www.diariocritico.com

Repaso musical al año

Los 10 mejores discos de 2010

Los 10 mejores discos de 2010

Seguimos con el repaso a lo mejor del año, tras las 20 mejores canciones (Del 20 al 11 y del 10 al 1) llega el turno de los 10 mejores discos:

10. Band of Horses - Infinite Arms

'Infinite arms' se hunde en las raíces de la música americana, emparentándose con los primeros discos de los Jayhawks gracias a esas bonitas armonías a dos voces. El ejemplo más perfecto se puede escuchar en 'Laredo', candidata a canción del año, donde los barbudos chicos de Seattle dan el do de pecho. Rayan también a gran altura 'Compliments', elegido como primer single, y 'Blue Beard' con su aire a là Brian Wilson.

Claro que 'Infinite arms' no es un disco perfecto y adolece de una gran descompensación entre sus mejores temas y otros que parecen de relleno, especialmente en la segunda parte del mismo donde sólo se podría destacar 'Older', una canción que podría estar firmada por el mismísimo Gram Parsons. A pesar de sus imperfecciones 'Infinite arms' es un disco sincero con el que los de Ben Bridwell se proclaman herederos de eso que el propio Parsons llamaba 'Cosmic American Music'.

9. Drive by Truckers - The big to do

Si los de Patterson Hood se hubiesen formado en 1971 y hubiesen firmado todos sus discos estaríamos hablando de uno de los grandes grupos del hard rock, uno que podría aparecer junto a sus admirados Lynyrd Skynyrd sin nada de que avergonzarse. Pero Drive By Truckers no se formó en 1971 sino a finales de los 90 y eso hace que pasen absolutamente desapercibidos para una crítica musical más preocupada en descubrir desesperadamente algo que suene 'nuevo' (aunque sea un tío haciendo gárgaras).

Evidentemente Drive By Truckers no suenan 'nuevos' y tendrían más importancia si hubiesen salido en los setenta, pero las cosas como son, pocas bandas de rock de la actualidad les pueden hacer sombra. Sí, estos chicos suenan como si no hubiese existido nada en la música posterior a 1974, pero 'Big to-do' (como la mayoría de sus discos) no parará de sonar en tu casa si ese dato te importa un 'carajo'.

8. Gorrillaz - Plastic Beach

Con "Plastic Beach" Damon Albarn se consolida como el compositor que mejor ha madurado de su generación, ya se intuía en los últimos discos de Blur que el autor de "Parklife" era un tipo inquieto, pero ha sido con este grupo de dibujos animados cuando ha podido dar rienda suelta a todas sus inquietudes personales. En "Plastic Beach" Albarn actúa como elemento de cohesión de una obra en la que cada colaborador aporta su visión a cada canción.

Así Snoop Dog aporta el sabor 'gangsta' a "Welcome to world of plastic beach", Bobby Womack deja aromas soul en "Stylo" y "Cloud of Unknowing", "SuperFast Jellyfish" confirma que De La Soul son el complemento perfecto para los de Albarn (debería existir una cláusula que les obligase a colaborar en todos sus discos), Lou Reed aporta su recitado rockero a "Some Kind of nature" y "Plastic Beach" suena como unos Clash del Siglo XXI gracias a Mick Jones y Paul Simonon.

7. LCD Soundsystem - This is happening

En estos tiempos que corren, a la altura del tercer disco la mayoría de los grupos ya han caído en el olvido, devorados por el mismo 'hype' que les encumbró, por la moda o simplemente porque no han sido capaces de repetir un primer disco que vino tras años buscando precisamente eso, sacar un disco, Así que el caso de LCD Soundsystem es bastante excepcional, ya que su tercera entrega no tiene ningún viso de agotamiento, demostrando que James Murphy es uno de los tipos más competentes dentro de este negocio.

A estas alturas ya se puede afirmar sin sonar exagerado que LCD Soundsystem es uno de los grupos más importantes del nuevo milenio, 'This is happening' vuelve a encontrar a un Murphy que sin buscar la comercialidad es capaz de encontrar canciones tan atractivas como 'Dance Yrself clean" o la asombrosa "I can change". Tanto es así que hasta ese plagio descarado del 'White light/ White heat' de la Velvet Underground que es 'Drunk girls' resulta simpático.

6. Beach House - Teen Dream

La ensoñación adolescente de Beach House está llena de melancólica y lánguida belleza. Escuchar este disco es como recordar un amor veraniego mientras ves los copos de nieve caer por la ventana. Un disco agridulce que algunos encontrarán lento y aburrido, y otros sencillamente encantador. Si quieres saber en que parte te encuentras escucha "Silver soul".

5. Kanye West - My beautiful dark twisted fantasy

Kanye West no es un mc particularmente dotado, tampoco goza de una buena voz pero, aun así, es el rapero más influyente de los últimos años. Su habilidad como productor se puede apreciar en toda su plenitud en este "My beautiful dark twisted fantasy", una compleja colección de canciones de más de 70 minutos de duración, lo que en los tiempos del vinilo se conocía como un disco doble, en la que este Phil Spector del hip hop se ha permitido todo tipo de lujos, tales como contar con 42 personas involucradas en una sola canción, "All the lights", gastarse más de tres millones de dólares en su realización o incluir instrumentos con tan poco 'flow' como la trompa o el violonchelo. Además, ¿qué otro rapero recurriría a King Crimson para suministrarse de samples?

Su tendencia a la ampulosidad se ve confirmada con un vídeo de presentación de más de treinta minutos, pero todos los ornamentos que rodean a este disco se le ajustan perfectamente. Kanye West puede que no sea un ejemplo de modestia pero hasta eso es adecuado a la hora de hacer un disco planeado para impactar y grabarse en la memoria.

4. Deerhunter - Halcyon Digest

"Halcyon Digest" tiene muchas papeletas para convertirse en uno de los discos del año para la prensa especializada. Aunque no ganarían nunca un concurso de originalidad, la banda de Bradford Cox ha convertido este disco en un gran ejemplo de reciclaje sonoro, haciendo sonar sus muchas influencias de una manera actual y cohesionada. A su favor cuentan con algunas de las mejores canciones pop del año, a pesar del comienzo del disco con la densa 'Earthquake', una invitación hacia un viaje letárgico y soñoliento, con 'Don´t cry' y 'Revival' estos chicos de Atlanta nos demuestran de lo que son capaces. En estas dos canciones parecen Jesús & The Mary Chain interpretando a los Everly Brothers, al igual que en la melancólica 'Basement Scene', que suena directamente inspirada por "(All I have to do is) dream".

En 'Memory Boy' emprenden un viaje hacia los sesenta más melódicos y con 'Coronado' suenan como deberían sonar los Strokes actualmente, además de contar con un instrumento tan poco indie como el saxofón, 'Fountain stairs' sigue en esa misma dirección, siendo bastante más aprovechable que la mayoría de canciones que han publicado los de Casablancas desde 2003. Este es el disco que puede conseguir que los de Bradford Cox entren en la primera división del indie actual.

3. The Black Keys - Brothers

Con "Brothers" los Black Keys han entregado un gran disco de blues rock pantanoso pasado por un tamiz muy actual. Se trata del mejor disco hasta la fecha del dúo de Akron. Un trabajo muy compacto, en el que las 15 canciones que lo componen rayan a gran nivel, aunque destaque ese demoledor inicio con "Everlasting Light", "Next girl" y "Tighten up", y el homenaje al mejor soul sureño de los años 60 con "Unknown brother" y la excelente versión del "Never gonna give you up" de Jerry Buttler.

2. Janelle Monae - The ArchAndroid

The ArchAndroid tiene todas las papeletas para convertirse en el debut más importante del año, también las tiene para el más freak. Que se puede decir de un disco que comienza como una sinfonía y pasa a desarrollar una bizarra historia de ciencia ficción, que musicalmente suena a unas Destiny´s Child producidas por Prince, recuerda a los Outkast más imaginativos (no en vano cuenta con la colaboración de Big Boi) y hace que recordemos a la gran Lauryn Hill. Para disfrutar de este disco hay que dejar los prejuicios en casa y darse cuenta de que Janelle Monae se ha atrevido con una mezcla tan imaginativa que hace que los ecos de Michael Jackson se fundan con los de Simon & Garfukel (en la pastoral '57821') sin que suene a sacrilegio.

Dentro de que, a pesar de sus más de 70 minutos, The ArchAndroid se disfruta mucho mejor como un todo, los momentos más destacados del disco los encontramos con 'Locked Inside', una canción que podría haber firmado el Stevie Wonder de los años setenta, 'Tightrope' un bombazo funky soul que se puede convertir en el gran llenapistas de la temporada y 'Mushrooms & Roses' donde nos hace añorar al Prince más inspirado. Dicho todo esto podemos agregar que la señorita Monae puede cantar como los ángeles ('Oh maker') y gritar como el mismo diablo ('Come alive'), claro que si su música no fuese tan imaginativa, de poco le valdría.

1. Arcade Fire - The Suburbs

A la hora de valorar un grupo y su disco hay muchas variantes, depende del nivel de las canciones, de su cohesión, de la producción y un larguísimo etcétera. Una de las variantes que suele ser más importante es la personalidad, entendida en si ese grupo es original, tiene un sonido propio, algo que le haga único e intransferible de otros. Esta cualidad es una de las más escasas dentro de la música pop pero suele ser la que distingue a los buenos grupos de los mejores. En lo que llevamos de siglo XXI pocos grupos han aparecido con una personalidad tan pronunciada como Arcade Fire y su tercer disco confirma que el maravilloso "Funeral" no fue flor de un día. "The Suburbs" se abre y se cierra con la magnífica canción que le da título, y mejora con cada escucha.


Lea también:

Los mayores fiascos del cine en 2010

Lo más visto en Youtube en 2010

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.