www.diariocritico.com
'Juego de Tronos' 6x09: entrando en territorios de 'El Señor de los Anillos'
Ampliar

'Juego de Tronos' 6x09: entrando en territorios de 'El Señor de los Anillos'

martes 21 de junio de 2016, 11:53h

(((ATENCIÓN ESTA CRÍTICA CONTIENE SPOILERS)))

Un episodio de sentimientos encontrados, éso es lo que ha sido 'La batalla de los bastardos', por un lado la constatación de que 'Juego de Tronos' está llevando el espectáculo televisivo a unos niveles nunca vistos, con un episodio increíble desde el lado visual, a la altura de cualquier gran producción cinematográfica, pero, por otro, la prueba final de que la serie ha perdido el norte (a pesar de que en el episodio de ayer el Norte volvía a manos de los Stark) y se ha traicionado a sí misma, volviéndose previsible y entrando de lleno en el contraste entre buenos y malos, eliminando toda la gama de colores entre el blanco y el negro en la que tan bien se había movido hasta ahora.

Lo que hizo a 'Juego de Tronos' algo especial no fueron los dragones, ni los zombies, ni los hombres sin rostro, ni las brujas rojas, lo que hacía a esta serie, y a los libros, especial era su marcado realismo y su imprevisibilidad. Todos los personajes tenían unas motivaciones, los había más o menos buenos, pero existían los puntos de vista, no todo era blanco o negro sino que había matices. Cuando se llegaba a una batalla podías tener más cariño a uno u otro personaje pero no estaba muy claro cuál de los dos bandos tenía la razón. Por ejemplo, cuando Stannis y Davos atacaban Desembarco del Rey, podías preocuparte por lo que le pasara a Tyrion, pero en el fondo era una batalla entre los ambiciosos Lannister, con el estúpido y malvado Joffrey Baratheon como rey títere, contra el fanatismo de Stannis Baratheon. Cuando los Salvajes atacaban el Muro, podías entender a Jon Snow pero eso no quitaba para que en el otro bando estuvieran varios personajes con los que también simpatizabas, como Tormund o Mance. La balanza podía caer de un lado u otro, pero no estaba muy claro cuál de los dos era el lado correcto. Pero en el último episodio, hemos visto una batalla que no parecía de 'Juego de Tronos' sino de 'El señor de los anillos' y no me entiendan mal, soy el mayor fan de 'El señor de los anillos' (libro y películas) pero los tonos de ambas no podían ser más distintos. En 'El señor de los anillos' nos ponemos desde el principio en la perspectiva de unos niños (o hobbits) que de repente pasan a formar parte de algo mucho más grande que ellos, de algo que les sobrepasa, hay una clara distinción entre el bien y el mal. El mal absoluto se está levantando y hay que hacerle frente, los actos de heroicidad están totalmente justificados, es una visión épica, una lucha entre luz y oscuridad.

Ayer 'Juego de Tronos' entró en ese territorio y no le sentó bien a una historia en la que primaba la inteligencia sobre la épica. Tuvimos una batalla, en la que ya se sabía lo que iba a suceder desde hace tiempo, entre buenos y malos, solo justificada para poder regodearnos con la muerte del gran villano, Ramsay Bolton. Es cierto que no te imaginas a Frodo quedándose a ver como sus propios orcos devoran a Sauron pero lo de ayer fue contra la lógica de la propia serie. Nuevamente un ejército ha pasado por medio Poniente sin ser visto por nadie, algo bastante extraño si tenemos en cuenta que el acontecimiento más chocante que ha ocurrido en todo la serie, la famosa 'Boda Roja', se produjo porque el ejército de Robb Stark tenía que pasar por el territorio de los Frey y para ello tuvo que prometerle casarse con una de sus hijas. Parece que a Lord Frey no le ha importado dejar pasar a Meñique y a los hombres del Valle esta vez. Nuevamente, como en las batallas antes referidas, un ejército aparece en el último momento cuando ya no queda espacio para la esperanza. Hemos visto el 'Abismo de Helm' tres veces en la serie.

La batalla ha sido un éxito de espectacularidad pero ha fallado en el fondo. ¿Por qué Sansa no le dice a su hermano que Meñique y los hombres del Valle están en camino? ¿Por qué la muerte de Rickon ha sido la menos impactante, y posiblemente más tonta (no corras recto, cúbrete tras los hombres en llamas), de todas las del clan Stark? ¿Por qué nos han vuelto a hacer pensar que Jon podría morir cuando sabemos que le pueden resucitar todas las veces que haga falta? Demasiados porqués y poca credibilidad.Ésta vez la batalla ha ido en contra de la propia serie y le ha dado al espectador todo lo que quería, convirtiéndose en totalmente predecible.

El feminismo de 'Juego de Tronos'

Antes en Meereen también hemos visto otra batalla que ya nos sonaba. Daenerys ha puesto en funcionamiento a sus dragones y ha acabado con los Amos esclavistas. La escena ha sido muy similar a cuando se hacía con el servicio de los Inmaculados, por si fuera poco, nos han vuelto a poner la entrada de un ejército al rescate, cuando los dothraki han aparecido muy oportunamente para acabar con los Hijos de la Arpía. En general, ha sido más satisfactorio y ha demostrado el poder de Daenerys, practicamente invencible en las actuales circunstancias. Theon y Yara han llegado a Meereen en un tiempo récord (y eso que les ha dado tiempo para parar en varios burdeles) y han firmado una alianza entre dos mujeres fuertes. ¿Puede ser éste el destino de 'Juego de Tronos'? ¿Un subvertimiento del orden en el que las mujeres (y los tullidos como Theon y Tyrion) se hagan con el poder? Desde luego es la parte es más interesante. Por ahora, Sansa controla el Norte (con la más que probable pedida de mano por parte de Meñique que todavía no ha enseñado sus cartas), Daenerys y Yara han firmado una alianza y están a punto de hacer su desembarco en Poniente, Cersei y Margaery son las principales apuestas de sus respectivas casas y en Dorne (¿alguien se acuerda de Dorne?) las Serpientes de Arena están en el poder. Las mujeres se están poniendo al mando y sustituyendo a una generación de hombres viles y corruptos, ejemplarizados en los padres de Daenerys, Tyrion y Yara.

Queda un único capítulo en una temporada que empezó muy bien pero que ha bajado bastante en los últimos capítulos (principalmente el anterior). La fantasía se ha impuesto cada vez más y el juego de tronos ha quedado arrinconado, lo cuál es normal. Desde el principio de la serie sabíamos que la gran amenaza eran los Caminantes Blancos, el mal absoluto, luego hemos ido viendo quiénes serían los encargados de hacerles frente, Daenerys, Jon, Bran o Tyrion, pero entonces ¿de qué nos sirven las estratagemas del Septón Supremo en Desembarco del Rey o de Meñique en el Norte? ¿Son simples pasatiempos para el momento en el que Jon se lance en plan suicida contra el Rey de la Noche y su ejército de muertos? ¿Aparecerá Daenerys a lomos de Drogon en el útlimo momento para salvarle? Si Jon es Aragorn, Daenerys es Gandalff y sus dragones sus águilas, ¿es Bran Frodo? Si resulta que lo que nos están contando es un cuento y no una historia de adultos, ¿nos han puesto toda la sangre, los desnudos y el sexo gratuitamente? Si la batalla de ayer, en vez de con imágenes espectaculares, nos la hubiera contado George R. R. Martin con palabras ¿nos la hubiéramos creído?

Temporada VI de Juego de Tronos

Juego de Tronos episodio 6x01

Juego de Tronos episodio 6x02

Juego de Tronos episodio 6x03

Juego de Tronos episodio 6x04

Juego de Tronos episodio 6x05

Juego de Tronos episodio 6x06

Juego de Tronos episodio 6x07

Juego de Tronos episodio 6x08

Juego de Tronos episodio 6x09

Juego de Tronos episodio 6x10

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios