www.diariocritico.com
Razones para pasar las vacaciones navegando en España

Razones para pasar las vacaciones navegando en España

lunes 04 de febrero de 2019, 10:59h

Alquilar un barco es un plan ideal para parejas, amigos y familias

España es un país con numerosos atractivos naturales y con algunas de las playas más reconocidas del mundo. Nuestro país está bañado por mares y océanos. El Mar Mediterráneo es el más caudaloso y con mejor clima pero el Mar Cantábrico, el Océano Atlántico y el Mar Alborán rodean también la geografía hispana y son navegables.

Pasar las vacaciones navegando es uno de los planes más divertidos, originales y emocionantes tanto para familias como para grupos de amigos y parejas. Son muchas las razones que aconsejan pasar las vacaciones navegando en España y hemos decidido enumerarlas, asesorados por los expertos de Nautal, agencia de alquiler de barcos líder en España.

Una experiencia inolvidable

Para aquellos que deciden alquilar un barco y navegar por primera vez, puede constituir una experiencia única e inolvidable. Durante la navegación hay tiempo para disfrutar de la paz del mar, contemplar los bellos atardeceres y magníficos paisajes. Y hay también espacio para detener la embarcación, bucear y admirar especies marinas que se ocultan y viven debajo del agua. Incluso navegar puede permitir pescar en determinados lugares y, en suma, reforzar vínculos con seres queridos, ya sean hijos, parejas o amigos.

Un paisaje muy diverso

Navegar en España ofrece numerosas posibilidades y paisajes increíblemente ricos y diversos. El clima de nuestro país hace posible disfrutar del sol, sobre todo en las costas del Mar Mediterráneo y visitar calas y playas de gran belleza. Hay muchos puertos donde fondear y en los que desembarcar para disfrutar de deportes al aire libre como surf, moto naútica y esquí naútico. Son casi 8.000 kilómetros de costa entre los que se puede elegir navegar con libertad.

Búsqueda de relajación

Aquellas personas que pretendan en sus vacaciones huir del estrés diario y de trabajos asfixiantes encuentran en la navegación una estupenda vía de escape y una maravillosa fuente de relajación. Viajar en barco ayuda a desconectar de la rutina diaria e incluso de la necesidad de estar conectados de forma constante a las redes sociales y dispositivos móviles. La navegación puede constituir una valiosa ayuda para combatir no solo el estrés sino también la ansiedad, depresión o el insomnio, males modernos que afectan a cientos de miles de personas en las grandes ciudades.

Tomar el sol

Los amantes de tomar el sol aprecian especialmente al navegar en un barco por el océano la posibilidad de tumbarse al sol en cubierta, escuchando el sonido del mar como único acompañante. Con la protección de la piel adecuada, mediante crema solar, esta práctica tan relajada constituye una buena forma de absorber vitamina D, que tiene propiedades muy saludables para nuestro cuerpo.

Navegar en invierno tiene encanto

Los amantes de la navegación disfrutan en cualquier época del año pero navegar en invierno por España tiene un encanto especial. En esta época del año hay menos barcos navegando, se puede disfrutar más de la experiencia en soledad y es muy fácil fondear en calas que en verano están muy concurridas. Además, para los amantes de la aventura, si las condiciones climatológicas son ligeramente adversas pueden poner a prueba sus habilidades al timón y fomentar la colaboración y ayuda mutua.

Aprender nuevas habilidades

Los primerizos pueden disfrutar al alquilar una embarcación no solo de una experiencia inolvidable sino aprender habilidades que les eran desconocidas. Pueden llegar a familiarizarse con la conducción del barco y, además, practicar deportes submarinos o al aire libre que hasta ese momento no habían tenido ocasión de descubrir.

Acertar al alquilar el barco

Por otra parte, que la experiencia sea lo más placentera, emocionante y divertida posible, respondiendo a todas las expectativas generadas, depende en gran medida de la elección del barco. Navegar está ya al alcance de todos y hay numerosos tipos de embarcaciones entre las que elegir. Veleros, catamaranes y yates son algunas de las embarcaciones más populares y solicitadas por los navegantes.

El velero puede llevar cabinas, si pensamos dormir en él, incluir baños privados o no y su velocidad dependerá principalmente de la eslora. Cuanto mayor sea su eslora, más velocidad podrá tener el barco.

El catamarán es una embarcación a motor o de vela, con dos cascos paralelos. Es una opción muy popular pues se trata de un barco muy estable y segura, y hay modelos que proporcionan mucho espacio, de grandes dimensiones. Son más espaciosos, por lo general, que los veleros y tienen más privacidad.

En cuanto al yate, suele ser la embarcación de recreo de mayor tamaño, con más accesorios y más lujosa. Los yates de lujo son los barcos más exclusivos, con numerosos añadidos para potenciar el confort y con espacio suficiente para disfrutar de pequeñas celebraciones a bordo. Constituyen una forma ideal para navegar si se quiere primar la comodidad y se tiene mayor poder adquisitivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.