www.diariocritico.com
Influencer es un individuo que cuenta con un amplio público y crea contenido en la red
Ampliar
Influencer es un individuo que cuenta con un amplio público y crea contenido en la red

El fenómeno influencer: ¿puede cualquiera convertirse en creador de contenido?

martes 20 de abril de 2021, 10:08h

La creación de las redes sociales ha supuesto un antes y un después en la sociedad, que cada vez tiene más herramientas para compartir sus pensamientos y descubrir el de otros usuarios. Dado que gran parte de los contenidos publicados en la red pueden verse alrededor del mundo, existe la posibilidad de llegar a un considerable público, por lo que múltiples internautas aspiran a convertirse en influencers. Sin embargo, conseguir un público fiel en las redes puede ser más complejo de lo que parece. Por ello, seguidamente, analizaremos el popular fenómeno influencer y veremos sus claves.

El concepto influencer

Para empezar, debemos saber que un influencer es un individuo que cuenta con un amplio público y crea contenido en la red, principalmente en redes sociales. En consecuencia, el sujeto en cuestión tiene una notable influencia en sus seguidores, por lo que debe de seguir una serie de normas impuestas por las plataformas donde trabaje. Por ejemplo, en el caso de subir vídeos a YouTube, debe de revisar su normativa, pues si la incumple en algún vídeo, éste podría dejar de monetizarse o incluso ser retirado, al igual que su cuenta.

En principio, cualquier persona mayor de edad puede ser influencer, pero aun así, podemos distinguir entre dos tipos. Por un lado, encontramos a los personajes que cuentan con fama previa y se crean una red social, como es el caso de numerosos cantantes o deportistas. Un ejemplo evidente es Cristiano Ronaldo, que tiene la increíble cantidad de 275 millones de seguidores en Instagram y 91,8 millones de seguidores en Twitter. Este tipo de usuarios, sobre todo los que presumen de fama mundial, consiguen espectadores rápidamente, dado que ya cuentan con un fiel público.

Asimismo, el segundo grupo de influencers, que conforma la gran mayoría de los creadores de contenido, son aquellos anónimos que consiguen fama gracias a una o más plataformas. Este hecho puede deberse a varias causas, ya sea un vídeo viral o la creación constante de un contenido entretenido que ha logrado agradar a miles de seguidores. Un ejemplo de ello es Iran Khanoom, una instagrammer de 91 años que muestra distintos conjuntos de ropa junto a sus hijas y expresa sus ideas a través de la red social de fotografías.

Otra diferencia entre ambos grupos de influencers es la durabilidad de su popularidad, dado que los segundos tienen una fama más efímera. Por ello, necesitan trabajar más en su contenido para seguir siendo populares. La competencia en esta industria es cada vez mayor, así que es imprescindible mantener al espectador satisfecho o de lo contrario podría buscar otros creadores de contenido con más variedad.

Salto de plataformas

Para entender a la perfección cómo funciona el fenómeno de los influencers, debemos prestar especial atención a las nuevas tecnologías, que nos brindan la posibilidad de escoger entre un amplio abanico de opciones para pasar nuestro tiempo libre. Al igual que hoy en día existe más de una decena de plataformas donde ver series o películas, como Netflix o Disney+, también hay distintas redes sociales con contenidos muy diferenciados.

En los portales dedicados a vídeos y streamings como Twitch se puede observar un sinfín de influencers que realizan distintas actividades. Mientras que algunos explican trivialidades o realizan tutoriales de cualquier tipo, otros se graban jugando a videojuegos de moda o reaccionando a determinados vídeos. Entre ellos destacan los denominados gamers, como el estadounidense apodado “Ninja”, que llegó a tener 14 millones de suscriptores en Twitch antes de mudarse de plataforma.

El paso de una red a otra es algo usual en la industria de los influencers, aunque los contenidos no siempre funcionan de igual manera. Los más reconocidos van incluso más allá, como es el caso de “Willyrex”, el primer youtuber que destacó en España gracias a sus vídeos dedicados a videojuegos. Después de conseguir millones de suscriptores en dos canales de la plataforma, Willyrex ha creado libros e incluso ha celebrado firmas para sus seguidores.

El último proyecto del creador de contenido es una NFT, pues según afirmó en una entrevista con EmprendeAprendiendo, lleva un tiempo interesado en las criptomonedas. Las NFT, a diferencia de divisas digitales como el bitcoin, no son fungibles, por lo que las plataformas de trading online no trabajan con ellas. Las NFTs disponen de otro mercado más arriesgado que se asimila al de las obras de arte, ya que cada unidad es única e irrepetible, y por lo tanto, despiertan el interés de coleccionistas que buscan exclusividad. En consecuencia, si el proyecto de Willyrex funciona, es probable que otros influencers también creen su propia NFT.

Otro ejemplo de creador de contenido que pasó de un sector a otro es “Loulogio”, que después de triunfar en YouTube gracias a sus doblajes cómicos y su carismática personalidad, hizo varias giras de monólogos por todo el país e incluso participó en programas televisivos como Fiesta Suprema o En el aire, con Andreu Buenafuente. Tras ello, publicó varios cómics como El regreso del hombre pez o El don.

Las claves de los creadores

A grandes rasgos, no existe una fórmula mágica para convertirse en un influencer, pero sí que encontramos varias características que la mayoría de los creadores cumplen, como la constancia, la interacción constante con su público y el cumplimiento de retos o modas virales. Otro punto que parece ser clave es centrarse en una audiencia potencial, como hizo el tiktoker “Nachter”, uno de los españoles más conocidos de la red social. Para ello, Nachter se propuso crear una serie de vídeos humorísticos que puedan ser vistos por todos los públicos, así que realiza distintas parodias de conversaciones cuotidianas con las que cualquiera se puede identificar.

En definitiva, se puede concluir que las redes sociales ofrecen un destacable número de opciones para los creadores de contenido, que pueden centrarse en aquello que más les divierta o les guste. Así pues, cualquier persona puede convertirse en influencer, que si bien puede parecer fácil, es un trabajo que requiere esfuerzo y dedicación constante. Aquellos que tengan un éxito notable, pueden trasladar sus seguidores a distintas plataformas, e incluso aventurarse en otros proyectos como libros, criptomonedas o espectáculos en vivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios