene por qué ser gris ni aburrido, ni tampoco debe ser tan frío como para que nada más entrar ya estés deseando irte. Al contrario: tu lugar de trabajo debe reflejar tu esencia, tu personalidad y al mismo tiempo estar en consonancia con lo que deseas transmitir.

¿Sabías por ejemplo que está demostrado que la decoración influye directamente en el estado de ánimo y que además aumenta la productividad, aleja el estrés y mejora la creatividad? Eso por mencionar solamente algunas de las ventajas de tener una oficina bien decorada.

No solo es esencial sino que si tienes tu despacho bien decorado, vas a estar más a gusto y por tanto trabajarás mejor.

Si tienes una oficina o incluso te has montado un despacho en casa y no sabes por dónde comenzar a decorarlo, no te preocupes: a continuación te compartimos 9 ideas de decoración para que tengas una oficina a tu medida. ¡Toma nota!

1. Realiza pequeñas reformas

Lo primero que debes hacer es adaptar la oficina a tus necesidades en la medida de lo posible.

Puedes hacerlo por ti mismo haciendo pequeños cambios y reformas, o puedes contratar a una empresa especializada en diseño de interiores para que te ayude a obtener la oficina en la que siempre quisiste trabajar.

Si tienes la oportunidad de poder realizar reformas lo mejor es que contrates una empresa dedicada a la decoración personalizada de pisos, casas y locales comerciales para que te ayude a obtener el mejor resultado, como es el caso de este estudio de interiorismo y decoración en Madrid donde son especialistas en pintura y decoración, climatización, cristalería e interiorismo y paisajismo entre otros.

Si no quieres hacer reformas, bastará con unos pequeños retoques a la decoración de tu despacho.

2. Elige colores que reflejen lo que buscas

La pintura es la forma más sencilla y eficaz de dar un aire totalmente nuevo y renovado a tu oficina. Simplemente cambiando el color de las paredes puedes obtener una oficina totalmente distinta e inspiradora.

Si quieres lograr un ambiente tranquilo, relajante y agradable opta por colores más suaves como las tonalidades pastel.

Si combinas negro y blanco en dosis correctas obtendrás una oficina moderna, elegante y sofisticada; mientras que los tonos azules invitan a la productividad.

Por otro lado, una simple pared pintada de color naranja dará personalidad a tu oficina, el azul turquesa le da personalidad y si no te decides por un color siempre puedes optar por reflejar los colores de tu imagen corporativa en tu oficina y dar un toque más serio y sofisticado.

¡Elige tu opción y comienza el cambio!

3. Ten al menos una planta

Más allá de si te gustan las plantas o no, deberías contemplar la idea de tener al menos una en tu oficina y la razón es muy sencilla: está demostrado que no solo enriquecen el espacio sino que además mejoran nuestra productividad.

Un estudio de la Universidad de Cardiff ha demostrado que las oficinas que cuentan con plantas hacen que los trabajadores se sientan más felices en su entorno, más concentrados y sean un 15% más productivos.

Además, reducen el estrés, aumentan la capacidad de producción y mejoran el bienestar general, así que si no tienes una planta en tu despacho… ¡Ve a por ella!

4. Añade un toque personal y corporativo

Ya que tienes que pasar tantas horas en tu oficina, ¿por qué no la impregnas con un poco de tu esencia?

Por ejemplo puedes colocar alguna fotografía de tu pareja, hijos o de algún recuerdo especial.

O si quieres darle un toque más profesional y corporativo puedes colocar vinilos personalizados, carteles, lonas y otros elementos decorativos de imprenta que potencien tu imagen de marca.

Por ejemplo, en www.imprentaenlasrozas.com están especializados en imagen corporativa, con varios servicios de impresión para que puedas dar color y personalidad a tu oficina y al mismo tiempo diferenciarla de tu competencia.

Incluso si tienes un vehículo de empresa puedes optar por rotularlo y convertirlo en un medio publicitario móvil de gran valor.

5. Un buen escritorio

Más allá de lo estético, ya tengas una oficina en casa o un espacio laboral en el trabajo, es importante tener un diseño ergonómico para reducir el estrés, el cansancio y potenciar la productividad.

Debes tener un escritorio de un tamaño acorde a las tareas que vas a realizar y donde además puedas tener espacio para un ordenador y las herramientas de trabajo que vayas a necesitar en el día a día.

Y es importante no descuidar la altura, que por lo general debería estar entre los 73,66 y los 76,20 centímetros.

6. Una silla confortable

Y si el escritorio es importante, igual o más esencial es tener una buena silla que cuide tu columna y favorezca tu trabajo.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que es la silla la que debe adaptarse a ti, y no tú a la silla. Para ello elige un asiento con respaldo preferiblemente regulable que se ajuste a tu espalda y ofrezca apoyo a tu zona lumbar.

Elige un sillón regulable en altura y lo suficientemente ancho como para permitir que tengas espacio a tu alrededor para estar cómodo. Y procura también que el asiento no sea excesivamente blando.

Ten en cuenta que las sillas con reposabrazos ayudan a dar apoyo y descanso tanto a los codos como a los antebrazos y reducen la sensación de fatiga en al área cervical. Si eliges una silla con reposabrazos, asegúrate que su longitud no te impida acercar la silla a la mesa.

7. ¿Y qué tal un rótulo luminoso?

Si tienes una oficina abierta al público donde recibes a tus clientes, una excelente opción es colocar unas letras corporeas luminosas que además de ayudar a identificar la ubicación de tu oficina también potencien tu imagen de marca.

Los precios de las letras luminosas varían en función del tamaño y el modelo, y lo mejor es optar por aquellas que se componen de un sistema LED de bajo consumo.

Lo mejor de todo es que las letras corporeas para negocios no necesitan mantenimiento ni tratamiento especial y lucen siempre perfectas tanto de día como de noche.

8. Mantén un orden estratégico

Mantén en tu escritorio todo aquello que vayas a necesitar en el día a día y trata de tenerlo cerca para no tener que perder tiempo buscando utensilios y objetos que sabes que vas a necesitar.

En cuanto a los estantes, son muy útiles para organizar todo lo que vayas a necesitar y el mejor recurso es optar por estantes verticales con muchas divisiones donde puedas colocar papeles, archivadores y otros útiles de oficina.

9. Asegúrate una buena iluminación

Lo ideal es que el despacho tenga una buena iluminación natural —que además hará que se vea más amplio— pero si no tienes ninguna ventana cerca por donde entre mucha luz siempre puedes optar por lámparas especializadas para despachos para que aporten ese tono que haga justicia a tu oficina y que además no te canse la vista.

Puedes adquirir las lámparas a través de una tienda online, donde podrás ver en detalle todos los modelos y elegir el que más se ajuste a tu estilo y necesidades. Por ejemplo, puedes elegir una sofisticada lámpara de techo o una elegante lámpara de pie. Hay modelos para todos los gustos: solo tienes que elegir el que vaya más contigo.

Y sobre todo, cuando te dispongas a decorar tu oficina elige un estilo que vaya con tu personalidad. Al fin y al cabo, vas a tener que pasar buena parte de tu día en la oficina así que ¿por qué no hacer de ella el lugar donde querer estar todos los días?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios