www.diariocritico.com
'BoJack Horseman': un último adiós
Ampliar
(Foto: BoJack Horseman)

'BoJack Horseman': un último adiós

miércoles 29 de enero de 2020, 09:48h

Todo debe tener un final y este viernes toca despedirse del caballo más famoso del audiovisual reciente. A pesar de que el equipo creativo de BoJack Horseman tenía planeadas un par de temporadas más, Netflix ponía punto y final a las desventuras del célebre equino el pasado otoño, concediendo a la serie una sexta y última temporada.

Decisión no exenta de polémica pues la cancelación llegó en uno de los mejores momentos de la serie (la quinta temporada está valorada con un 98% en Rottentomatoes y un 92% en Metacritic) a la vez que el equipo de animación de la serie se afiliaba al sindicato TGA (The Guild Animation) en primavera, con el fin de que este velase por el cumplimiento de unos mínimos salariales, planes de salud y de pensiones establecidos por convenio. Este equipo llevaría intentando formar parte de un sindicato desde la primera temporada, pero no ha sido hasta el pasado 2019 en el que se organizaron formalmente. Meses después, llega la cancelación y el timing no puede ser más sospechoso.

Elucubraciones aparte, la segunda parte de la sexta temporada llega a Netflix este viernes 31 de enero. ¿Qué podemos esperar de ellos? ¿Qué podemos esperar de BoJack (Will Arnett)? De aquí en adelante, potenciales spoilers de toda la serie.

Vamos a decir, de entrada, que un final feliz es mucho pedir. Si bien la primera tanda de episodios de la sexta temporada en general apuntaba a un final feliz en el que los personajes completaban sus arcos narrativos acabando en puntos muy positivos, el último episodio dejaba las piezas colocadas para la caída de BoJack. Pues no solo se trata de mejorar, sino de responsabilizarnos de las consecuencias de nuestras acciones. Y BoJack tiene mucho de lo que responsabilizarse. El último episodio emitido (“A Quick One, While He’s Away” T06E08) abría la puerta a varios fantasmas del pasado: Gina Cazador vive con el trauma de haber sido agredida durante un rodaje, Kelsey no encuentra trabajo debido a su previa colaboración con el caballo, dos periodistas investigan la muerte de Sarah Lynn y, en la última escena, la imagen de BoJack que tiene Hollyhock está a punto de cambiar para siempre (“Who is he?”).

Ya en la primera temporada, BoJack se preguntaba si era muy tarde para él. A lo largo de la serie (y ya antes), el personaje ha destruido lo que ha tocado y ha sido responsable de destrozar figurada y literalmente vidas. Desde agresiones a su compañera de trabajo hasta la sobredosis de Sarah Lynn, pasando por la casi pedofilia (“Escape from L.A.”, T02E11, fue el episodio que a muchos nos hizo decir “vaya, esta serie nos va a destrozar”). Nos preguntamos si queremos un final feliz para BoJack pero tal vez la pregunta correcta sea “¿se lo merece?”. ¿Creemos en la redención de alguien así? ¿Es muy tarde para BoJack?

A pesar de que el caballo y la mayoría de personajes que le rodean sean absolutamente autodestructivos, la tesis de la serie siempre ha sido proponer una posibilidad de redención por cada caída, incluso cuando los personajes no la merecen y tropiezan 815 veces con la misma piedra. Por eso, a pesar de los ocho episodios restantes seguramente hagan tocar fondo a BoJack, queremos pensar en la redención, o al menos un final que deje abierta alguna puerta mínimamente esperanzadora. Si BoJack decide o no cruzarla será ya algo que quedará a decidir por el espectador.

En cualquier caso, este viernes se pone punto y final a una de las series de animación (y en general) más relevantes de los últimos años. Si bien empezó como una comedia satírica sobre la vida en Hollywood, BoJack Horseman escogió el camino difícil, convirtiéndose en un producto arriesgado y tratando temas controvertidos como el aborto (“Brrap Brrap Pew Pew”, T03E06) o la posesión de armas (“Thoughts and Prayers”, T04E05), además de una de las representaciones más interesantes de la depresión que hemos visto en televisión. Especial mención a otros dos episodios inolvidables, el mudo y subacuático “Fish Out of Water” (T03E04) y el del monologo durante el funeral, “Free Churro” (T05E06).

Los últimos ocho episodios estarán disponibles en Netflix el viernes 31 de enero. ¿Estáis preparados para decir adiós a BoJack, Diane, Princess Carolyn, Todd y Mr. Peanutbutter?


Xabier Rodríguez Fraile

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios