www.diariocritico.com

Sofía Castañón (Podemos): "La igualdad no es algo que se pueda hacer un poco más. Es o no es"

sábado 20 de febrero de 2016, 10:46h
Sofía Castañón (Podemos): 'La igualdad no es algo que se pueda hacer un poco más. Es o no es'
Ampliar
(Foto: Dani Gago/Podemos)
Sofía Castañón es diputada de Podemos por Asturias y portavoz en la Comisión de Igualdad. Con 33 años es además escritora y realizadora audiovisual. Cuenta a Diariocrítico que considera urgente poder dar respuesta al problema de la violencia machista y que, para ello, el primer paso es reconocer que la raíz está en el sistema patriarcal ¿Una medida a corto plazo? Asegurar la alternativa habitacional a las víctimas (o supervivientes) de la violencia machista.

Castañón recibe a Diariocrítico en su despacho de la cuarta planta del Congreso de los Diputados. Es una estancia pequeña pero luminosa, en la que el calefactor y la sólida mesa tras la cual se sienta la diputada ocupan gran parte del espacio. Ella es la portavoz de Podemos en la Comisión de Igualdad, constituida hace apenas una semana y media, y en la que hay mayoría incuestionable de voces femeninas. No ocurre lo mismo en el conjunto del Congreso, donde las diputadas suponen el 39,4% del total. Aún así, es la cifra más alta de mujeres desde 1979.

Ya ha empezado la legislatura y nos hemos encontrado con que ha habido un aumento en el porcentaje de mujeres diputadas en el Congreso, ¿esto por sí solo ya es un paso adelante?

En la medida en la que tenemos más mujeres diputadas que en toda la historia, eso evidencia que hay un cambio en la sociedad que lleva tiempo avanzando hacia una igualdad que, a día de hoy aún no se ha materializado, pero que vamos en ese camino. Evidentemente, la presencia de mujeres en el Congreso hace que podamos plantearnos hablar del Congreso de los diputados y las diputadas porque aquello que no se nombra, no existe. Y es muy importante nombrar las cosas, nombrar a las personas, para demostrar su existencia. Pero no basta con que haya presencia de mujeres. Tenemos mujeres como Margaret Thatcher que no me parece que sean referentes feministas. Lo que es necesario es un cambio de paradigma, un nuevo enfoque feminista de la política. Queremos feminizar la política para que sea evidente y tangible que se puede hacer política de otra manera. Y ahí los compañeros varones que también son feministas son clave.

Pero, por ejemplo, ¿cuándo veremos una presidenta mujer? ¿Cree que eso es un 'techo de cristal'?

Creo que no es tan techo de cristal. Pero defiendo que no se trata de que la presidenta sea una mujer, no es una cuestión del género que tenemos, sino de la ideología que llevamos. Es importante plantear que no basta con que sea una presidenta mujer, sino que sea una persona que tenga pensamiento feminista. Evidentemente, que sea una mujer generará referentes. Pienso en Ada Colau, en Mónica Oltra, incluso en Manuela Carmena... . Ada Colau contaba que ahora las niñas ya no quieren ser princesas, quieren ser alcaldesas. Tener referentes así, pero referentes con un pensamiento feminista, que quieren hacer política de otra manera, que no van a golpe de testosterona -porque entonces, no vale, y da igual que sea una mujer quien lo esté haciendo- creo que hace que podamos empezar a plantearnos que si los referentes que tenemos son de mujeres en puestos de responsabilidad, las niñas sentirán que ellas también pueden tener puestos de responsabilidad.

Usted es integrante de la Comisión de Igualdad, ¿cuál cree que deberían ser los grandes objetivos o los grandes acuerdos a alcanzar en este tema?

Hay cuestiones de tremenda urgencia, que tenemos que considerar cuestiones de Estado, y, sin duda, la violencia machista es algo que hay que considerar una cuestión de Estado. Y entender que la violencia machista -y por eso decimos machista y no de género- afecta a personas, a mujeres fundamentalmente, pero también a hombres. Tenemos que pensar que son víctimas de la violencia machista niños, niñas, hombres, y creo que es necesario tener la responsabilidad que merece un tema de tal urgencia. Confío en que desde todos los grupos parlamentarios se de una responsabilidad política como para encontrar un acuerdo, un consenso, y dar una respuesta responsable a este gravísimo problema.

Pero precisamente parece que todos los partidos coinciden en que la violencia de género es un problema grave ¿Usted cree que habrá discrepancias a la hora de cómo solventar este asunto?

Hablamos de violencia machista e, insisto, hay que entender que esto no sucede sólo en el ámbito de la pareja. Hay agresiones y violencia hacia la mujer que trasciende ese ámbito. Hay que hablar de la violencia sexual, de la desigualdad laboral, de la brecha salarial tremenda que impide que las mujeres dispongamos de una mayor independencia y no hay que obviar en absoluto las causas y los problemas estructurales por los que se da la situación de la violencia machista.

Solamente se puede acometer desde ahí, entendiendo cuál es el orígen y cuál es el problema. Y el problema es que vivimos en un sistema patriarcal. Igual que no tenemos sonrojo en decir que vivimos en un sistema capitalista, deberíamos no tenerlo tampoco en decir que vivimos en un sistema patriarcal. Ese es el primer camino: localizar el problema para poder ir dando soluciones acorde con la realidad que hay, no con la realidad que queremos lograr. Y esto se hace con un enfoque feminista, sin lugar a dudas.

Pone el enfoque en la raíz, que es mucho más profunda. Entonces, ¿qué tipo de respuesta urgente o a corto plazo se puede dar desde las instituciones?

Nosotras llevamos en nuestra propuesta de Ley 25 de emergencia social un punto muy claro para dar una respuesta inmediata, que es habilitar viviendas para las personas víctimas de violencia machista -aunque a veces más que víctimas, me apetece decir supervivientes- y creo que esa es una medida concreta y muy urgente. Pero además en nuestra propuesta de Gobierno llevamos unas medidas más amplias que permiten acometer de una manera radical y responsable la cuestión de la violencia machista.

Castañón acude a la constitución de la Comisión de Igualdad el pasado 10 de febrero/ Foto: Dani Gago (Podemos)

Ahora hablaremos de algunas medidas concretas de Podemos, pero me gustaría incidir en algo que ha dicho sobre el tema de la denominación de violencia machista. Muchas veces el debate empieza en el propio nombre ¿Qué le diría a quienes piden que la violencia ejercida contra el hombre dentro del ámbito de la pareja tenga una consideración similar?

Claro, es que yo creo que ahí está parte de la importancia de la cuestión del nombre. Entendemos que la violencia machista no sucede sólo dentro del ámbito de la pareja sino que es una violencia que se ejerce por unos parámetros patriarcales hacia mujeres, pero no únicamente mujeres, porque es un problema estructural. Se ejerce contra los niños, contra las niñas, contra los familiares, con amigas, con amigos, con parejas,... Es decir, no es una cuestión de que suceda en la pareja sino que tenemos un problema de paradigma patriarcal de cómo relacionarnos y desde ahí se ejerce la violencia machista.

Ciudadanos ha anunciado que está avanzando con el PSOE en la creación de una nueva ley que contemple lo que ellos denominan la "violencia intrafamiliar", que se desarrollaría al margen de la ley sobre la violencia contra la mujer ¿Podemos apoyaría esta nueva norma?

Lo que planteamos desde Podemos con absoluta claridad es que si hablamos de violencia machista es porque hay una violencia estructural hacia las mujeres que también puede afectar a las personas cercanas a esas mujeres y que es una violencia que sí se da en el ámbito de la pareja o la familia, pero es una violencia también sexual porque te pueden agredir por la calle personas que no te conocen absolutamente de nada. Y esto es una situación a la que los hombres no están expuestos.

Te pueden agredir con una precariedad laboral discriminatoria por tu condición de mujer, te pueden agredir porque no hay unos sistemas de conciliación que permitan que las mujeres estén en el mundo laboral en la misma manera que los hombres. Es decir, hablamos de violencia machista porque se ejerce de muchas maneras y está dirigida hacia las mujeres en la medida que tiene un origen patriarcal.

Colateralmente también afecta a los hombres porque nos coloca en una situación de roles, por nuesto género, que también resta derechos a los hombres. Y pienso en el derecho a la crianza: ahora mismo no hay ningún derecho que sea transferible salvo el de la crianza, que los hombres pueden trasferirlo a sus parejas. No tiene ningún sentido que un derecho sea transferible. No ocurre con ningún otro y se está impidiendo, por un lado, que los hombres ejerzan la crianza y, como tenemos un sistema patriarcal, se está volcando la crianza hacia las mujeres y se está dificultando una igualdad en el ámbito laboral.

Y, más allá de la propuesta de asegurar alternativa habitacional a las víctimas de violencia machista, ¿qué otra medidas concretas se pueden poner en marcha ya? Porque usted está dibujando un panorama bastante complejo.

Nosotras queremos poner muchas medidas en marcha pero entendemos que estamos en una situación en la que eso está pendiente de que se conforme un Gobierno que, por cierto, es una responsabilidad que ahora mismo no está cayendo sobre Podemos. Eso sí, estamos planteando una propuesta de Gobierno porque esto nos lo tomamos muy en serio y porque creemos que esto tiene mucha urgencia.

Por tanto, las medidas que planteamos es atacar esto desde su estructura. Entendemos que, además de dar respuestas concretas como va en la Ley 25, es necesario tratar esto desde la transversalidad. Estamos hablando de la mitad de la población, no estamos hablando de sectores o colectivos, y eso tiene que ir hacia una igualdad salarial, hacia una igualdad en el mundo laboral que permita una mayor autonomía e independencia.

Me gusta una frase de María Pazos que se decía el otro día en el desayuno informativo que hizo la PPiiNA (Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción) que es: "Un poco más de igualdad, sigue siendo desigualdad". La igualdad no es algo que se pueda hacer un poco más. La igualdad es o no es. Y por eso esto tiene que ser un planteamiento estructural.

Además entendemos que, como es una cuestión de derechos, nos vamos a tener que entender porque no tiene sentido que estemos pensando que ahora mismo la mitad de la población no cuenta con los mismos derechos.

La diputada de Podemos Sofía Castañón participa en un acto de la PPiiNA en el Congreso/ Foto: Dani Gago (Podemos)

Una de las propuestas del PSOE es la recuperación de un ministerio exclusivo para Igualdad y vosotros lo habéis recogido también en vuestro programa de Gobierno. Sin embargo, en el programa electoral para el 20-D sólo contemplabais una secretaria de Estado de Igualdad ¿Por qué habéis cambiado de opinión?

Está bien que haya un ministerio de Igualdad, siempre y cuando se le dote de recursos y no se le deje morir, como ya ha ocurrido en el Gobierno de Rodríguez Zapatero. Entendemos que hay que dotarlo de recursos y además darle el peso que tiene que tener un ministerio. Las cosas no tienen que estar sólo en el papel, tienen que responderse con hechos y con dotación de recursos y, por tanto, darle la importancia que merece.

Y hablando de recursos, en vuestro documento de Gobierno también se propone que la partida presupuestaria para la lucha contra la violencia de género sea, como mínimo, de 77 millones de euros. Esto supondría un aumento considerable ya que ahora se destina alrededor de 25 millones de euros ¿De dónde sacaríais los 52 millones que faltan?

Llevamos una memoria económica en nuestra propuesta de gobierno. Somos la única formación política que ha adjuntado una memoria y la llevamos precisamente para que todo quede muy claro.

Pero en la memoria económica también se detallan gastos bastante considerables en otras partidas como sanidad o educación ¿Cuadran las cuentas?

Las cuentas salen. Por eso está publicada y accesible la memoria económica. Es decir, precisamente para que no tengamos que dar explicación personas que no somos economistas, como es mi caso, está esa memoria para demostrar que las cuentas salen.

Es terrible hablar en estos términos, a mi me parece terrible, pero creo que es eficaz. Una sociedad más justa es una sociedad más eficiente y más productiva, pese a todo lo que nos dicen.

Por otra parte, en el documento del PSOE en este caso, se ha obviado el tema del aborto, aunque en su programa electoral sí se especifica que propondrían volver a la ley de plazos de 2010 ¿Estaríais de acuerdo?

Nosotros lo que planteamos es que hay un derecho absoluto a decidir sobre nuestros cuerpos y entendemos que hay una ley que respete esos derechos. Nadie puede decidir sobre el cuerpo de una persona y parece que se ha asumido que sobre el cuerpo de las mujeres se puede opinar y se puede legislar.

Pero incluso en vuestro programa está explicado de forma algo ambigua ¿estáis de acuerdo con los plazos o no, más allá de lo que proponéis sobre que la mujer pueda acudir a la sanidad pública?

Lo que defendemos es que el cuerpo de las mujeres sea de ellas, que ellas puedan decidir sobre su cuerpo y que nadie pueda legislar sobre eso, independientemente de la edad que tengan.

Y una pregunta más genérica para cerrar ¿Qué cree que puede aportar Podemos en el área de Igualdad que sea distinto a lo que, por ejemplo, ya ha propuesto el PSOE?

Creo que lo que tenemos es un pensamiento trasversal. Es necesario tener una comisión, plantear un área, pero creo que la igualdad es algo que ha de atravesarnos porque estamos hablando de la mitad de la población. Y esa mirada feminista de igualdad va a estar presente en todas las área y en todas las comisiones. De eso venimos. Además, aportamos porque somos sociedad civil organizada, somos colectivos que llevamos mucho tiempo en esta lucha y lo único que hacemos es recoger eso que somos y traerlo a las instituciones. O sea que aportamos realidad, realidad de lucha de muchísimos años, porque a la lucha de nuestras madres, de nuestras abuelas, de la genealogía que nos precede, nos debemos. Y al futuro de nuestras hijas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Foro asociado a esta noticia:

  • Sofía Castañón (Podemos): "La igualdad no es algo que se pueda hacer un poco más. Es o no es"

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    40628 | Ángeles - 05/03/2016 @ 07:01:37 (GMT+1)
    Completamente de acuerdo pero no suficiente.
    La educación es un amplio campo de experiencias vivenciales, desde la familia, la escuela, la sociedad.
    Las tareas domésticas compartidas es un buen comienzo pero en quien recae mayoritariamente el control de la natalidad, el cuidado y crianza de las criaturas, de las personas enfermas, mayores, de la economía doméstica, de las relaciones familiares, etc. etc.
    ¿Qué hace la escuela al respecto? Están juntos niñas y niños pero en un sistema patriarcal que no se ha modificado en absoluto.
    Desde los libros de texto hasta las tareas y juegos de recreo están sesgados, definidos según roles.
    ¿Y la escuela de los hogares que entra sin llamar es decir la TV?
    Qué modelo presenta de la mujer y el hombre...
    Los estereotipos se refuerzan con la absoluta falta de respeto a la persona y ahí estamos en estos momentos.
    40479 | Telémaco - 21/02/2016 @ 09:24:53 (GMT+1)
    ¿Comisión de Igualdad? El Ministerio de Pluridesigualdades propuesto por los podemitas significa más para los más ricos (País Vasco, 30.000 euros per cápita), menos para el resto. Si hay que hacer una consulta hay que preguntar a todos, no sólo a los más adinerados (Cataluña 27.000 euros PIB per cápita) que no quieren redistribuir la riqueza con quienes son menos afortunados (Andalucía, 17.000 euros PIB per cápita, Extremadura, 16.000 euros). El mal llamado “derecho a decidir” esconde el voto reservado sólo a los pudientes. Eso se llamaba sufragio censitario, era propio del siglo XIX y sólo sirve para ahondar las desigualdades entre los españoles más ricos y los más pobres. Los politólogos necesitan unas clases sobre Ciencias Políticas.
    40474 | Luis - 20/02/2016 @ 20:34:32 (GMT+1)
    La igualdad no existe. Nada hay en el universo que sea igual. Parecidos: infinitos.
    En cuanto a vivir en sociedad humana, pues es solo cuestión jurídica.
    En cuanto a relaciones humanas, son cuestión de educación la cual comprende respeto a las normas (leyes) que cada sociedad ha instituido.
    Digo yo.
    40471 | Manuel Ch - 20/02/2016 @ 15:03:48 (GMT+1)
    El machismo nace de la educación desde pequeños. Yo mayor de 6 hermanos desde los 7 años tuve que hacermelo todo, incluida mi cama, luego más mayor la cena y barrer y fregar sin complejos. Resultado jamás he pensado que una mujer sea menos que yo, más bien he aprendido que una mujer es una persona que da y donde nace la vida, osea ser madre... por eso jamás he pegado ni maltratado a una mujer.. jamás se hace eso con una madre.Asi mismo se lo hice entender a mi hijo desde pequeño. Es de tener claro en la ley la no discriminación de sexos.. la brecha de salarios es por la incompetencia de nuestros arcaicos e inutiles sindicatos, sólo con eso se entiende que una mujer cobre mucho menos que un hombre. La educación que damos cada día a nuestros hijos será el triunfo como persona de ellos.. en igualdad.. hacer una cama y fregar.. niños y niñas desde pequeños para que mañana sean compañeros y no maltratadores.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.