www.diariocritico.com

Bogui jazz

El genial dúo cubano hace el paseíllo este sábado 6 en el mítico club

No va más. La siempre interesante y extraordinaria programación del Bogui Jazz nos ofrece una mezcla explosiva... de música. Y, claro, insuperable con estos dos fabulosos músicos cubanos: el saxofonista Román Filiú y el pianista Iván 'Melón' Lewis (o Iván 'Melón' Lewis y Román Filiú, que tanto monta, monta tanto`en este sumatorio genial). A través de un repertorio original, el dúo nos llevará a un viaje a través de la historia de su amistad y su trayectoria musical en lo que será una noche irrepetible, como todas las del Bogui. Ya saben, una cita imprescindible para este sábado 6.

Una idea (más) de Dick Angstadt, el 'jefe' de esta sala

Coordinado por Jeff Espinoza, todos los lunes a partir de este 19 de febrero

Inasequible al desaliento musical y siempre creando, el mítico Bogui Jazz apuesta por un nuevo ciclo a partir de este lunes 19: 'American Roots Live'. Todas las semanas traerá una selección de los mejores artistas y grupos de músicas de raíces americanas (country, blues, bluegrass, gospel, folk...). Y en el estreno, tras la rueda de prensa de presentación, actuará la cantante y guitarrista Susan Santos (21:00h).

Doce años con el buen (el mejor) jazz nacional e internacional. Eso es lo que ha ofrecido la programación del cada día más mítico Bogui, merced a esa especie de médicos de los siglos XX y XXI que es Dick Angstadt, "el Loco de Barquillo". Porque en junio de 2002 abría sus puertas en la calle Barquillo, en pleno corazón del madrileño barrio de Chueca, 'su' Bogui Jazz. El propio Dick afirma que "han sido doce años de ilusión, esfuerzo, lucha y, sobre todo, doce años repletos de jazz". Una música y un lugar que han entrado por derecho propio en la historia de esta música en la capital de España.


Con tres conciertos distintos y rodeado de otros grandes músicos

Uno de los grandes/grandes del jazz -y lo que le echen-, el pianista cubano Pepe Rivero, nos regala para empezar el Año Nuevo, en el emítico Bogui Jazz -¿dónde mejor que en esta Capilla Sixtina del Jazz?-, un trío de recitales. Tres, pero diferentes. Porque en este atractivo ciclo mostrará tres de sus múltiples facetas: 'Recordando a Bebo Valdés', junto a otro extraordinario músico como Javier Colina, la noche de Reyes; 'Dos Contrabajos y Uno sin: De la contradanza al danzón', también con Colina y Reinier Elizalde, al día siguiente, y 'Los boleros de Chopin' como epílogo el domingo 8. Los amantes del jazz en particular y los de la mejor música en general tienen esta imprescindible cita para empezar el año con buen pie, para que se les estremezcan las fibras sensibles.

> A la ENM Big Band le siguen Chema Saiz, Deborah Carter y La Resistencia Ensemble

Grande entre los grandes, nunca es tarde ni sobra recordar y homenajear al genial Jaco Pastorius. Y dónde mejor que en ese templo del jazz que es el Bogui, y quién mejor que ese extraordinario grupo que es el ENM Big Band, encabezado por otro grande, Tomás Merlo. Pues, eso: que nada mejor para iniciar otra semana también grande en la programación del templo, que también trae a Chema Saiz y 'su' Monodrama, a Deborah Carter y 'su' Quartet, y a La Resistencia Ensemble.

De una semana grande, como en los festejos taurinos de las capitales más importantes, a otra. Es la filosofía que mantiene Dick Angstadt en el considerado algo así como la plaza de Las Ventas del jazz, o sea, el Bogui. Y en el turno de esta semana grande, comienza este miércoles con el excepcional guitarrista Guillermo Álvarez, al que sucederá el magnífico dúo de Lorena del Mar y Gabriel Zuckerla, para seguir el viernes con el fabuloso bajista Christian Gálvez (en la foto) y cerrar el sábado con la mítica banda norteamericana T.J.Jazz, en homenaje a Billie Holiday.

> 'Monk & the cuban rumba', este jueves 12 en el templo del jazz que es el Bogui

'Monk & the cuban rumba'. Casi nada. La feliz mezcolanza de la música de uno de los grandes pianistas de la historia del jazz, el extraordinario Thelonious, con la diversidad y riqueza de la tradición cubana. Casi nada. Sobre todo si tan original idea parte de uno de los grandes/grandes pianistas actuales, Pepe Rivero, que hace el paseíllo en ese templo del jazz que es el Bogui. Imposible reunir más atractivos. Imposible.

La semana no puede ser más Santa... musical y laicamente hablando. Porque desde el inigualable altar del Bogui se nos invita a lo largo de la misma a subir al cielo del jazz merced a las actuaciones de varios dioses, laicos, también, por supuesto, de semejante estilo. Todos ellos, cubanos, porque el país caribeño acumula una continua explosión de oficiantes -de sacerdotes a papas- de máximo nivel.

> También hará dúo con el gran batería que es Michel Olivera

Le han llamado muchas cosas (buenas, claro), porque es un ilustre mago, un creador de sensaciones musicales que estremecen las fibras sensibles de sus afortunados oyentes. Pero quizás de esa colección de loas, la que más se ajusta para definir a este dios laico del jazz -y de lo que sea menester en su polifalcéticas creaciones- sea la de ser el Picasso del piano. Y nada mejor que el altar del mítico Bogui patra disfrutar, en la noche de ste sábado, con él. Pongamos que se habla/escribe de Marco Mezquida. ¿De quién, si no, con semejantes credenciales y alabanzas?

> Desde Nueva York, al Bogui, donde actúa el 8 de enero

Es una de las mejores representantes fuera de nuestro país de la tan de moda 'marca España', naturalmente en lo que ama y domina: el jazz . Pongamos que se habla/escribe de la gran saxofonista Berta Moreno, quien desde su cuartel general de Nueva York nos viene como un epílogo al regalo de Reyes para actuar en la mítica sala Bogui el el dia 8 de Enero, donde presentará "un repertorio fresco y variado", cual declara a Diariocrítico. Eso sí, con su nota y/o sello personalísimo.

El viernes 13 con un sonido y una comodidad aún mejor

Mejor, imposible. O casi. En las formas, porque el ya extraordinario Bogui ha aumentado sus condiciones de sonida y confort. En el fondo, que es lo que importa: la música y sus intérpretes. Dentro de su inigualable programación, también la mejor de la capital de España, destaca el regalo de traernos al saxofonista Roque Martínez, quien muestra su particular visión de la música cubana fusionada con elementos del jazz y la música moderna, trabajando con estilos como el feeling, danzón, contradanza cubana, cha cha cha, mambo y bolero, entre otros. La ineludible cita con él es el viernes 13.

Este martes 12, a las nueve de la noche

Genio y figura irreptible. Pronto cumplirá 90 años y seguro que como casi desde que nació seguirá 'per omnia saecula saeculorum' pariendo la mejor y más variada música de jazz que pueda crearse. El mítico Pedro Iturralde vuelve a uno de sus escenarios favoritos, el casi tan mítico Bogui, ahora remozado y todavía con un mejor sonido.

España y Polonia se unen con un dneominador común. El del lenguaje universal de la buena música. Y en este caso del mejor jazz con el insigne compositor y pianista polaco Włodek Pawlik, galardonado con un Grammy a “Best Large Jazz Ensemble Album” por “Night in Calisia”, grabado junto a Randy Brecker y la Kalisz Philharmonic Orchestra. Este polifacético artista actúa, al frente de su trío -Paweł Pańta (contrabajo), Cezary Konrad (batería)-, como no podía ser de otra forma, en el templo del jazz que es el Bogu. La cita, este domingo 23 a partir de las ocho de la tarde.

Ese templo de la música en directo en general y del jazz en particular que es el Bogui vuelve a abrir sus puertas, tras las vacaciones de agosto en las que su máximo responsable, el 'torero' Dick Angstadt, ha aprovechado para algunas obras. Y, siguiendo su habitual magnífica programación, de jueves -con Funk Sisters Family-, a sábado -con el mítico Jeff Espinoza junto a Francisco Simón- harán el paseíllo grandes estrellas, como el viernes con Javier Alcántara-, cual continuará aconteciendo a lo largo de toda la temporada.

> Once años de la sala de referencia que dirige Dick Angstadt y tres como Dance Club

Sublime sin interrupción. Así quería el poeta maldito Bauedelaire a los genios, a la gente distinta, a las ovejas de ningún rebaño -en también afortunada frase de otra grande, Gloria Fuertes- a los que llevan a cabo hechos inmarchitables. Parecía estar pensando en Dick Angstadt, nuestra máxima figura en el jazz patrio, cuyo Bogui, que celebra un doble cumpleaños este 8-J, no sólo es el mejor club de jazz español por su programación, sino, que junto a su magnífico equipo de profesionales, perdurará 'per omnia saecula saeculorum'. Amén.

-Este miércoles 20, cuando cumpliría 75 años

Más, mucho más que un grande del jazz. Más, mucho más que su difusor máximo. Más, mucho más. Fue el padre del jazz y su explosión en nuestro país. De modo que en 'su' casa -y la casa de todos en este tipo de música- del Bogui, se le va a recordar con diversos actos y una jam setrece neses después de su muerte y en la fecha exacta en que cumpliría un año más. Pongamos que se habla/escride del Cifu. De Juan Claudio Cifuentes.

> Este viernes, con Alain Pérez, y sábado, con Lázaro Armenteros

Mejor, imposible. Si se trata de recordar y homenajear al mítico Beny Moré y a otros grandes compositores de la época dorada de la música cubana, nada más idóneo que hacerlo con la también ya mítica CMQ Big Band, liderada por el pianista Luis Guerra. Con doble guinda para alcanzar la cumbre de la perfección: que otros dos 'monstruos' cubanos se vistan de Moré para cantar. Ahí es nada, Alain Pérez (este viernes 19) y Lázaro Armenteros (el sábado 20). Únicamente una sala podía logar este milagro laico y musical: el Bogui Jazz.

> Una cita impresicndible este miércoles en la mítica sala madrileña

Dos de los grandes/grandes en uno de los grandes/grandes. O sea, los musicazos Jeff Espinoza y Ramón Arroyo haciendo el paseíllo en la ya mítica sala Bogui Jazz. Todo un lujo, toda una cita imprescindible para disfrutar con estos artistazos el miércoles. Dentro de una semana con una gran programación, como se puede comprobar entrando en su página pinchando aquí.

Que la inspiración te llegue trabajando, decía el genial Picasso. Una frase a la que se apunta otro de los genios que ha dado nuestro país. El eterno Pedro Iturralde, un dios laico de esa religión compulsiva que es el jazz, quien a pesar de sus 86 años, ha decidido comenzar 2016 haciendo lo que más le gusta: tocar su mágico saxofón. Y lo va a llevar a cabo en esa catedral jazzística que es el Bogui, desde el mismo 1 de enero. Una cita imprescindible.