www.diariocritico.com

'Forocoches' ofrece su lado más solidario: silla de ruedas y ayudas para un jubilado necesitado

'Forocoches' ofrece su lado más solidario: silla de ruedas y ayudas para un jubilado necesitado
Ampliar
martes 28 de marzo de 2017, 08:33h

El colectivo de 'Forocoches' se anotó un puntazo en su imagen con la campaña para recaudar dinero en apoyo de Juan, un jubilado desbordado por sus gastos y sus cargas familiares. Este hombre había pedido ayuda en redes sociales para comprarse una silla de ruedas mientras espera una operación de cadera, algo que no podía permitirse a través de los ingresos de su pensión, ligeramente superiores a 900 euros.

'Forocoches' pronto se interesó por Juan pero quiso comprobar 'in situ', conociéndole en persona, que no se trataba de las ahora ya tristemente habituales falsas campañas que muchos particulares inician par sacar dinero engañando a miles de personas que con su afán de solidaridad, caen en sus trampas. El jubilado les abrió la puerta de su casa y los representantes de este colectivo forero de Internet pudo ver que todo era cierto: Juan se hacía cargo de un hermano en paro y su sobrina con los 900 euros de pensión, y se tomaba muy en serio las cuentas porque incluso les mostró los gastos que llevaba ya hasta mediados de este mes de marzo. Superaban los 1.000 euros, con lo que ya había superado los ingresos que tiene.

Entre esos gastos se puede ver claramente cómo destina lo poco que gana en el alquiler, devolver un préstamo, pagar la luz, el agua, el gas, el teléfono y poco más, ya que apenas le queda dinero para el supermercado. Fue entonces cuando 'Forocoches' se puso manos a la obra y se quitó su mala fama de 'trols' de internet para recaudar dinero. Muy pronto lo hicieron, y cuando llegaron a una cantidad superior a 400 euros detuvieron la colecta y acompañaron a Juan a comprar la silla que más quisiera. Él eligió modestamente una de tan sólo 300 euros y el resto del dinero lo emplearon en 'Forocoches' para ir al supermercado y comprar productos básicos. Le pidieron que se concediera un capricho y el anciano pidió un poco de jamón serrano, ya que hacía tiempo que no podía probarlo por la falta de dinero.

Una historia de solidaridad en los días tan duros que vivimos en la sociedad española y que reflejan que, primero, no todo es malo en este tipo de colectivos con mala fama en Internet; y, segundo, que nos queda mucho como sociedad para salir de la crisis y tener un verdadero Estado del bienestar. Que un jubilado no pueda desplazarse por no poder costearse una silla de ruedas -Cáritas no se la costeó porque descartó su caso- y que no pueda ni comprar unos mínimos adecuados de alimentación significa que algo estamos haciendo mal... muy mal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios