www.diariocritico.com

Cómo funciona la garantía de motos nuevas y de segunda mano

Cómo funciona la garantía de motos nuevas y de segunda mano
Ampliar
lunes 25 de enero de 2021, 17:39h

Las motos siempre han sido de gran utilidad en las ciudades, donde el aparcamiento escasea y los atascos son algo cotidiano. Sin embargo, con las nuevas actualizaciones de tráfico en cuanto a los límites de velocidad en zonas urbanas, las motos se han convertido en una opción segura.

La nueva normativa exige que las calles que tienen un único carril por sentido de circulación sean con una limitación de 30 km/h. Esto significa que en torno al 80% de las calles de las ciudades pasan a tener esta restricción de velocidad.

Estas restricciones tienen como motivo los efectos contaminantes de los vehículos. Además de la reducción de velocidad permitida, hay muchos turismos que no pueden circular por el centro de las ciudades por ser contaminantes. Esto está haciendo que las motos sean una de las mejores opciones a la hora de desplazarse en la ciudad.

Ya se conocen muchos beneficios de utilizar motos, y que son absolutamente reales: la menor contaminación, la facilidad para aparcamiento, la descongestión de las carreteras, el no someterse a atascos. Además, ahora que la circulación tiene un control de velocidad más bajo, los posibles accidentes a motoristas se reducen.

Sin embargo, hay algunas consideraciones que debemos tener en cuenta cuando nos decidimos a adquirir una moto.

Existen dos tipos de compras de moto: nuevas o de segunda mano.

Garantía en la compra de motocicletas nuevas

Esta garantía se basa en la ley de garantías en venta de bienes de consumo, LEY 23/2003. Podemos decir que es el mínimo exigible al fabricante cuando adquirimos un producto. De esta ley podemos sacar ciertas conclusiones:

  • El vendedor responderá ante el consumidor de cualquier falta de conformidad que exista en el momento de la entrega del bien. Podemos no adquirir ese bien si en el momento de la entrega no estamos conformes.
  • Si el bien no concuerda con lo convenido, podemos exigir el arreglo o sustitución del mismo. Es decir, si saliera defectuosa o no cumpliera con las características prometidas, podemos exigir ciertas responsabilidades al fabricante o vendedor.
  • Las reparaciones o sustituciones por falta de conformidad con la garantía inicial serán gratuitas para el comprador.

¿Cómo nos aseguramos de que se cumplan estas garantías?

  • La garantía siempre por escrito.
  • Una garantía de, al menos, dos años.
  • Las garantías comerciales suelen coincidir con la garantía legal obligatoria.
  • Existen ampliaciones en la garantía que es bueno conocer y tener en cuenta.
  • Revisar bien las condiciones y aclarar las posibles ambigüedades.

Hay que tener en cuenta que las modificaciones que le hagamos al producto no entrarán en garantía y, además, pueden acarrear ciertos conflictos a la hora de pedir garantías con el producto original.

Si tuviéramos algún problema con la ejecución de la garantía, siempre debemos acudir a la oficina de Atención al Consumidor de tu comunidad o a la Dirección General de Consumo. Es importante seguir los pasos que te indican para poder reclamar esta garantía, ya que, si tomamos medidas por nuestra cuenta y riesgo, podemos estar nosotros incumpliendo cláusulas también.

Garantía en la compra de motos de segunda mano

Si compramos a un profesional, este debe ofrecernos una garantía de, al menos, un año. Igualmente, esta garantía debe estar por escrito y quedar absolutamente clara en el momento de hacer la compra.

Si compramos a un particular, no tiene por qué ofrecernos ningún tipo de garantía.

¿Qué más vas a necesitar además de una moto?

Cuando adquirimos una moto, y ya conocemos sus bases de garantía, debemos tener en cuenta que, además del vehículo, vamos a necesitar más accesorios.

  • Casco

Evidentemente vamos a necesitar un casco, por seguridad y por obligatoriedad. Podemos buscar una marca en específico, pero si no sabes cual quieres aqui te dejo una lista de marcas para saber qué casco nos conviene más y la seguridad de cada uno de ellos. No olvidemos que el casco es aquello que va a salvar nuestra vida si tenemos algún susto. Es el accesorio más importante cuando a la conducción de una moto se refiere.

Por supuesto, siempre es recomendable contar con un segundo casco para nuestra comodidad o por si llevamos a un segundo pasajero.

Recordemos que la utilización del casco es el único elemento obligatorio e indispensable según la normativa. Lo podemos encontrar en el artículo 118.1 del Reglamento General de Circulación 1428/2003:

Los conductores y pasajeros de motocicletas o motocicletas con sidecar, de vehículos de tres ruedas y cuadriciclos y de ciclomotores deberán utilizar adecuadamente cascos de protección homologados o certificados según la legislación vigente, cuando circulen tanto en vías urbanas como en interurbanas.

  • Guantes

Los guantes son necesarios a la hora de conducir una moto, porque todas las inclemencias del tiempo y la velocidad se resienten en las manos. Además, es necesario mantener las manos en una confortabilidad adecuada para que no tengamos problemas a la hora de sujetarnos. Que no nos fallen los reflejos necesarios.

  • Chaqueta de protección

Esta indumentaria es muy recomendable, ya que nos previene de posibles golpes y lesiones. Además, en nuestro día a día como motoristas nos va a aportar la comodidad de no sentir el frío o el calor extremo. Ya que no olvidemos que una de las incomodidades de viajar en moto es que estamos expuestos a las inclemencias climáticas de cada momento.

Esas tres bajo mi punto de vista sería lo indispensable pero luego podemos optar por aumentar nuestra seguridad por ejemplo con unas botas, pantalones de kevlar, airbag en la chaqueta, y demás accesorios que no solo facilitan nuestra conducción si no que además nos protegen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios