www.diariocritico.com

'Mestiza': la lengua y la memoria

sábado 26 de enero de 2019, 12:36h

Una reflexión sobre la identidad personal, el sentimiento de patria, la conquista de América y el papel de la mujer en la sociedad son los principales elementos del montaje con el que echa a andar una nueva compañía, Ay Teatro. Se trata de ‘Mestiza’, una obra escrita por la joven dramaturga Julieta Soria y dirigida por Yayo Cáceres en el que una maestra de la escena, Gloria Muñoz, encarna la figura de Francisca Pizarro Yupanqui, primera mestiza del Perú, hija del conquistador Francisco Pizarro y la princesa inca Quispe Sisa (hermana de Atahualpa), que vivió en Madrid como dama española a finales del siglo XVI. ‘Mestiza’ puede verse ahora en la Sala Guirau del Teatro Fernán Gómez de Madrid hasta el próximo 3 de febrero.

En el montaje, de unos 70 minutos de duración, se produce el encuentro ficticio del joven Fray Gabriel Téllez (interpretado con soltura y desparpajo por Julián Ortega), que ya firma sus comedias como Tirso de Molina para evitar comprometer a la orden mercedaria en la que procesa, con Francisca Pizarro. Y, aunque inicialmente la mestiza rehúsa cualquier tipo de colaboración con el monje (“No hacen buena pareja pequeños poetas y grandes gestas…”), finalmente accede a contar al dramaturgo su experiencia personal, llena de sinsabores con su marido, Hernando Pizarro (“…me pasé 20 años enterrada. Se me han muerto todos mis hijos, y yo ahora quiero vivir…”), y de recuerdos agridulces en torno a su familia, a sus relaciones con los pobladores aborígenes del Perú, y a su venida a España hace ya 20 años. Recuerdos todos que configuran una visión particular de la historia, vista por una mujer, sobre un pueblo que conquista, el español, y otro que es conquistado, el americano, y la sensación de una persona que –como casi todos los que abrazan un nuevo país y una nueva lengua-, al cabo del tiempo son considerados extranjeros tanto en el lugar del que parten como en el que los recibe.

El montaje está lleno de guiños a la circunstancia concreta de los dos actores -Gloria Muñoz y Julián Ortega son madre e hijo en la vida real-, así como a las diferencias casi abismales que separan las visiones de la vida y del mundo que tienen los dos personajes: hombre y mujer, joven y anciana y español y mestiza a quien Felipe II acaba de quitarle todos sus títulos y riquezas.

La acción discurre en el ático que habita Francisca Pizarro, situado en plena calle del Príncipe de Madrid, en donde la mujer ha decidido encerrarse para huir de las habladurías y la curiosidad del pueblo. Allí, rodeada de plantas, y entre cuatro postes cubiertos de gasas claras para protegerse del sol cuando llega el estío y de las miradas de los fisgones en todo momento, pasa la mayor parte del tiempo la mestiza, y es el lugar donde tiene lugar el encuentro con Tirso.

La función –como no podía ser de otra forma dirigiéndola Yayo Cáceres-, está también salpicada de la música y las canciones de claro perfume hispanoamericano, que interpretan Manuel Lavandera y Silvina Tabbush.

Un amable montaje que tiene la enorme oportunidad de reunir a Gloria Muñoz y a Julián Ortega en un encuentro que permite el lucimiento de ambos, no ya solo como actores, sino también como cantantes. El proyecto une estos nombres a los de Álvaro Tato, Yayo Cáceres y Emilia Yagüe que abren con ‘Mestiza’ la andadura de Ay Teatro.

‘Mestiza’’

Dramaturgia: Julieta Soria

Asesor de dramaturgia: Álvaro Tato

Dirección: Yayo Cáceres

Intérpretes: Gloria Muñoz y Julián Ortega

Músico: Manuel Lavandera

Cantante: Silvia Tabbush

Escenografía: Carolina González

Iluminación: Miguel Ángel Camacho

Vestuario: Tatiana de Sarabia

Ayudante de dirección: Diego Klein

Diseño: David Ruiz

Producción ejecutiva: Antonio Rincón-Cano

Producción y distribución: Ay Teatro y Emilia Yagüe Producciones

Teatro Fernán Gómez, Madrid

Hasta el 3 de febrero de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.