www.diariocritico.com
Una de las ajustadísimas manoletinas de Román a su primer toro
Una de las ajustadísimas manoletinas de Román a su primer toro (Foto: Plaza1)

San Isidro: doble petardo de los ‘Joselito’: el ganadero y Adame el matador

Descastada y blanda corrida de El Tajo y La Reina, con dos devueltos por inválidos, y vuelta a la firmeza de Román

viernes 17 de mayo de 2019, 23:23h
Uno no figuraba en el cartel con su apodo profesional. El otro, sí. Pero ambos echaron una mala tarde y salieron de la cátedra venteña con respectivos suspensos, aunque no ganados de forma parigual. Porque José Miguel Arroyo ‘Joselito’, propietario junto a su ex apoderado y ex mentor Enrique Martín Arranz, de las divisas de El Tajo y La Reina, mandó un encierro guapo de cara pero ayuno de bravura y casta y casi tanto de fuerzas, con dos de sus bicornes devueltos por inválidos. Porque el actual Joselito, Adame, ofreció una de sus peores actuaciones en Madrid. Del fiasco de la tarde se salvó la entrega valerosa de Román, premiada con vuelta al ruedo y algún detalle de Álvaro Lorenzo en su segundo.

Como para el coletudo mexicano, también para su homónimo otrora figura de la torería, y desde su retirada criador de reses de lidia -o similares-, fue su peor tarde, ya que en ocasiones anteriores varios de sus bureles dieron juego. Quizás no mostraran tanto cuajo y pitones, pero por algunos de ellos circulaba sangre más o menos, mientras que este viernes todo era fachada hueca, vacía por dentro, con el agravante de su flojera de remos general y ya supina en los dos con el hierro de La Reina, 2º y 3º, devueltos al corral. O sea, lo dicho/escrito: un petardazo.

Similar al de el mayor de los Adame, a disgusto con su primero, que se defendía dentro de su nobleza, y al que es posible que el mexicano, tasmbién a disgusto con el viento en esos instantes, le hubiera extraído alguna serie de haberlo intentado con mayor fruición y empeño. Vamos, que ambos jugaban tan a la defensiva como si los entrenara Simeone, para que el lector futbolero se haga una idea. Pero como en la vida todo puede ir a peor, este Joselito hidrocálido aún bajó el nivel en el cuarto. Al menos en ambos se lució como casi siempre con los rehiletes su subalterno Fernando Sánchez.

El que salió al ataque toda la tarde fue Román. Una táctica habitual en él, que aplicó con el sobrero de Torrealta, que para no dejar en mal lugar a los anunciados, sacó idénticos defectos imposibles de corregir e incluso un punto de genio. En la pelea, el valenciano, que llevó a cabo un quite por ajustadísimas chicuelinas, le extrajo, con valor, tandas desiguales por ambos lados, ora con emocionante clasicismo ora con algunos enganchones –demasiados- de su enemigo que iba con la cara alta y descompuesto..

Concluyó con manoletinas en las que la guadañas del funo le pasaron a milímetros de la taleguilla, aunque un feo espadazo le dejó sin premio a pesar de la petición, a la que el usía, con acierto, no atendió. Intentó repetir la jugada Román con el quinto probándolo de lejos y de cerca con nulos resultados porque aquello era más bien un mulo.

Álvaro Lorenzo también jugó a la defensiva ante el sobrero de Montealto, que a pesar de su mansedumbre y de cierta violencia en sus embestidas, es muy posible que de haberse doblado por bajo con él para intentar el toreo después, habría permitido al toledano alguna opción. Pero este, por el contrario, se dedicó a lo moderno: intentar redondos y naturales desde un principio y allí no pasó nada. Algo más decidido salió ante el que cerró función, con el que se lució en mecidas verónicas, un burel cambiado casi sin picar y que llegó a la sarga con una nobleza rayana en la tontuna.

Lo que permitió a Álvaro un inicio de faena con algún muletazo en redondo templado y de bella factura que ilusionó a un cotarro facilongo y con ganas de que hubiera triunfo. Pero entre que no hubo acoplamiento al natural y el abuso de citar fuera de cacho y varios muletazos tropezados desinflaron el globo, pese al recurso final de las bernadinas, y el apoyo de la gente que después de dos horas y media largas de festejo, o lo que fuera aquello, sólo quería marcharse y olvidar.

FICHA

Cuatro toros de EL TAJO, con trapío, cornalones; mansos, descastados, nobles y flojos. 2º, sobrero de TORREALTA, y 3º, sobrero de MONTEALTO, en sustitución de los titulares de LA REINA, justos de presencia, mansos y que tampoco dieron juego. JOSELITO ADAME. silencio; pitos tras aviso. ROMÁN: vuelta; silencio tras aviso. ÁLVARO LORENZO: silencio; ovación. Plaza de Las Ventas, 17 de mayo. 4ª de Feria. Dos tercios de entrada.

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.