www.diariocritico.com

¿Puede tu cachorro tener un tratamiento antiparasitario?

Los cachorros también necesitan desparasitarse
Ampliar
Los cachorros también necesitan desparasitarse
viernes 15 de octubre de 2021, 10:30h

Desparasitar cachorros es un paso fundamental antes de que salga a dar su primer paseo. Los cachorros suelen ser muy inquietos y les encanta descubrir cosas nuevas todo el tiempo. Por ello buscan atención, exploran, sobre todo durante los primeros paseos en los que sienten ganas de comerse todo lo que van encontrando en el camino. Para ellos es una forma de ir descubriendo poco a poco su entorno y entender cómo funciona. Los primeros paseos suelen ser toda una aventura, divertidos, graciosos y una lección cada día. No obstante, resulta muy importante cuidar a los cachorros en esta etapa en las que son tan vulnerables.

¿Cuáles son los principales parásitos en cachorros?

Los parásitos en cachorros son más comunes de lo que creemos y principalmente suelen aparecer en esta etapa porque presentan una vulnerabilidad extrema. Por ello, se recomienda realizar un control antiparasitario mensual para llevar un control exhaustivo de que todo va bien. Entre los parásitos más habituales se encuentran:

Parásitos externos. Suelen presentarse en aquellos cachorros que tienen contactos con el exterior desde que nacen. Ya sea porque tienen acceso al jardín o viven en el campo. Entre los parásitos externos más habituales destacan: las garrapatas o las pulgas. Las garrapatas pueden provocar enfermedades bacterianas y causar anemia, mientras que las pulgas pueden transmitir alergias, anemia e incluso parásitos intestinales.

Los parásitos internos. Los más populares afectan al intestino provocando pérdida de apetito, de peso o diarrea. Entre los más destacados se encuentran:

Nematodos. Pueden aparecer por la ingesta de excrementos, leche materna o incluso por la piel. Los síntomas más comunes son: diarrea, anemia o incluso bronquitis.

Protozoos. Suelen aparecer por la ingesta de excrementos, pelo de los hermanos o de la madre. Habitualmente suelen lamer estas sustancias mientras juegan. Habitualmente se reconocen estos parásitos en el cachorro por la pérdida de apetito o la bajada de peso.

Tenias. Son gusanos que se introducen en el cachorro por ingerir una pulga que porte la enfermedad. Suelen sentir picazón en la zona del ano, por lo que cada vez que vayan a expulsar sus excrementos, arrastrarán esta zona por el suelo.

Debido a la presencia de este tipo de parásitos, resulta esencial un control exhaustivo durante los primeros meses de vida. Muchos veterinarios recomiendan que se realice una desparasitación mensual con el fin de mantener un control estricto, sobre todo en época de crecimiento. Habitualmente hasta los seis meses, sería lo recomendable. Mantener sano a nuestro cachorro, ayudará a que pueda crecer con naturalidad y que no presente ningún problema grave durante esta etapa.

La mayoría de las personas creen que al ser pequeños no tienen por qué desparasitar, pero lo cierto es que es la etapa en la que más riesgo corren, sobre todo con los parásitos internos que suelen ser los que más daños causan. Para desparasitar a un cachorro se puede usar tanto pipeta como pastilla, el formato que mejor se adapte al pequeño. La mayoría de las veces resulta más fácil llevar a cabo la desparasitación a través de la piel. No obstante, en el mercado hay multitud de opciones entre las que escoger, asesórate por profesionales.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios