www.diariocritico.com
Las cifras se ponen del lado de las hipotecas

Las cifras se ponen del lado de las hipotecas

jueves 02 de noviembre de 2017, 16:58h

Comprar un coche o una vivienda es una decisión difícil, en gran medida, por el desembolso de dinero que supone. Sin embargo, los datos se muestran favorables a este tipo de préstamos y las cifras van al alza. Eso sí, si bien es cierto que una hipoteca puede ayudarnos mucho en un determinado momento, es una decisión que se prolongará a medio y largo plazo. Por eso, es conviene recordar que pedir una hipoteca debe ser un acto reflexionado, en el que valoremos varios aspectos.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, correspondientes al pasado mes de agosto, el número de hipotecas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad fue de 26.583, un 29,1% más que en agosto de 2016. Las cifras presentan así una subida importante. Si nosotros pensamos también en lanzarnos en esa aventura, deberemos tener en cuenta factores como nuestra situación personal, el precio del producto, el modo de devolución, etc. Solo así aseguraremos su éxito.

Nuestra situación personal

Antes de lanzarnos a ver las distintas ofertas que existen en el mercado, es recomendable analizar nuestras circunstancias personales. Este proceso pasa por una valoración de nuestros ingresos y gastos habituales, observando qué pesa más en el balance total. ¿Qué ingresos constantes solemos tener cada mes? ¿Por cuánto tiempo tendremos dichos ingresos? Para responder a estas preguntas nos cuestionaremos sobre temas como nuestra situación laboral (contrato temporal, contrato definido, etc), el tipo de salario, etc. Por otra parte, nos preguntaremos: ¿Qué gastos tenemos habitualmente? ¿De qué parte de ellos no podemos prescindir? En la respuesta incluiremos gastos como el alquiler, transporte, alimentación…

Echar un ojo al mercado

Una vez analizada nuestra situación, que no es otra cosa que nuestras condiciones personales, podremos saber a qué productos podemos acceder. Para compararlos y conocer sus características existen plataformas como la que ofrece OpenBank, que actúa como un banco online, y que nos permiten un método de criba que incluye por ejemplo, el precio de la vivienda, la cantidad que queremos solicitar, el tiempo de devolución, etc.

La letra pequeña de las ofertas

Tras localizar algunas ofertas que nos parecen interesantes, deberemos analizar y comparar criterios más concretos pero muy importante. Uno de ellos es el tipo de interés del préstamo. En el mercado actual, existen hasta tres tipos diferentes: hipoteca variable, hipoteca fija e hipoteca mixta. En el primer caso, el interés se calcula en base al euríbor, que será el que fije la cuota mensual. En el caso de las hipotecas fijas, el tipo de interés será el mismo todos los meses, sin verse alterado por el euríbor. Por último, las hipotecas mixtas, son un híbrido de las dos anteriores.

Otro elemento que no deberemos dejar de lado son las comisiones que implica el préstamo. Aunque no todas las entidades bancarias las solicitan sí que debemos fijarnos en ellas. Estas pueden ser de apertura y estudio, como pago de las gestiones que realiza el banco, necesarias para formalizar nuestra hipoteca, o de desistimiento, en el caso de que cancelemos nuestra hipoteca sin haber procedido a la devolución total del préstamo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios