www.diariocritico.com
Comisario Pierre Moscovici
Ampliar
Comisario Pierre Moscovici (Foto: Comisión Europea @UEmadrid)

La Comisión Europea aumenta el riesgo de desaceleración para España

jueves 07 de noviembre de 2019, 13:34h

Las previsiones de la Comisión Europea para la economía europea arrojan un difícil panorama para el otoño 2019, pese a constatar a que éste será el séptimo año consecutivo de crecimiento y a augurar que la expansión prosiga en 2020 y 2021. Habrá crecimiento, pero de menor empuje. La desaceleración ya está aquí.

Respecto a España, el ejecutivo comunitario empeora las previsiones cuatro décimas con respecto a las previsiones arrojadas en el mes de julio, cuando por el contrario revisó sus cálculos dos décimas al alza.

En concreto, la Comisión Europea prevé ahora que el crecimiento del PIB en 2019 se sitúe en el 1,9% -el Gobierno rebajó recientemente una décima sus cálculos hasta el 2,1%- y baje al 1,5% en 2020 y al 1,4% en 2021.

Asimismo, augura que la tasa de desempleo siga descendiendo, pero a menor ritmo. La tasa de paro en 2019 se situaría en el 13,9%; en el 13,3% en 2020 y en el 12,8% en el 2021.

El comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Fiscalidad y Aduanas, Pierre Moscovici, apuntó que pese a las turbulencias España está fuerte para aguantar y destacó que las tasas de crecimiento previstas para España siguen siendo superiores a la media de la zona euro.

"Pese a las crecientes dificultades, en los dos próximos años todas las economías de la UE continuarán su expansión. Los fundamentos de la economía de la UE son sólidos: el desempleo está en su nivel más bajo desde principios de siglo, y el déficit agregado se sitúa por debajo del 1 % del PIB. Pero las dificultades que se avecinan no dejan lugar para la complacencia. Habrá que recurrir a todos los instrumentos políticos para reforzar la resiliencia de Europa y apoyar el crecimiento", valoró Moscovici.

Zona Euro y amenaza exterior

La Comisión Europea alerta de que la situación en el entorno exterior se ha tornado mucho menos favorable, y la incertidumbre va en aumento.

En la zona del euro, se prevé que el producto interior bruto (PIB) crezca un 1,1 % en 2019 y un 1,2 % en 2020 y 2021. Con respecto a las previsiones económicas de verano de 2019 (publicadas en julio), el crecimiento previsto se ve reducido en 0,1 puntos porcentuales en 2019 (a partir de un 1,2 %) y 0,2 puntos porcentuales en 2020 (a partir de un 1,4 %). En el conjunto de la UE, se prevé un aumento del PIB de 1,4 % en 2019, 2020 y 2021. También en este caso se revisa a la baja con respecto al verano la cifra prevista para 2020 (1,6 %).

"Es posible que entremos en aguas más agitadas: un periodo de gran incertidumbre debido a los conflictos comerciales, el aumento de las tensiones geopolíticas, la persistente debilidad del sector manufacturero y el Brexit. Quiero instar a todos los países de la UE con altos niveles de deuda pública a aplicar políticas fiscales prudentes y a poner sus niveles de deuda en trayectoria descendente. Por su parte, los Estados miembros que tengan margen presupuestario deben aprovecharlo ahora", manifestó Valdis Dombrovskis, vicepresidente del Euro y el Diálogo Social, también responsable de Estabilidad Financiera, Servicios Financieros y Unión de los Mercados de Capitales.

La Comisión Europea alerta de que aunque en todos los Estados miembros se prevé que siga expandiéndose la economía, no es probable que basten por sí solos los factores nacionales para impulsar un crecimiento fuerte.

Inflación

Por otro lado, en la zona del euro, la inflación ha ido ralentizándose a lo largo del año debido a la caída de los precios de la energía y a que la mayoría de las empresas han optado por absorber el alza de los costes salariales en sus márgenes, en lugar de repercutirla en los clientes.

Se pronostica una inflación (índice de precios de consumo armonizado) en la zona euro del 1,2 % este año y el siguiente y un aumento al 1,3 % en 2021. En la UE, sería del 1,5% este año y el siguiente y del 1,7 % en 2021.

En el caso de España, la inflación en tasa interanual se situaría por debajo de la media europea: 0,9% en 2019; en el 1,1% en 2020 y en el 1,4% en 2021.

Deuda y déficit público

En relación a la deuda, la tendencia sigue a la baja pero también a menor ritmo para este y el año próximo, manteniendo las previsiones para 2021 en nuestro país.

España cerraría 2019 con un 96,7% del PIB de deuda pública bruta; tasa que bajaría al 96,6% en 2020 y al 96% en el 2021.

Asimismo, se confirmaría 2019 como por quinto año consecutivo en el que sigue disminuyendo la ratio deuda pública/PIB tanto en los países de la zona euro (86,4 % este año, el 85,1 % en 2020 y el 84,1 % en 2021) como en el conjunto de la Unión Europea (80,6% este año, al 79,4% en 2020 y al 78,4% en 2021).

En cambio, se espera un ligero deterioro de los saldos de las administraciones públicas debido a los efectos de un menor crecimiento y a unas políticas presupuestarias discrecionales algo más laxas en algunos Estados miembros. Si no hay cambio en las políticas, el déficit agregado de la zona del euro pasará de un mínimo histórico del 0,5 % del PIB en 2018 al 0,8 % este año, el 0,9 % en 2020 y el 1,0 % en 2021.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.